Nunca Más Volumen III: Báculo de Bosque del Cuervo (2da Parte)

Primera Parte

No podía mirar otra cosa… mi PRECIOSISIMO Palo_Poe 2do Edición.

Lina tuvo que darme una patada (a la altura de un gemelo, sea dicho de paso) para que volviera a la realidad.

– Hay mucho que hacer… ¡Estoy lista para convertir ese palitroque nuevo en un Arma Ascendida.

Y a quien le importa eso: ¡Mi Báculo ahora es perfecto! Le acababa de elegir la mejor opción para hacer que cualquiera que se acercara a mi, acabara chamuscado por fuego… achicharrado por hielo, electrocutado por aire y con hemorragias graves gracias al elemento de tierra.

– Treinta y Cuatro nuevos objetos…

– Eing… – Aquello me sacó de mi maravilloso pensamiento.

– De los 34 objetos tu nuevo báculo (creado por mi ejem) forma parte de la lista, pero necesito aún treinta y tres más.

 

Que Asura más aguafiestas…

Lo primero: Conseguir el Volumen III de esta colección. Eso sería fácil. Ya sabemos quien posee los volúmenes, el Maestro Artesano Hobbs. Y ya que iba, Lina me pidió que le consiguiera la receta de los dos únicos objetos que debía fabricar para mí de esta lista, el resto… era cuestión de buscarlos por toda Tyria.

Tras acercarme al lugar en el que el Gran Maestro Hobbs atiende a los que le preguntan, adquirí a cambio de esquirlas y mucho karma tres objetos: El Volumen III, la Receta para Catalejo Sutil, y la Receta para la Unidad de Contención de Espíritus.

Lina tardó unos segundos en aprender las dos nuevas recetas:

En el caso del Catalejo Sutil, el material estaba prácticamente hecho: 10 Lingotes de Oricalco, 2 Láminas de Ambrita, 2 Pegotes de Ectoplasma y 50 Montones de polvo de hematites. En el caso del segundo, la cosa era distinta: el Pegote de Materia Oscura sí tenía (se consigue usando reciclaje en objetos exóticos), las 5 Matrices Estabilizadoras, opté por el Bazar del Comercio del León Negro y tirar de monedero… Y en cuanto a las 3 Tablas de Madera Espiritual, de nuevo un elfo me adelantó el trabajo (que tendré que fabricar ahora para él con calma, una al día, no da la cosa para más con el condenado pegote) El caso es que gracias a ese empujón… Eran cuatro objetos menos de la lista.

– Bien, ahora ya es cosa tuya.- dijo Lina.- Toma estos dos objetos, guárdalos contigo allá donde vayas y busca cuervos por toda Tyria. Cuando localices uno, usa el Catalejo Sutil, al activarlo atrapará su esencia en la Unidad de Contención, y su espíritu quedará dentro.

– ¿Y ya está?

– Seguiré haciendo un pegote por día, y mandaré 3 Tablas Espirituales con Cuervo mensajero a los Aldesaar. Después seguiré fabricando, nunca se sabe. Además… la lista es larga. Mucho por hacer para conseguir el Cofre del Espíritu Salvaje de esta colección.

Buscar cosas… ¡Soy Feliz! Y además cuervos… De momento tomé la lista y me preparé para hacer ruta.

La lista era tremendamente larga, y por lo que veía a primera vista, con la necesidad de acceder a Fractales de la Niebla para tres de los cuervos que pedían, y tener que cruzar a Corazón de Maguuma para otro tanto. Por desgracia con tanta dedicación a la futura Legendaria casi ni había pisado la zona, era le momento perfecto para visitar estos nuevos lugares. Intentaría primero conseguir los de la Tyria que conocía. Releí un par de veces más la lista. Además del nombre del espíritu del cuervo, la lista incluía una pista del lugar por si el título no lo dejaba claro. Por lo que había leído hasta ahora la mayoría me sonaba muchísimo sin necesidad de pista.

Allá vamos Espíritu del Cuervo… Guíame:

Persigue al espíritu a través de la colina. Colinas hay muchas en Tyria… Para no arriesgar usé la pista. Cerca del cofre del tesoro de las profundidades de la Colina del Chamán, en las Colinas de Caminante. Mi tierra… regresaba a casa. Conocía al dedillo el lugar que describía el cuervo a localizar. He pasado millones de veces por allí, y precisamente ese lugar fue donde realicé mi primera prueba de salto dedicado a mi familia: los Ravendeath. Debía ir hasta Colinas del Caminante, al punto de ruta más cercano a la Colina del Chamán, y realizar la prueba de salto y enfrentarme a los Espíritus Salvajes: Cuervo, Osa, Lobo y Leopardo de las Nieves. Al cruzar el umbral allí estaba el cofre de la prueba y mi primer cuervo.

