Nunca Más: Báculo Legendario (1ra parte)

[Actualizado 22 Febrero 2016]

Ondine comienza con la farragosa creación de Nunca Más en la Forja Mística. La información será incluida según pueda ir consiguiendo los materiales que vaya necesitando para ello.

Día 64 del Mes del Coloso de 1.328 d.É… Ese día que me parece ahora tan lejano, comencé la fabricación de mi Arma Legendaria.

Cambiamos de año… Estrenamos el Año 1.329 d.É y comenzó toda una experiencia buscando su esencia espiritual por toda Tyria y recogiendo objetos necesarios para la fabricación de los primeros báculos antes de portar el arma precursora. Un día 20 del Mes del Céfiro comenzaba a cuidar el huevo de cuervo recogido en un rincón de Tyria, un 24 del Mes del Céfiro nacía el polluelo Poe… y un Día 40 del Mes del Céfiro concluía por fin todos los volúmenes preliminares para la creación de Nunca Más.

13.300 troncos talados por toda Tyria y 73 días después del comienzo de esta aventura, por fin estoy en el que debería ser el último paso para la transformación de mi hasta ahora Arma Ascendida (o precursora) Báculo del Cuervo en mi futura Arma Legendaria Nunca Más.

Viajé a Arco de León para recoger las escasas ganancias en el Bazar del Comercio del León Negro y echar un vistazo a las cantidades de materiales de las que disponía, sobre todo, de los nuevos de la zona de el Corazón de Maguuma. La verdad, la recolección no iba demasiado bien. También aproveché para repasar cómo iban mis conocimientos de dominios precisamente de la región nueva: ya era diestra en Conocimiento de los Nuhoch y en Conocimiento de Planeo, pero tendría que aplicarme con respecto al Conocimiento de los Exaltados y el Conocimiento de los Itzel… Por suerte, había acabado la exploración de todas la zona nueva por lo que ya me habían entregado los cuatro dones de cada región de Corazón de Maguuma.

Tras reunirme con Lina Chapurosada en su banco de Artificios, esperé que me diera indicaciones sobre cómo debía proseguir ahora.

– Bien, dijiste que era el momento de usar la Forja Mística.

– Así es… ese es  el paso final para conseguir un Arma Legendaria.

– Bien, ¿qué necesitamos? – pregunté llena de emoción.

– Hmmm bueno, es por todos sabido que el paso final para la fabricación de un Arma Legendaria es el uso de la Forja Mística pero… como ya sabes, JAMÁS he construido un arma de ese tipo así que… no tengo ni idea.

– Vale.- dije con cierto nerviosismo.- ¿Y a quién podemos preguntar? ¿Al Maestro Artesano Hobbs quizás?

– No. Eso ya lo intenté cuando me avisaste que ya tenías el Don del Espíritu del Cuervo.

– Pero… hasta ahora hemos podido avanzar investigando sobre información aportada, ¿cómo vamos a saber qué cuatro elemenos mezclar en la Forja Mística? – Lina se limitó a encogerse de hombros.- ¿Quién te dijo al menos que el último paso es el uso de la Forja Mística?

– ¿Saber Popular? – respondió abriendo sus enormes ojos de asura como si aquello fuera lo más normal del mundo.

Bueno, entiendo que es un Arma Legendaria. Entiendo que el Saber Popular es muy importante en Tyria. El boca a boca sirve en muchos casos para superar pruebas, aprender, o mejorar en el Mundo de Tyria… pero empecé este camino hacia un Arma Legendaria creyendo que me indicarían cómo proceder hasta el final… y eme aquí, con un Don del Espíritu del Cuervo, un Báculo del Cuervo Ascendido y una Forja Mística… ¿Y qué mezclo en la Forja Mística?

– Los Norn desesperáis muy pronto… Demasiado impulsivos. Los Asura somos más racionales. Pensemos. ¿Qué tenemos?

– Un Don del Espíritu del Cuervo y un Báculo del Cuervo.

– ¿Nada más?

