Forjando Leyendas: En busca del Heraldo

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Por mi parte voy a ocuparme  de los campamentos más pequeños primero, en el norte, por lo que me dirijo a la zona donde debería estar el primero de ellos. Allí el informador me indica que las creaciones de Balthazar están atrincheradas en una zona concreta y que tienen cañones. Sería interesante acabar con esa fuerza, y en todo caso, dejar unos cuantos para nuestra propia necesidad.

Tras acceder al campamento trato de hacer el mayor daño posible. Cuando consigo acabar con varios de los cañones usando los propios explosivos que ellos mismos fabrican, me doy por satisfecha saliendo de allí para dirigirme al este, donde localizo al siguiente informador. Allí me comenta que sabe seguro que dentro hay información al respecto así que, accedo al campamento tratando de acabar con los Forjados que localizo y buscando información que pueda ayudar. Una vez consigo lo necesario salgo del campamento para reencontrarme con Canach y Rytlock que espero estén en el acceso al campamento más grande con información nueva.

Accediendo a la zona de la base más grande de los Forjados de Balthazar, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Una vez los alcanzo, ambos me informan de lo que saben. Dentro la zona es bastante grande y da justo con un acceso al Templo de Kormir donde Kasmeer debe de estar. Sería interesante hacer el mayor daño posible. Rytlock cree que un ataque contundente sería perfecto, pero Canach piensa que es innecesario dada la cantidad de enemigos. Además, hay varios grupos de vigías que si dan la voz de alarma ante un ataque, podrían complicar la situación. Decido pues entrar despacio y acabar con los vigías primero.

La escaramuza se complica un poco tratando de conseguir que los vigías no alerten a los compañeros. Dentro, consigo información interesante sobre las tropas y los contingentes. Por fin logramos limpiar la zona de espías, pero cuando llegamos casi al final, el grupo mantiene a una gigantesca criatura forjada custodiada que nos ataca. Acabar con ella nos lleva un rato dado el ataque de fuego tan increíble que tiene.

Accediendo al templo dedicado a Kormir, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Una vez el Bastión Forjado queda limpio, es momento de localizar a Kasmeer que debe esperar en el Templo de Kormir, al otro lado de la colina. Al llegar allí, nos presenta a Kito, un sacerdote del templo que quiere compartir con nosotros su información. Justo en ese momento, la Heraldo de Balthazar hace aparición y nos ataca. El lugar está lleno de civiles. Trato de poner a salvo a todos los que puedo y juntos nos enfrentamos a ella. Conseguimos repeler el ataque y ahora sabemos que si la Heraldo anda cerca, el dios al que sirve no puede estar muy lejos.

Templo de Kormir en el Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Por fin puedo hablar con Kito, que resulta ser un Agente de la Orden de las Sombras. Curioso, conozco a la Orden de los Susurros, es más, sé que es originaria de Elona pero… ¿La Orden de las Sombras? Me dice que quieren unirse a nuestra lucha y que me esperan para tener una reunión al norte del Oasis de Cristal, en la zona a la que llaman  Tierras Altas del Desierto.

Es momento de terminar los detalles que me han quedado pendientes en el Oasis de Cristal entre ellas buscar un sitio alto donde poder informar a Taimi. Precisamente en la zona del Cañón de Elona localizo un lugar que podría ser suficientemente alto. Una vez lo alcanzo puedo hablar con ella. Cuando le explico que la Heraldo de Balthazar está acabando con inocentes, es evidente que lo hace para que Balthazar pueda unirlos a su causa. Hemos de conseguir pararlo como sea.

Siguiendo el consejo de Kito, acceso al norte de la región conocida como Tierras Altas del Desierto. En cuanto cruzamos, comprobamos que allí están siendo atacados por Forjados, y que sin duda la Heraldo de Balthazar ha pasado por la zona. Hemos de ayudar a esta gente, y seguir los pasos de Vlast. En cuanto preguntamos en la zona nos indican que se está produciendo una batalla en alguna zona del lugar y que se ha visto al dragón ayudar en ella. Los habitantes nos cuentan que hasta ahora el dragón les había ayudado con los Marcados de la zona, pero que ante el ataque del dios, éste ha cambiado de objetivo. Estamos en el buen camino.

De momento pedimos a la gente de la aldea Makali que cruce al otro lado, donde estarán más seguros mientras vemos cómo ocuparnos de la situación.

Desalojo del poblado de Makali, Tierras altas del Desierto, Desierto de Cristal

Al avanzar, la seguridad del poblado tiene las puertas cerradas y evidentemente se niega a abrirlas para impedir el paso de enemigos. Tendremos que buscar otra alternativa para llegar al otro lado. Al usar el Raptor de montura accedemos al otro lado, donde parece que se ha desatado el infierno. Toda la zona parece expuesta al fuego de Balthazar. Tratamos de ayudar a los caídos, y acabamos con las patrullas que encontramos. Hay que acabar con los cañones que están diezmando las murallas del lugar. Una vez acabamos con ello, avanzamos al norte, siguiendo el rastro de la Heraldo. En nuestro camino localizamos un enorme hueco. Parece hecho por un dragón pero no hay en él nada que indique que el animal esté corrompido. Si eso es así, Vlast aún está de nuestra parte y en eso hay mucha esperanza.

Huellas dejadas por Vlast, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Siguiendo este rastro, por fin alcanzamos nuestro objetivo. Un dragón ataca a la Heraldo de Balthazar y al propio dios. Balthazar lanza entonces a la Heraldo contra nosotros mientras trata de someter al dragón. Hay que detenerlo inmediatamente. Por desgracia, la Heraldo no va a permitirlo.