Espíritu del Cuervo en Colinas del Chamán, Colinas del Caminante, Montañas Picoescalofriantes

Persigue al espíritu del Albergue. De nuevo hay varios albergues en Tyria. La mayoría de los hogares Norn llevan ese nombre. En el mismo Holbreak, existe un Gran Albergue. Tendría que utilizar la pista. Cuervo detrás del Albergue de la Lechuza, en los Cúmulos de Guaridanieve. Ahora sé a qué Albergue se refiere. Sólo hay un Albergue dedicado al Antiguo Espíritu de la Lechuza, en Cúmulos de Guaridanieve (hay otro en Hoelbrak, y otro en el Paso de Lornar). Es más, la zona se llama casi igual. Matadero de la Lechuza y es un antiguo Albergue dedicado a este espíritu, hoy abandonado. Tras dirigirme allí y echar a los Hijos de Svanir que se habían hecho con el lugar, localicé al preciado cuervo detrás del edificio, tal y como se indicaba en la pista.

Espíritu del Cuervo en Matadero de Lechuza en Cúmulos de Guaridanieve, Montañas Picoescalofriantes

Persigue al espíritu al otro lado de las Lágrimas. Vale, aquí no me hacía falta pista ninguna. Recordaba un lugar en Tyria con ese nombre. Bueno, realmente no aparece con ese nombre, sólo sabes que estás en él si localizas el lugar. Viajé a Bosque de Caledón al teletransporte sur del Pantano de Wychmier. Al viajar hacia el sur, alcancé un pequeño lago y una aldea de hyleck hostiles. Tras acabar con ellos, localicé una piedra del suelo y la lancé contra un enorme escudo en una de las puertas de madera del final de la aldea… allí se abrió mi puerta. El camino que me quedaba no era nada fácil. Tenía que sortear a un montón de Hylek dispuestos a envenenarme en mi camino. Al llegar al final del pequeño laberinto… allí estaba. Una enorme roca con las llamadas Lágrimas de Itlaocol en el suelo.

Puzzle Lágrimas de Itlaocol, Bosque de Caledon, Jungla de Maguuma

Tras quitar todas las lágrimas de las rocas del suelo, sabia que tenía que colocar en dos fases las piedras según se veían en la cara de Itlaocol. En cuatro ocasiones tras acabar escuché un pequeño derrumbamiento, y con el último, se abrió la puerta. Al otro lado, mi cofre… y mi cuervo. Usando el dispositivo como me indicó Lina, recogí su espíritu.

Espíritu de Cuervo en Lágrimas de Itlaocol, Bosque de Caledón, Jungla de Maguuma

Persigue al espíritu a través de las Edades. Sólo hay un lugar así en toda Tyria: El antiguo Templo de las Edades. Tras viajar a el Valle de la Reina en Kryta, fui al llamado Pantano Perdido de los Dioses. Tras acercarme a los restos derrumbados del templo, sólo vi al fantasma que guarda el lugar. Pensé que quizás el cuervo estaría junto a alguna de las estatuas bajo el lago, pero me pareció una idea absurda, es un cuervo, no un pez… Sólo me quedaba otra opción… En este lugar el Behemot hace aparición cada cierto tiempo, quizás fuera necesario vencerlo. Así que, esperé hasta que aquella terrible sombra hizo aparición, se la venció y tras aquello volví al templo derruido… Y allí estaba el cuervo esperando que atrapara su espíritu.

Antiguo Templo de las Edades en el Pantano de los Dioses, Valle de la Reina, Kryta.

Persigue al espíritu a través del reactor. Tras lo ocurrido con el anterior cuervo, casi imaginé este. Reactores hay muchos pero importantes en Tyria uno, el Reactor Taumanova de la Provincia de Métrica. Me desplacé hasta el Altiplano Muridano y accedí al reactor. Allí en la sala principal, no había ningún ave, pero… quizás debía ocurrir lo mismo. Esperar a la salida del Elemental de Fuego que ataca la zona. Así que esperé, y tras acabar con él… mi cuervo hizo aparición.