– Bueno, ahora que lo dices, también varios dones más… al acabar cada región de Corazón de Maguuma me fueron entregados uno por cada zona: El Don de la Flota (al explorar por completo Umbral Verdeante), el Don de Tarir (al explorar por completo Valle Áurico), el Don de los Chak (al explorar por completo Profundidades Enredadas) y el Don de la Selva (al explorar por completo Defensa del Dragón).

– Vale, según dice la escasa instrucción del Don del Espíritu del Cuervo, se usa para crear el Don de Nunca Más. Y tu Báculo de Cuervo Ascendido, según lo cree, se me indicaba que se usa para forjar el Báculo Legendario Nunca Más. Los Cuatro Dones que te han entregado por explorar completamente cada región de Corazón de Maguuma, se indica también que sirven en la Forja Mística para conseguir el Don de Maguuma

– O sea, que tendré que tirar mi báculo ascendido a la forja…- Lina se encogió de hombros.- Y los dones que me han entregado por recorrer toda Corazón de Maguuma, juntos en la forja, hacen otro componente necesario… ¿Y cómo hacemos el Don de Nunca Más?

– Empecemos por juntar lo que sí sabemos y sí tenemos…

Caminamos hacia la Forja Mística de Arco de León tras sacar del banco los dones que me fueron entregados al finalizar cada región. Lanzamos a la Forja Mística los Cuatro Dones y… efectivamente obtuvimos un objeto nuevo: El Don de Maguuma.

– ¡Tenemos algo! Y viene con instrucciones… “El Don de Maguuma: En la Forja Mística combina: este Don de Maguuma con un Don de Conocimiento, una Esquirla de Hematites y 250 Lingotes Cristalinos para crear el Don del Dominio de Maguuma.”

– O sea, que de momento sabemos que debemos recopilar para echar a la Forja Mística 3 objetos para crear por fin el Arma Legendaria Nunca Más: (1) El Báculo del Cuervo (Arma ascendida), (2) El Don del Dominio de Maguuma (3) El Don de Nunca Más… Y desconocemos el cuarto objeto.

– Pues no adelantemos acontecimientos. Empecemos a crear lo que sí sabemos cómo crear, y buscaremos información sobre el resto: El Don del Conocimiento, el Don de Nunca Más, La Esquirla de Hematites y los 250 Lingotes Cristalinos.

– ¿Cómo hacemos pues? – pregunté desconcertada.

– Bueno, Miyani es quién sabe sobre objetos necesarios para Armas Legendarias, y ella tiene La Esquirla de Hematites, de eso estoy segura. Quizás sepa sobre el resto de objetos. Tendré que repasar mis conocimientos de Artificiera para ver cómo se fabrica un Lingote Cristalino. Hemos de fabricar 250… y lo que sí tenemos porque has recogido de Defensa del Dragón al abrir vainas es Mineral Cristalino, así que tiene que haber alguna receta para crear estos lingotes.

Tras revisar los objetos que Miyani poseía en venta, efectivamente tenía La Esquirla de Hematites que nos intercambio por Esquirlas Espirituales. De casualidad vimos que tenía un objeto más que nos dio una pista más al respecto.

– Curioso… Don del Planeo.

– No has dicho nada de eso.- comenté tratando de hacer memoria.

– No, efectivamente. Pero si miras para qué sirve… “Combina el don de los itzel, el don de los nuhoch, el don de los Exaltados y el don del planeo para crear el don de conocimiento“.

– ¡Don de Conocimiento! Eso si nos hace falta. Para crear el Don de Dominio de Maguuma.

– Pues ya sabemos qué necesitamos para crearlo… Esos dones deben de poder comprarse a los mercaderes de Corazón de Maguuma. ¿Por qué no haces un viaje a cada región y lo compruebas?

– Dalo por hecho. Te mando a Hugin con lo que averigüe.

