Nunca Más: Báculo Legendario (2da parte)

[Actualizado 28 Julio 2016]

Ondine sigue trabajando en la farragosa creación de Nunca Más en la Forja Mística. La información será incluida según pueda ir consiguiendo los materiales que vaya necesitando para ello.

(1) Báculo del Cuervo (Arma Ascendida) – HECHO

(2) El Don de Nunca Más – HECHO

(3) El Tributo Místico – HECHO

(4) El Don del Dominio de Maguuma – EN PROCESO

Han pasado casi tres meses (y casi siete meses desde que comencé la creación de Nunca Más) desde que el trabajo en la Forja Mística comenzara… Y aunque hay un avance considerable, en estos momentos creo sin duda  que esta parte final es la más complicada de todas.

En estos meses Lina consiguió crear el Don de Nunca Más, con material comprado o adquirido.

Don de Nunca Más craedo en la Forja Mística

A partir de ese momento, todo el esfuerzo se concentró en conseguir los materiales necesarios para fabricar El Tributo Místico, y los necesarios para fabricar El Don del Dominio de Maguuma.

El Tributo Místico en estos momentos está al pendiente de conseguir sólo los 77 Tréboles que la receta necesita (unos diez pendientes aún de conseguir), tras recopilar material incansablemente para la fabricación de los dones que la receta pedía. En estos momentos, esta parte de la fabricación pende sólo de ellos. Nos planteamos fabricarlos en la Forja Mística, pero el derroche de material en ese momento no convenía. Esta parte de la receta es paciencia absoluta.

Dones de materiales creados para conseguir el Tributo Místico

El quebradero absoluto de cabeza, apareció en la fabricación de El Don del Dominio Maguuma. Aún teniendo prácticamente el primero de los ingredientes dado que la región fue explorada por completo, conseguir el Don del Conocimiento de esta parte, así como los Lingotes Cristalinos es otro cantar.

Por desgracia a estas alturas, el Don del Conocimiento está detenido a falta sólo de completar y aprender dos niveles finales de dominios de la Raza Itzel. Por desgracia, conseguir estos dominios para aprender sus técnicas es un completo suplicio. Aún he de conseguir dieciocho puntos y para más irritación, el dominio “liderazgo Itzel” ya lo tengo completado en experiencia pero a falta de seis puntos de dominio, para poder comenzar a aprender el siguiente: “Champiñones Adrenalíticos“, y para más desesperación, al no tener esos puntos, la experiencia que obtengo, se pierde en el limbo de Tyria, porque no puedo añadirla a este último nivel, sin desbloquear el anterior.

Cierto es, que hasta ahora he tenido que concentrarme en conseguir el material de cada zona de Maguuma para que Lina pudiera fabricar los 250 cristales de Fulgurita necesarios para la creación de los 250 Lingotes Cristalinos. Aún así, un suplicio, para que engañarnos. Y es justo en esta parte, donde aparece el segundo gran problema, la fabricación de las 250 Gemas Amalgamadas necesarias para esos lingotes.

Materiales recopilados para la creación de la Fulgurita

A pesar del material acumulado y los cálculos estoy aún muy lejos de conseguirlos. Y por estrategias no será. Lina desesperada ante la visión de no poder crear en la Forja Mística más gemas debido a no tener Orbes de Berilo, pidió ayuda a Khan Forjamuerte, joyero especializado para buscar alternativas. Y vaya que las hubo. Logró transformar dos tipos de cristales distintos en cristales menores de berilo, y mezclando estos con diferentes tipos de polvo logró obtener preciados (y carísimos en subasta) Orbes de Berilo. Por desgracia, Lina tiene una receta muy exigente para la fabricación de esas Gemas Amalgamadas. Mezclando en la Forja Mística: (25) Orbes de Berilo,  (25) Orbes de Berilo,  (25) Orbes de Berilo y (5) Pegotes de Ectoplasma (y evitar usar polvo cristalino), se obtienen (10) Gemas Amalgamadas… Demasiados Orbes de Berilo, y aún así la forma más rápida de conseguirlos.