Cuervo en el Reactor Taumanova, Provincia de Métrica, Jungla de Maguuma

Persigue al espíritu del asentamiento. Por desgracia iba a tener que tirar de pista, asentamientos en Tyria hay montones y repartidos por muchas zonas. Cuervo en el cementerio del Asentamiento de Ascalon, en los Campos de Guendarran, de noche. Tenía una localización, y una condición… debía ser de noche. El lugar lo conocía perfectamente. El Asentamiento de Ascalon está más o menos en el centro de la región de Campos de Guendarran. Al viajar allí aún era de día. El asentamiento es bastante grande, ¿dónde aparecería el cuervo? Entre los Norn es sabido que el Cuervo es el Espíritu Salvaje que acompaña a los muertos a su viaje a la Niebla… No perdía nada por probar, recordaba que el asentamiento tiene un cementerio bastante bien cuidado. Al llegar, opté por leer algunas lápidas de héroes, encender algunas velas, ver aparecer algún que otro espíritu, hasta que cayó la noche. Y entonces efectivamente, al final del cementerio apareció mi cuervo.

Cementerio del Asentamiento de Ascalon, Campos de Guendarran, Kryta

Persigue al espíritu del monumento. No daba mucha información, y monumentos hay muchos, tuve que tirar de pista: Cuervo en el Monumento del Campo de los Caídos, en Arco de León. La Ciudad Portuaria de Arco de León ha sufrido muchos cambios con el tiempo, pero recordaba perfectamente con la última recuperación de la ciudad, como se había levantado un monumento en el mismo lugar en el que durante los ataques de Scarlet se levantó también un pequeño lugar improvisado con los caídos. El lugar con la reconstrucción se decidió mantener. Tras desplazarme hasta La Terraza de la Grulla Blanca me acerqué al enorme monumento de dos plantas. Tras revisar por arriba, bajé a la placa de Mariner y los restos de la estatua de su fundador… y allí estaba el cuervo.

Monumento a los Caídos, Arco de León, Kryta

Persigue al espíritu de Piedras. Tendré que tirar de pista con tan poca información. Cuervo de las profundidades de las Piedras de Decimus de las Llanuras de Ashford. Ahora sí… Sólo hay un sitio con ese nombre precisamente en las Llanuras de Ashford, las Piedras de Decimus, al suroeste. La zona son una ruinas donde los fantasmas de Ascalon campan a sus anchas, accediendo al interior de las ruinas apareció mi cuervo.

Piedras de Decimus, Llanuras de Ashford, Ascalon

Persigue al espíritu de Corazón. Incluso hay una región entera con ese nombre… habrá que tirar de la pista. Cerca del Corazón del Fuego Enemigo, en las Llanuras de Ashford. Sólo hay un sitio llamado así en todas las Llanuras de Ashford, el lugar donde los humanos lanzaron su ataque contra los Charr. Al norte de las Ruinas de Ascalon hay un lugar con ese nombre donde de nuevo los fantasmas están atrapados en el tiempo. Allí a la vista de todos estaba mi cuervo.

Corazón de Fuego Enemigo, Llanuras de Ashford, Ascalon

Persigue al espíritu de la abadía. Hay varias abadías en Tyria, tendría que concretarme cual de ellas. En las profundidades de las ruinas de la Abadía de Ashford, en las llanuras de Ashford. Ahora sí tenía claro dónde debía ir, justo al norte de El Foro de Ashford, es donde se localiza una de las Abadías de Tyria. Tras acceder a la zona, y tener que librarme de los fantasmas, localicé a mi cuervo al final de ésta.

Abadía de Ashford, Llanuras de Ashford, Ascalon

Persigue al espíritu a través del Lamento. Conocía un lugar en Tyria con ese nombre, y seguía estando en Las Llanuras de Ashford, Lamento del Humano. Una vez en el teletransporte más cercano busqué por la zona. Fuera no aparecía así que opté por mirar dentro de la cueva repleta de trolls que hay en ese mismo lugar, y justo al final de la zona, localicé a mi cuervo.

Cueva Lamento del Humano, Llanuras de Ashford, Ascalon

Persigue al espíritu del muro. No iba a necesitar mucha pista, Muro sólo hay uno, aunque cierto que es muy amplio y ocupa varias regiones. Aún así opté por mirar primero en los restos de la muralla caída del antiguo Muro Norte, llamado ahora Muro Quebrado en Meseta de Diessa. Tras hacer el recorrido por abajo divisé al guardian en lo alto, y opté por hacer el camino por todo el muro hasta llegar allí. Y según llegaba pude ver que había acertado con mi corazonada.