Comencé por acercarme a Umbral Verdeante. En la entrada a la región, un Itzel tenía gran cantidad de objetos a la venta. Me permitió mirar su mercancía y justo… tenía lo que buscaba: El Don de los Itzel. Pero… por desgracia me dejó bien claro que ese objeto no podía adquirirlo. No mientras no cumpliera un requisito, saber todo lo que había que saber sobre los de su raza… Eso implicaba tener el Domino de los Itzel completo.

La cosa no empezaba bien. Si esto era así, sólo tenía completados totalmente tres dominios: El Don de Planeo, El Don de Lineas Ley y el Don de los Nuhoch. Por ese motivo, Miyani nos había permitido comprarla el Don de Planeo. Sabiendo lo que podía comprar ya, me encaminé hacia el puesto de la Orden de los Susurros en Profundidades Enredadas, y efectivamente, el Mercader Nuhoch me vendió a cambio de la moneda de esa región Cristales de Lineas Ley, el Don de los Nuhoch. Viajé entonces a Valle Áurico, pero para comprobar como suponía… que en Tarir el mercader Exaltado tenía el Don de los Exaltados, que no me dejaría comprarle hasta completar su dominio.

Al menos, ahora tenía algo que hacer… aprender los dos últimos dominios que me faltaban para ser una experta en la zona. Con esa información, mande a Hugin a Arco de León para informar a Lina. Hugin volvió con noticias de ella… “Ya sé cómo fabricar El Lingote Cristalino. Lleva un material de la región recién explorada: la Fulgurita. Tengo una pista, es un objeto hasta ahora desconocido, así que… lleva material de Corazón de Maguuma hasta ahora desconocida, así que busca la forma de conseguir abrir cofres de las cuatro regiones porque vamos a necesitar sus cuatro materiales: La Botella de Aceite de Aeronave, Polvo Áurico y Chispas de Líneas Ley… Y mucho. 250 de cada uno. Y ya estoy investigando sobre el cuarto objeto que nos falta para echar a la Forja Mística.”

250… El número mágico… Pues sí, iba a tener que abrir muchos cofres por zona. Pero también tenía que subir dominios ¿no? Es compatible.

Volví al cabo de varios días a Arco de León mi progreso aprendiendo dominios y abriendo cofres en las cuatro regiones de Corazón de Maguumas progresaba lentamente. Aproveché para visitar a Lina, que según me había indicado vía Hugin seguía buscando lo que iba a necesitar para la creación de Nunca Más. Sonrió feliz nada más verme.

– Excelsior, amiga mía. Acabo de hacer un gran descubrimiento. Ya sé cuál es el cuarto objeto para la creación de Nunca Más.

– Sí que son buenas noticias, sólo tenemos hecho uno de los cuatro objetos, mi báculo.

– Escucha. Todas las Armas Legendarias están provistas del llamado Don de la Suerte

– Uff… que mal suena eso.

– Todas llevaban este don salvo… Las tres armas que a día de hoy pueden fabricarse gracias a los materiales que se recogen de Corazón de Maguuma. Por ese motivo, Nunca Más no lleva el Don de la Suerte, lleva el don equivalente a este para los materiales nuevos: El Tributo Místico.

– O sea… que ya conocemos los materiales que se han de lanzar a la Forja para crear Nunca Más: 1) El Báculo del Cuervo (Arma ascendida), (2) El Don del Dominio de Maguuma (3) El Don de Nunca Más… y  (4) El Tributo Místico.

– Correcto.- dijo sonriente y feliz.

– Vale… ¿Y cómo se crea un Tributo Místico?

– No te agobies con eso ¿vale? Lo que sí sabemos cómo fabricar en la Forja Mística es el Don del Dominio de Maguuma, concéntrate en conseguir material de la zona en abundancia usando los cofres. También he revisado toda la lista de recetas que vende Miyani, y encontré una receta que indica claramente que se usa para Nunca Más: La Receta del Don de Energía.

– ¡Por fin una receta!

– Yo no me alegraría tanto… He tenido que pagar de tu bolsa, 10 oros por ella. He estado comprobando el material y me temo que necesitamos cosas que ahora mismo no hay en cantidad suficiente: 250 Montones de Polvo Cristalino, 250 Montones de Polvo Incandescente, 250 Montones de polvo Luminoso y 250 montones de Polvo Radiante. Creo que la receta forma parte de la creación del Don de Nunca Más.