Objetos para mezclar en la Forja Mísitca y obtener las Gemas Amalgamadas

Paseo por Tyria, normalmente por Maguuma y veo a héroes que ya portan mi futuro Báculo. Enhorabuena por el tremendo esfuerzo, de verdad. Porque de verdad que es titánico.

[Actualización]

– ¿Quieres realmente ver algo desesperante? – preguntó Lina delante de la Forja Mística mientras trataba de explicarla lo complicado que estaba siendo conseguir los dominios en la zona de Corazón de Maguuma.

– ¿Te he contado cuántas veces he repetido ciertas aventuras en la zona?

– Si tu crees que conseguir los cofres de plata son complicados porque no tienes demasiada suerte al hacerlos…- comentó ella tosiendo disimuladamente, lo que me dejaba claro que realmente lo que quería decir era que era una patosa Norn para ese tipo de aventuras.- Voy a contarte una historia sobre cómo empiezo a pensar que la Forja Mística me tiene manía.

– Es una Forja Mística, no tiene sentimientos.- aludí pensativa.

– Soy asura, recuerdas.- dijo con bastante enfado.- Creo en las cosas que pueden fabricarse con estas manitas. Pero es la quinta vez que intento conseguir material adicional con ella usando material que ido viendo que has recopilado, y no ha habido forma.

– Vas a tener que explicarte.- dije con un suspiro.

– Tras recoger el último cofre con material legendario, nos quedan exactamente…. dos tréboles místicos.- Aquello era motivo de alegría, la verdad. Con los 77 Tréboles Místicos podríamos acabar un nuevo elemento de Nunca Más.- Hay formas de conseguirlos en la Forja ¿sabes? No he querido abusar de la receta porque necesitamos los Pegotes de Ectoplasma para convertir los Orbes de Berilo, pero… lo he intentado varias veces, dado que la cantidad de tréboles místicos que falta es solo de dos, y no recibiremos el siguiente cofre  legendario hasta dentro de un mes. El caso es que… para mi total y absoluta desesperación, he gastado: (1) Moneda Mística, (1) Fragmento de Obsidiana, (6) Piedras Filosofales (se compran a Miyani) y (1) Pegote de Ectoplasma… y en vez de recibir (1) Trébol Místico he recibido… lo que al Djinn Zommoros, se le ha antojado.- fruncí el ceño ante su comentario

– Está claro… Nunca Más se hace de rogar.- dije con un suspiro.

– ¡No sé que haces aquí perdiendo el tiempo! ¡Necesito material! ¡Necesito Cristales de Berilo de algún tipo para poder enviárselo a Khan Forjamuerte y que me fabrique esos Orbes de Berílo. Necesito material para poder conseguir oro en el Bazar de Comercio del León Negro y así poder comprarlos allí si no puedo fabricarlos. Necesitamos 250 Gemas Amalgamadas… para poder fabricar 250 Lingotes Cristalinos y llevamos… ¡25! ¡Esto no se hace solo!

[Actualización]

Veintisiete días nuevos han pasado… y por fin un nuevo y pequeño avance. Tras abrir el último cofre legendario, pude obtener los dos últimos Tréboles Místicos que tantos quebraderos de cabeza habían dado.

Una rápida visita a Lina, que seguía buscando fórmulas distintas para conseguir Orbes de Berilo sin mucho éxito, me hizo ver que la situación era bastante desesperada.

– ¿Qué me traes? – dijo mientras miraba la lista de materiales que seguía aumentando sin mucho éxito.

– Por fin podremos crear el Tributo Místico. Ya tengo los dos últimos Tréboles Místicos, y sí… no quedó otra el método más largo. Los Pegotes de Ectoplasma son demasiado importantes en estos momentos como para desperdiciarlos a la suerte de Djinn Zommoros.

– Ni me mentes a la Forja Mística.- dijo en tono de mal humor.- Creemos ese penúltimo objeto.

Tras soltar en ella los objetos necesarios ya completados, 2 Dones de magia Condensada, 2 Dones de Poder Condensado, 77 Tréboles Místicos y 250 Monedas Místicas, el penúltimo objeto necesario para la creación de Nunca Más apareció en nuestras manos.