Muro Quebrado, Meseta Diessa, Ascalon

Persigue al espíritu a través de la Abadía. Dado que ya había visitado y recogido un cuervo en una abadía, la segunda que conocía no estaba muy lejos. Justo en esta misma región. Opté por probar antes de mirar pista. Al este de Meseta Diessa en Ascalon, existe aun en pie las ruinas de una antigua abadía al noroeste, justo en la zona conocida como Camino del Sagrario, llamada Abadía Holtimm. Al llegar, sólo con asomarme pude comprobar que estaba repleta de fantasmas de Ascalon… y en medio, me esperaba mi cuervo.

Abadía de Holtimm, Meseta Diessa, Ascalon

Persigue al espíritu del acueducto. Creo que tampoco iba a necesitar pista esta vez. Lo del acueducto lo aclaraba todo. En esta región también, hay unas ruinas de un fructífero lugar antes de la Desolación Charr hace más de doscientos cincuenta años, llamado Juzgado de Grendich. En su día, tenía un acueducto que portaba agua a toda Ascalon. Hoy, sólo son ruinas. El lugar es hoy conocido como El Brezal Destruido, y los fantasmas de Ascalon lo defienden con uñas y dientes. Los muros están caidos, hay un pequeño cementerio y una alta torre que defienden también. Si suponía bien, debia localizar la entrada al pozo, más o menos en el centro. Tras tener que sortear y acabar con algunos fantasmas localicé la entrada del pozo y descendí. Abajo además de agua fresca, y el acueducto, hay bastantes ruinas, y todo un conjunto de légamos y fantasmas guardando el lugar. Tras pasearme por las ruinas, localicé a mi cuervo en lo alto de unas escaleras ocultas.

Bajo el pozo en el acueducto del antiguo Grendich, hoy El Brezal destruido, Meseta Diessa, Ascalon

Persigue al espíritu de las Ruinas. No perdía nada por mirar primero en Meseta Diessa, en las ruinas de Grendich ya que estaba allí. Tras subir a lo más alto, en la zona donde deberían estar los antiguos juzgados, logré hacerme paso entre fantasmas, cañones y catapultas, y en una de las empalizadas medio caídas localicé a mi cuervo.

Ruinas de Grendich, El Brezal Destruido, Meseta Diessa, Ascalon

Persigue al espíritu de la Serenidad. La pista me sobraba… Serenidad es más que suficiente para reconocer el lugar. Con la caída de Ascalon hubo un lugar conocido como Templo de la Serenidad. Tenía que ser allí. Eso sí, había que trasladarse a las ahora conocidas, Estepas Crestafulgurantes. Hoy día, al oeste de la región un puesto de priorato, mi orden, se encuentra en las Llanuras del Desertor estudiando unas ruinas que sin duda tuvieron que ver con aquel lugar. Una vez alcancé el lugar y tras moverme entre los muros derruidos ya de antaño y ahora asolados por la marca del dragón, localicé a mi cuervo bajo una de las estatuas de de dioses.

Llanuras del Desertor, Templo de la Serenidad, Estepas Crestafulgurantes, Ascalon

Persigue al espíritu al otro lado del aislamiento. Solo recordaba un nombre así, Aislamiento del Rebelde, pero había que volver a cambiar de región, a Colinas del Corazón de Fuego. El lugar es bastante escarpado, y además de ese detalle, tienes el problema añadido de que los ladrones y bandidos han tomado la colina. Conseguir llegar hasta arriba es complicado, y más si vas buscando un cuervo. Tras varios giros entre piedras en el pequeño laberinto, localicé un lugar vigilado y junto a un cofre, estaba mi cuervo esperándome.

Asentamiento del Rebelde, Colinas del Corazón de Fuego, Ascalon

Persigue al espíritu de Bria. En esta ocasión la pista también me sobraba. Bria es una bruja humana, y posee una casa en Fronteras de Hierro, al sureste, en una zona llamada Bosque del Demonio. Me acerque hasta allí y justo cuando llegaba vi a varios críos tratando de huir de ella precisamente, dado que los atemoriza tratando de llevárselos. Tras vencerla, mi cuervo apareció en la zona.