Luchamos desesperadamente para acabar con ella, el trabajo en equipo logra el objetivo. Es momento de enfrentarnos a Balthazar. El dios, subido en una zona alta con columnas mantiene a Vlast encadenado usando magia. Cuando nos ve aparecer no parece demasiado sorprendido, lo importante es que Vlast aún vive y ahora centra la atención contra nosotros. Es momento de atacar.

Canath, Rytlock y Kasmeer tambien avanzan hacia él conmigo. Se ríe de nosotros aunque Rytlock le amenaza. Balthazar se jarta de él e incluso le llama amigo. ¿Amigo? ¿Cómo pude conocer a Rytlock? Este parece confuso también. El dios sólo ha de mover un brazo para derribarnos a todos.  Esto es el fin, no tendrá misericordia. Toma su espada que puede usar contra nosotros, todo está perdido.

Y entonces Vlast se lanza contra el dios, y este tiene que cambiar su objetivo. Su espada se clava en él y de repente, el dragón se hace mil añicos de crital y la explosión hace desaparecer a Balthazar de alguna forma. Estamos vivos… pero Vlast, el hermano de Aurene, hijo de Glint ha muerto. Su cuerpo convertido en cristal en parte permanece allí, y su resto será historia.

Rytlock confuso trata de entender lo ocurrido, parece que ha caído justo en ese momento en un detalle que hasta ahora desconocía. Él si conocía al dios, lo había visto antes. Lo había visto durante su viaje en La Niebla antes de convertirse en Retornado.

Cuando Rytlock desapareció en La Niebla lo hizo buscando a Sohothin, su espada. Cuando accedió a La Niebla buscó el armada desesperadamente negándose a darla por perdida. La localizó en una zona donde tambien vio a un hombre atado, que parecía condenado a estar allí para siempre. Pero sólo era un hombre. Su espada no estaba lejos, pero parecía no tener poder. Aquel hombre le dijo que él podía darle poder, y así lo hizo. La espada volvío a brillar con su auténtico fulgor, y Rytlock la tomó agradecido por haberla encontrado. El hombre le pidió ayuda a cambio, que le liberara, y el tribuno le devolvío así el favor. Al hacerlo, este creo un portal asegurándole que agradecido, aquel portal nuevo le llevaría a casa: y así fue. Rytlock pudo cruzar al otro lado por aquel portal. Pero no cruzó solo. Aquel hombre, no era un hombre, era un dios. Y debió cruzar con él. ¿Por qué el Dios Balthazar, Dios de la Guerra, estaba atado en La Niebla? ¿Por qué el resto de dioses lo había abandonado allí?

Debemos encontrar respuesta, y debemos hacerlo rápido. En los restos de los cristales que han quedado de Vlast, al hacercarnos parece tomar consciencia. El cristal se recrea y es portador de un mensaje del dragón. La explosión ha hecho que su memoria haya quedado exparcida por estas tierras. Hemos de localizar todos los pedazos para entender y rellenar los huecos. Ya hemos visto como un cristal de este tipo puede guardar un recuerdo. Quizas las respuestas estén en el mismo sitio donde quizás todo esto empezó, la guarida de Glint. Lugar en el que Rytlock luchó para defender a la dragona Glint de Kralkatorrik con el resto del clan Filo del Destino. Y el mismo lugar que vimos durante el viaje buscando al Maestro de Paz que guardara el huevo de Glint, que hoy es una dragona con vida: Aurene.

Mientras ellos se dirigen hacia allí para esperarme, opto primero por recoger información de los cirstales de Vlast esparcidos por el desierto, me reuniré de nuevo con ellos cuanto lo haya logrado. Así como cuando haya conseguido hablar de nuevo con Taimi.

Es momento de encontrar respuestas.

Anuncios

5 pensamientos en “Forjando Leyendas: En busca del Heraldo

  1. […] Forjando Leyendas: Los Pasos del Heraldo […]

    Me gusta

  2. yawarete dice:

    Me gusta mucho todo este blog. Soy jugador de GW2 y me gusta su historia. ¿Todo lo que has escrito es creación tuya?

    Me gusta

    • Amaunet dice:

      Hola! Gracias a ti por pasarte por el blog. Así es, esta parte en donde comentas forma parte de la Historia Personal y es cómo ha vivido mi personaje (en esta temporada que has leido diferente personaje que en la anterior) todo lo que ha ocurrido hasta ahora y todo narrado por mi. Si sigues leyendo y no avanzas en el juego… Ojo Spoilers!

      Le gusta a 1 persona

      • yawarete dice:

        Excelente idea! Estoy leyendo los post anteriores porque todavía no tengo la expansión Path of Fire. Hace poco compré HoT y me gusta meterme en las historias y apreciar los detalles. Así el juego tiene más sentido.

        Me gusta

      • Amaunet dice:

        No hay nada como el Lore de Tyria. Su historia es increíble, y la hace más increíble saber que uno forma parte de ella. HoT tiene también mucha historia. Comparada con el juego base no tanta pero… es increíble ver como cuidan los detalles para que el mundo de Tyria coincida con lo que conoces, sobre todo para los que hemos jugado en el primer juego es una maravilla. Y ahora Path Of Fire lleva a un nivel más precisamente esto, el lore.
        Ojalá y pudiera llevar a aquellos que no han jugado al primer juego y sus expansiones la sensación de haber hecho historia, porque todo lo que allí pasó, se refleja en cada lugar de lo que vemos ahora.
        Si tienes preguntas, dudas, lo que sea… no dudes en comentar. Recordar, es volver a vivir 🙂
        Y gracias de nuevo por tu lectura y tus comentarios aquí. ^^

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s