– Supongo que sigue sin ir muy bien conseguir el último don, el Don de los Itzel.- preguntó sin mucha ilusión.

– Bueno, he avanzado.- traté de animarla.- He estado con Dastan Aldesaar, al que no veía desde hacía mucho tiempo. Ocupaciones familiares respeto a un hermano pequeño…- Lina me miró sin mucho interés.- El caso es que aproveché para ir con él a varias aventuras. Él logró sacarlas por primera vez y en mi caso… logré mejorarlas. Así que… en estos momentos estoy aprendiendo (por fin) el último dominio, “Champiñones Adrenalíticos“. Tendré que conseguir aprenderlo (la parte fácil) y desbloquearlo (la parte difícil) porque necesito 11 dominios nuevos haciendo aventuras pero oye… estoy más cerca.

– Ya… más cerca… Al menos en eso estamos más cerca. La creación de Gemas Amalgamadas, para crear Lingotes Cristalinos, es una condenada locura. Seguimos necesitando 250 Gemas Amalgamadas que se crean con Orbes de Berilo… y no consigo ninguna forma más rápida que comprarlos en el Bazar del Comercio del Leon Negro. Hay que vender… todo lo que no necesitemos. Y usar ese oro para comprar los condenados Orbes de Berilo, Khan Forjamuerte ha creado como joyero todos los que ha podido, que no son muchos, por desgracia.

– Bueno… repasaré qué podemos vender, y optaremos por esa opción si no hay más remedio.

– De momento… hemos de conseguir adquirir el don de los Itzel de una vez… Concéntrate en esos dominios. Después de eso, el último objeto a conseguir en la Forja Mística es el Don de Maguuma, y para ello necesitamos ese último don específico, y las 250 Gemas Amalgamadas. Estamos tan cerca… y a la vez tan lejos…- comentó Lina con desasosiego.

– La próxima vez que vuelva a verte, te traeré ese Don de los Itzel… lo siguiente será poner oro sobre la mesa y comprar esos condenados orbes. Y entonces, sí que estaremos cerca.

[Actualización]

Mientras la búsqueda de Dominios de Maguuma continúa, la cosa se complica cuando tras varios montones de intentos, por fin tengo la suficiente experiencia para adquirir “Champiñones Adrenalíticos” pero no puedo terminar de aprender ésta nueva habilidad debido a no tener dominios suficientes. Nueve largos meses desde que empezara la creación de Nunca Más y no parece tener fin.

Bastante compungida (para que engañarnos) visito a Lina Chapurosada que sigue enfrascada en comprar Orbes de Berilo como si no hubiera un mañana mientras usa los Pegotes de Ectoplasma que la mando reciclando armas que recojo por toda Tyria.

– Por fin, pásame ese Don de los Itzel. – dijo con emoción.

– No, lo siento. Aún no he podido comprarlo.

– ¿Qué ha pasado? – dijo mirando con enfado la Forja de la que acababa de obtener 10 nuevas Gemas Amalgamadas, en vez de 25…

– Con ayuda he conseguido algunos dominios más pero… aún no son suficientes. Pasé solo a verte de camino de Rata Novus, vamos a viajar a una zona nueva y quién sabe…

– Sin ese don no podemos avanzar, por mucho que me esté dejando mis rubias pestañas en la Forja el diablo que se empeña en darme 10 en vez de 25 en cada intento de obtener Gemas Amalgamadas. Estoy a 375 Órbes de Berilo de conseguir las 250 Gemas Amalgamadas, lo que me proporcionará por fin los 250 Lingotes Cristalinos. ¡Estoy muy cerca! ¡Estamos muy cerca! Pero sin ese Don de los Itzel no tendremos el último ingrediente de la creación.

– Créeme, hago todo lo que puedo. Voy a desplazarme a Pantano de la Hematites. Quizás allí pueda localizar dominios nuevos. Logré tener seis de los doce necesarios, estoy a la mitad.

– ¡Eso es mucho! – exclamo Lina con nerviosismo. Luego dio un fuerte respiro.- Pero bueno, también son menos de cuanto empezaste ¿no?

Anuncios

Un pensamiento en “Nunca Más: Báculo Legendario (2da parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s