Bosque del Demonio, Fronteras de Hierro, Ascalon

Persigue al espíritu de Gwuan. En esta ocasión la pista también me sobraba. Así es como se llama a un valle concreto en Monte Vorágine, el Valle de Gwuan, un poco más al sur del Valle del Bardo. Ese cuervo de fácil iba a tener poco. Todo dependía de donde estuviera, si fuera o dentro del valle, que no es otra cosa que una cueva abierta. Al llegar, un puesto con un Sylvari de nombre Drysdan que suele pedir ayuda para hacer una medicina concreta con una planta que sólo crece en ese valle. Y suele pedir ayuda porque el interior de la cueva está repleta de enemigos de gran nivel, al menos hay 10-12 de ellos. Un suicidio yendo solo. Esperé un rato en la zona, pero dada la hora no iba a tener suerte. Opté por arriesgarme. Tras varios intentos, logré entrar y subir a lo alto de la cascada no sin acabar bastante dañada. Y como suponía, el cuervo hasta ahora más difícil estaba allí. Menos mal que apareció sin tener que llevarme por delante a todos esos enemigos.

Valle de Gwuan, Monte Vorágine, Jungla de Maguuma

Persigue al espíritu del laberinto. Lugares laberínticos hay bastantes, pero que lleven ese nombre y que recordara en ese momento sólo uno. El Laberinto Enredado de Páramos Argentos. Me desplacé hasta allí para ver como llevaba el Pacto los ataques a la zona. Estaban bastante avanzados, asi que tras colaborar en el Bastión Indigo, caer a la Brecha y acabar con las bestias de la zona, después pasé a uno de los pasillos de la Furienrredadera. Sabía que hasta que no se acabara con ella el Laberinto no estaría abierto. Una vez hecho, salté a la zona, esquivé a los Lobos Mordrem usando las flores especiales del suelo y llegué al centro del mismo. Allí estaba el cofre, y mi cuervo.

Laberinto Enredado, Páramos Argentos, Corazón de Maguuma

Persigue al espíritu de la grieta. Esa información no me decía nada, tendría que tirar de pista: Cuervo en las Ruinas de Grieta Trepadora del Umbral Verdeante. Ahora sabía por qué no me sonaba de nada. Umbral Verdeante es la primera zona que uno visita tras acceder a las Corazón de Maguuma, y prácticamente había pisado lo justo en la zona cuando necesité coleccionar los objetos del Volumen I. Era el momento de prepararse para una nueva incursión. Casi seguramente necesitaría mis nuevas habilidades aprendidas y que hasta ahora no había usando en la Tyria que había visitado: el planeo, el uso de corrientes ascendentes y el uso de champiñones reboteadores de momento. Al cruzar a la nueva región desde Páramos Argentos quise avanzar la zona hacia el oeste para localizar el punto que me indicaban primero. La verdad es que no tardé demasiado en localizarlo, estaba cerca del punto de entrada al mapa. Llegar a él sería otra cosa. Grieta Trepadora estaba justo frente a la entrada, pero ruinas no veía ninguna. Opté primero por planear a la zona, que en sí eran ramas y ramas enormes, una vez allí opté por buscar hacia abajo. Si era cosa de ruinas quizás estuvieran en el suelo… y así fue. Tras descender varios tramos localicé una zona con enormes vigas, y dentro había una celda enorme donde posarse. Allí tras moverme por el recinto localicé a mi cuervo.

Persigue al espíritu de los árboles. Tras poder ver toda la zona nueva en la que estaba no localizaba nada con ese nombre, tendría que tirar de pista. Cuervo en los árboles infecciosos, en las Selvas de Morwood del Valle Áurico. Por eso no aparecía, tendría que cruzar de región. La siguiente zona es llamada Valle Áurico, y allí sería donde localizar mi nuevo reto. Por desgracia tardé bastante en descubrir el terreno al completo del lugar y poder ver las zonas mejor para buscar el lugar donde me indicaba la pista, justo al sur. Para colmo, al llegar tenía una enorme barrera vegetal que me impedía el paso. Tras preguntar y ayudar en los lugares donde el Pacto y el Priorato de la zona necesitaba ayuda, por fin me indicaron que la zona quedaría abierta en cuanto se reuniera un grupo de héroes que pudiera acabar con todas las criaturas terribles de la zona. Y así fue. Cuando el grupo estuvo preparado el muro se alzó y pudimos acceder a la zona de las Selvas de Morwood, donde existe una Atalaya de los Exaltados. Tras mirar en varias de las zonas, opté por la más al oeste y localicé una cueva donde varias vainas y varios mordrem custodiaban el lugar. Mi cuervo me esperaba al fondo.

Selvas de Morwood, Valle Áurico, Corazón de Maguuma.