– ¿Forma parte?

– Sí, creo que ese don lleva más cosas… aún trabajo en ello.

– ¿De dónde voy a sacar toda esa cantidad de material? – Lina notó que el desánimo me invadía.

– Qué pregunta más tonta… acumula objetos en tu lucha por defender Tyria de Mordremoth y del resto de Secuaces de los Dragones Ancianos… A parte de ayudar a un bien común, encima sacarás lo que necesitas para eso, y para el don que sí sabemos cómo fabricar.

Tiempo y dinero… Eso es lo que se necesita para avanzar en el paso final de la creación de Nunca Más. Pero poco se puede hacer sin tener los dominios acabados, así que… la dedicación al aprendizaje de El Dominio Itzel y el Domino de los Exaltados es prácticamente completa. Mientras, Lina mandaba a Hugin con noticias nuevas sobre su avance en el conocimiento de qué había que hacer exactamente  en la Forja Mística, y al paso al que averiguaba la información necesaria, cuando quise darme cuenta ya tenía exactamente lo que necesitaba hacer. Dado el tiempo libre que tenía entre asaltos a Tarir, o espera a la organización en Defensa del Dragón… pensé que sería una buena idea crear mi propia receta, y que ésta sirviera a futuras generaciones. Así que mientras echaba cuentas de todo el material a conseguir (que seguía sin cuadrarme… una barbaridad), cree mi propia receta personalizada.

Página 1

Página 2

Página 3

Página 4

Página 5

Mientras esperaba en Arco de León, haciendo cola en el Bazar del Comercio del León Negro, terminaba de hacer cálculos de cantidades para conseguir los dones de las recetas de material que había tenido que comprar a Miyani por 10 oros cada una. Eso sin contar los 100 oros soltados a Rojan el Penitente en Estrechos de Gorjaescarcha, tras derrotar al Campeón de Jormag… Por desgracia dadas las cantidades (sin contar las Gemas Amalgamadas) el derroche de material seguía creciendo por momentos y la bolsa de monedas descendía en picado. Fue en aquel momento cuando, coincidí con el primo Duhr. Que por cierto, tuve que mirarle dos veces para reconocerle… corte de pelo nuevo, ropa nueva… Y fue precisamente él quien me indicó qué soltar y vender del material que tenía y no iba a necesitar y sobre todo… cómo invertir mis casi 400 laureles en adquirir el material de nivel 6 necesario para ir completando los materiales de las recetas.

Así que, con los laureles conseguidos prácticamente desde que salí de Bosque Borealis hace casi tres años en busca de aventuras por Tyria, fui al Barrio del Comodoro del nuevo Arco de León a buscar al comerciante de laureles, que a cambio de un laurel, me entregó bolsas de material de ese tipo. Tras comprarle unas 300 bolsas, logré que la receta de Veneno y de Escamas se completaran pudiendo hacer 2 de cada, y que subiera el resto de materiales. Dado que aún tenía que completar dominios, no gasté mas a la espera de ver qué podía seguir consiguiendo en diferentes asaltos.

En cuanto a los tréboles místicos… De momento optaría todavía en abrir el cofre mensual, total tampoco tenía prisa, pero el primo Duhr me indicó que a la desesperada y si me acababa sobrando material, echando a la Forja Mística: 10 Monedas Místicas, 10 Fragmentos de Obsidiana, 10 Cristales (se compran a Miyani) y 10 Pegotes de Ectoplasmas… podía conseguir 10 Tréboles Místicos. Ahora todo dependía de cuantos Pegotes de Ectoplasma podría tener de sobrante.

De momento… seguiría completando la recetas… Conseguir los 4 componentes a lanzar en la Forja Mística para conseguir Nunca Más, ya era sólo cuestión de tiempo.

Ravendeath´s Journal

Un pensamiento en “Nunca Más: Báculo Legendario (1ra parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s