Persigue al espíritu al otro lado de las Máscaras. Cuervo en el Monumento de las Máscaras de Los Caídos, en el Valle Áurico. La pista era necesaria, no conozco suficientemente bien la zona, aunque… todo hay que decirlo, es idílica. Había logrado entrar a la Ciudad de Tarir, justo en el centro de la región y allí fue donde localicé un Monumento creado por los Exaltados para los Caídos. Localizar al cuervo no fue tarea fácil. Tras dejarme el Exaltado acceder a la zona el lugar era un compendio de torres exaltadas, y hongos y champiñones. Traté de moverme de un lado al otro hasta que justo encima de la escalera por la que había accedido localicé a mi cuervo.

Monumento de las Máscaras de los Caídos, Ciudad de Tarir, Valle Áurico, Corazón de Maguuma

Persigue al espíritu a través del descanso. No conocía muy bien la zona, pero recordaba casi de memoria un lugar al que accedí y me arrepentí de inmediato. Jamás había estado allí, pero recordaba historias de mis antepasados que sí habían estado en la zona. Descanso de Balthazar, es un templo oculto entre la maleza de la ahora nueva Corazón de Maguuma en Valle Áurico. Tenía que ser allí donde localizar a mi cuervo. Por desgracia, acceder a esta zona sin ayuda es un suicidio absoluto. Esperé en la puerta hasta conseguir que cuatro héroes de la zona se unieran a mi en la lucha. Tras acceder a la primera antecámara acabamos con facilidad con varios enemigos, el problema estaba al otro lado de aquel muro. Tras usar de nuevo la lengua exaltada que ya conocía, todos en tropel accedimos a la sala y se desató la lucha. Un avatar del mismísimo dios Balthazar espera allí a los incautos. Tras una lucha encarnizada, con además los propios perros de Baltazhar, el mismísimo avatar y el fuego, logramos acabar con él. Y por fin pude mirar la sala, allí  estaba mi cuervo.

Persigue al espíritu entre las líneas ley. Cuervo en la cornisa superior de la Confluencia de las Líneas ley de las Profundidades Enredadas. De nuevo tuve que usar la pista. No tenía idea de qué me hablaba. La pista me dio el camino, debía cruzar a la siguiente región, Profundidades Enredadas. nada más acceder y tras varios intentos de avance supe que ese lugar sería un tremendo laberinto. Entonces descubrí que conocía el uso de los lodazales nuhoch. Eso lo hacia algo más sencillo. Tras usar varios, con las indicaciones que estos tenían encontré un lugar llamado Confluencia de Lineas Ley. Al acceder al lugar repleto de chaks, me revisé la cámara entera. Algo fallaba. Allí abajo no estaba mi cuervo, pero… la cámara era enorme, ¿y si mi ansiado cuervo estaba arriba? Al repasar la pista entendí que quizás no estaba preparada… “entre las líneas ley”. Uno de los dominios que debía conocer es poder usar las líneas ley para moverme por ellas, por desgracia aún era imposible, todavía estaba a medio camino de ese conocimiento.

Entonces pensé que Tyria es un lugar donde hay gente que ayuda a otra gente en un mismo propósito, y pensé que quizás alguien podría ayudarme igual que yo he ayudado a muchas otras. Dada la altura, si mi cuervo estaba arriba del todo… necesitaría a una hipnotizador/a con ese dominio de usar las líneas ley y que pudiera hacerme un portal de subida a la zona. E igual que los Amedali en Umbral Verdeante dicen que la selva proveerá… Tyria proveerá. Está repleta de gente increíble. Un llamamiento de ayuda diciendo claramente que necesitaba un/a héroe/ina hipnotizador/a con el conocimiento de Líneas ley que me hiciera el favor de crearme un portal hasta la localización de un cuervo que podía estar en la parte superior de Confluencias Líneas Ley, en Profundidades Enredadas…. y menos de un minuto después tenía un aviso. Ketnek P:, un/a asura me tendió su ayuda. Me indicó dónde debía esperarla, usó su dominio aprendido y creó su portal para que yo pudiera usarlo. Gracias Ketnek P: por gente como tu, Tyria es aún más grande. Allí estaba, mi cuervo… esperándome en lo alto de un lugar al que jamás hubiera podido llegar si ayuda. Prometo avanzar en mis dominios y mejorarlos hasta el final para que la próxima vez sea yo, quien tienda la mano al que lo necesite en estos propósitos, porque de esa forma Tyria aún es más grande.

Confluencia de Líneas Ley, Profundidades Enredadas, Corazón de Maguuma

Parecía que mi ruta estaba casi llegando a su fin… Según podía leer en los siguientes espíritus de cuervos a buscar debía viajar a Arco de León para usar el portal asura de Fractales de la Niebla, y superar las siguientes pruebas.

Fuerte Marriner en Arco de León y la puerta asura de Fractales de la Niebla era ahora mi objetivo. Por desgracia, había estado lo justo en la Niebla. Sabía como funcionaba el sistema de puertas, una vez las usas, necesitas a cuatro héroes más contigo para superarlas. Eso era fácil, siempre hay gente dispuesta a luchar en esas pruebas. Conseguir caer en el fractal que necesitaba era otra cosa, porque son aleatorios, aún así… no iba a dejarme vencer ahora ¿no?

Persigue al espíritu del despeñadero. Cuervo al final del Fractal del Despeñadero. Tras realizar varios fractales distintos acompañada por otros héroes anónimos… por fin caí en el que necesitaba. Acompañada por cuatro héroes más accedimos a la sala que se conoce como la Sala del Coloso. Es… impresionante. Y eso que no es una sala, es un gigantesca montaña con un enorme Coloso atrapada a ella. Me indicaron que debía de subir y subir… y había que soltar al enorme Coloso atrapado en ese despeñadero. Para eso es necesario usar un martillo especial, uno que daña al héroe que lo lleva, así que había que turnarse. Llevó un tiempo, pero cuando logramos librar al enorme Coloso, tras girarse y agradecernos la ayuda… allí, en lo alto de la estructura apareció mi cuervo. Recordaré este Fractal siempre, sin duda.

Fractal de la Niebla Despeñadero, tras liberar al Coloso, Fractales de la Niebla, Arco de León

Persigue al espíritu del pasado de Ascalon. En la cámara al final del Fractal del campo de batalla Urbano. De nuevo mejoré mi experiencia en otro grupo distinto de fractales hasta caer en este, y cuando entré y me vi convertida en Charr no lo podía creer, y no por que fuera Charr sino … porque estaba en la Antigua (y desaparecida y en ruinas ya) Ciudad de Ascalon El grupo que me acompañaba avanzó hacia la entrada a las murallas de la ciudad, con cientos de humanos defendiéndolas por su vida. Ibamos a formar parte del grupo que asediaría la ciudad antes de la Devastación. Como Norn podría parecerme ajena esta historia, pero mis antepasados como Humanos… la vivieron. Y allí estaba yo, asediando la ciudad. Tras lograr acabar con el enemigo final, por un momento hasta olvidé para que estaba allí. Era un Charr, estaba en Ascalon, acababa de recoger del suelo una preciosa y única Flor de Iris Roja que hoy día.. no existen en Tyria ya. Pero… ¡yo buscaba un cuervo! Tardé un segundo en reaccionar y buscarlo, y lo encontré justo al otro lado de una enorme puerta de la enorme plaza. Allí estaba mi cuervo.

Fractal Campo de Batalla Urbano, Fractales de la Niebla, Arco de León

Persigue al espíritu de Jade. Cerca de los Fractales de Jade, en el Fractal del Océano Sólido. Mi nivel había subido bastante, teniendo en cuenta que era mínimo cuando empecé. Tras preguntar a los héroes que esperaban en el portal asura de Fractales de la Niebla de Arco de León pensé que sería buena idea saber si alguno conocía el fractal que necesitaba para localizar al último cuervo a recoger de este tipo. En cuanto nombre Océano Sólido alguien me indicó que era nivel más alto que el mio… siete niveles por encima de mi aprendizaje. Pero estaba dispuesta a llegar a él, aprendería lo que fuera necesario. Por desgracia, el nivel once y doce había sido complicado. Por alguna razón, las pruebas se hacían más duras por lo que superarlas costaba más, y estaba claro que iba a complicarse más. Entonces me comentaron que a ese nivel también necesitaría proveerme de una infusión para evitar la agonía. Lo que fuera por conseguir aprender y saber más sobre qué retos me esperaban, además estaba viendo sitios nuevos. Y mientras esperaba haciendo preguntas sin parar sobre como ir mejor preparada, como mejorar y qué iba a encontrarme… Tyria de nuevo, proveyó. Un héroe asiduo a Fractales de la Niebla, Enthetian con suficiente infusión de agonía encima como para acabar con cualquier bestia al otro lado, me tendió su ayuda. En un principio me comentó incluso que esperara fuera de Arco de León, que él haría el fractal por mi y podría entrar a recoger el cuervo cuando no hubiera peligro… Pero soy Norn, nunca digo NO a una batalla. Además quería verlo, asi que de nuevo…amablemente me indicó cómo acceder con él y poder mirar, porque ayudar fue literalmente imposible. Pero me explicó cómo debía hacer, así que… pienso volver, lo haré sabiendo exactamente cómo atacar a aquella enorme bestia en un mundo repleto de seres embotellados en Precioso Jade Verde.

De no ser por la ayuda de alguien desinteresando como Enthetian quizás a estas alturas aún estaría intentado conseguir ese cuervo. Asi que… Enthetian, este cuervo lleva tu nombre 🙂

Volvía a casa… Volvía a las Montañas Picoescalofriantes para recoger los dos últimos cuervos de mi búsqueda. Si dejé para el final estos dos fue por una razón concreta, el último de ellos que tuve que mirar la pista dada la poca información que daba, me indicaba que estaba en el Paso de Lornar y que debía localizarlo el último en su última ubicación. Así que por ese detalle preferí no arriesgar y recogerlo al final de mi larga lista, y además… hacerlo en casa. El otro, sólo por el nombre con el que lo describían, sabía que estaría también allí.

Persigue al espíritu de Grenth. El dios humano de los muertos… Los Norn creemos en los Espíritus Salvajes, pero… el Cuervo como espíritu es quien marca el camino a los muertos hacia la Niebla. Hay muchos sitios con estatuas a este dios, sobre todo en la Península de Orr, pero hasta ahora me había movido por zonas de Tyria que no habían sido esa península. Preferí arriesgar. Además, hay un sitio en el Paso de Lornar que es conocido como La Puerta de Grenth. Sencillamente, tenía que intentar allí primero. Así que tras usar teletransporte al Lago del Lamento, bajé un poco hacia el sur, y entré justamente por una puerta en piedra tallada allí. Al otro lado, las Sombras y Aatxes de Grenth me esperaban, y tras acabar con ellas… su estatua… y su cuervo, ahora, mío.

Puerta del Segador, Paso de Lornar, Montañas Picoescalofriantes

Atrapa el espíritu. Tras perseguir al cuervo por toda Tyria, localizar al último en su última ubicación, el Santuario del Pico del Cuervo, en el Paso de Lornar. Su santuario en el Paso de Lornar. Qué mejor sitio que éste donde acabar mi búsqueda… Hay cinco santuarios en Paso del Lornar: a la Osa, a la Lechuza, a la Pantera de las Nieves, al Lobo… y al Cuervo. El que buscaba estaba al sur del Valle del Nentor. Al llegar, como siempre, los cuervos se reúnen junto al santuario perpetuamente encendido. Tras arrodillarme ante el santuario hice mi humilde plegaria: “Majestuoso Cuervo, gracias por honrarme con ésta búsqueda“. Y al dejarme recoger humildemente su esencia, el Cofre de Esencia Salvaje, me fue entregado.

El espíritu del cuervo que fuera físico en cada rincón de Tyria y toda una gran aventura, viajará ahora a Arco de León, Lina me espera para abrir este nuevo cofre y finalizar con él, este Volumen III.

6 pensamientos en “Nunca Más Volumen III: Báculo de Bosque del Cuervo (2da Parte)

  1. valtorice dice:

    Espléndido trabajo, gracias por tomarte tu tiempo en hacer estas pedazo historias. Con ganas de ver el resultado final ya!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ayla dice:

    Este trabajo a demás de ser extremadamente útil para todos los que andamos perdidos intentando hacer nuestra legendaria, es tan original y ameno que una se pierde en la historia y hasta casi olvida a qué regresó a buscar aquí. Estoy deseando saber como continúan ambas cosas, ánimo tus seguidores esperamos con mucho interés la siguiente entrega ^^.

    Le gusta a 1 persona

    • Amaunet dice:

      Hola Ayla:
      Muchas gracias por tus comentarios. Se agradecen de verdad un montón.
      De momento sigo en ello, que no publique nada al respecto sobre el tema de Nevermore no significa que lo haya parado… es que, como todos, sigo creando la receta ya publicada, pero sobre todo, recolectando materiales de la zona nueva de Maguuma y, ¡mi némesis en estos momentos! los puntos de domino >.<
      Aún me quedan por completar dos barras completas de los Itzel, y por fin podré avanzar un poquito más. Así que los dones van lentos… pero van.
      Volveré a publicar al respecto en cuanto por fin tenga en la mano mi arma. Espero poder subir de momento una hoja más del diario de los Ravendeath en breve… Tyria es grande! Y hay mucho que hacer.
      Gracias de nuevo, a ti… y a todos aquellos que os pasáis por este pequeño rincón. Saludos!

      Me gusta

  3. […] Nunca Más Volumen III: Báculo de Bosque del Cuervo (2da Parte) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s