Forjando Leyendas: En Busca de una Ciudad Perdida

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

La Ribera del Elon prácticamente puede decirse que es una ubicación nueva respecto al pasado. Lo que puede verse ahora, no tienen nada que ver con lo que fue antaño. Si sé que estoy en esta región que ya anduvieran mis antepasados es de momento por la visible y enigmática Roca del Augurio además de por las estatuas nada más acceder a la región, así como Los Olvidados que aparecen dispersos aquí y allá.

Pensando que quizás encontraría información valiosa en Roca del Augurio subí a esta zona tras usas el teletransporte que se activa si se lograr acabar con los marcados de la región.

Acceder a esta legendaria ubicación fue como si los recuerdos del pasado se unieron a lo nuevo que podía ver aquí. Cuando alcancé la Sala de la Ascensión fue como sentir una sacudida. Allí estaba el lugar donde mis antepasados llegaron buscando una forma de cumplir las Profecías del Buscador de la Llama. Aquellas profecías que la mismísima Glint les explicó que debían cumplir para salvar Tyria.

En la Sala de la Ascensión, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Toda la zona está repleta de enemigos pero si se logra despejar el lugar, se consigue poder leer unas placas donde se relatan las Profecías del Buscador de la Llama. Hoy día, puede que a muchos sólo les parezca una maravillosa arma legendaria convertida en un precioso escudo, pero es muchísimo más. Podría decirse sin duda alguna que es la esencia que nos ha traído a este lugar y a este día hoy.

No puedo mirar mucho más aquí, yo también he de cumplir mi cometido, pero volveré a este lugar en algún momento. Desciendo pues de Roca del Augurio para viajar un poco más al sur. Angélica Celestial se unirá en este punto a mi búsqueda.

Sobrevolando el primer campamento, la Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Nos acercamos a ver un par de campamentos que nos indican que están cerca de Roca del Augurio y busco información en estas ubicaciones sobre algo que tenga que ver con Vlast. Tras movernos por la zona prácticamente la información dada acaba siendo unánime: Vlast nació aquí, en estas tierras.

Recogiendo información y relatos en La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Será en uno de los campamentos donde nos indiquen la ubicación pero nos advierten que para poder movernos por la zona será necesario conseguir una mantarraya por montura. Por ese motivo nos dan la ubicación de un oasis un poco más al sur.

Rancho de Mantarraya, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Tras alcanzar la zona busco información nueva mientras ayudo en el lugar usando una de las monturas que me prestan para traer medicinas o dar alimentos a los que allí se encuentran, así como localizar monturas perdidas. Una vez consigo ayudar a la encargada del rancho ésta me ofrece poder comprar una montura nueva. La mantarraya servirá ahora para movernos por la arenas movedizas, así como por la superficie del agua más rápido y sin dificultad, dado que toda la zona sur de la región es un vergel debido al río Elon que ahora forma parte de la zona debido al desvío en su día del cauce por Palawa Joko.

Una vez conseguimos las monturas nuevas, nos decantamos por intentar localizar el lugar exacto donde nació Vlast, quizás allí encontremos respuestas dado que fueron los Exaltados, descendientes de aquellos Olvidados los que acabaron criándolo.

Antes de viajar al sur, optamos por buscar información en el norte. De esta forma comprendimos lo que se nos venía encima. Siguiendo el llamado Camino de Profeta, acabamos en una extraña edificación con una calavera gigante. El lugar es llamado Barrido de Punto Muerto, y marca la advertencia al lugar que nos espera más al sur. Palawa Joko y sus dominios.

Calavera gigante en Barrido de Punto Muerto, Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Cuando alcanzamos el Elon, lo primero que vemos es un asentamiento humano que está siendo constantemente atacado por enemigos. Los Despertados, el ejército de Palawa Joko está en esta zona y al adentrarnos un poco más al sur comprendemos el motivo. Estatuas que aluden la victoria de Palawa Joko nos reciben.

Toda esta región ha sido el lugar donde se asentó y desde donde gobernó cuando consiguió su objetivo siendo su lugar de residencia un enorme muro y una enorme edificación justo en la linde de la región. La entrada al lugar está cerrada y bien protegida. Ahora es conocida como La Morgue.

La llamada Puerta de Joko nos cierra el paso a la siguiente región, y La Morgue tampoco tiene acceso de momento. Hemos de seguir preguntando y buscando información sobre el lugar donde nació Vlast, un lugar que según las leyendas es la entrada a una ciudad perdida. Hemos de encontrar más información al respecto.

Tras regresar a los primeros campamentos y volver a preguntar, es allí donde nos indican que la ciudad era conocida con el nombre de Kesho. Tras preguntar en varias zonas por esta información, por fin localizamos a alguien que nos indica que hay una fisura en el desierto al oeste y que la leyenda dice que fue allí donde nació el hijo de Glint.

Sin pensarlo viajamos hacia esa zona. Mientras íbamos hacia allí en nuestras monturas, de repente apareció ante nosotros un enemigo legendario. No es la primera vez que lucho contra un enemigo de este tipo, pero lo que no esperaba ver es a un enemigo legendario, vestido como yo, de la misma profesión que yo y… ¡con mi mismo nombre! Y no sólo eso, es ayudada por un ejército menor de elementalistas como Angélica Celestial. Todo un ejército se reúne de repente en la zona para atacar a este legendario que lucha en modo Alter Ego y comienza a matar a todo aquel que se interpone en su camino. Hasta en tres ocasiones estamos a punto de acabar con ella pero el Legendario Lady Anna Kardo cuando parece que va a caer, lanza un ataque que aniquila a la mitad de los que estamos luchando contra él y restablece su salud.

Contra el Alter Ego Legendario Lady Anna Kardo en La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Tras casi veinte minutos de lucha continuada y sin cuartel, logramos acabar con ella. Nunca pensé que acabar conmigo misma fuera tan complicado.

Nos disponemos a avanzar por fin hacia la zona indicada con la fisura cuando recibo un aviso de otro héroe. Üngarmax me comenta que ha descubierto varios sitios ocultos de Tyria y que estaría encantado/a de poder compartir estas ubicaciones. Sin duda volveré a contactar en algún momento con él/ella para compartir esa información. Para mí no hay nada más divertido que explorar Tyria.

Alcanzamos por fin la grieta, abajo hay arenas movedizas así que la única forma de alcanzar el sitio es usando nuestras nuevas monturas.

Fisura en La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Una extraña cueva aparece ante nuestros ojos. En el centro hay una tablilla. Accedemos a la sala donde se puede pisar con tranquilidad y vemos ante nosotros varios pilares cargados. El lugar me recuerda poderosamente a la ciudad de Tarir y a sus estructuras. Tenemos que conseguir accionar cada columna y encender todas a la vez para poder tener acceso a la tablilla que hay en el pedestal del centro. Tras varios intentos logramos el objetivo. Estamos en el lugar exacto donde nació Vlast.

Lugar del nacimiento de Vlast, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

La tablilla nos revela nueva información dada por un Olvidado llamado Josso Essher. Allí fue donde nació el legado de Glint y donde sus cuidadores crearon una ciudad para mantenerlo a salvo. Estamos ante la entrada de la Ciudad Perdida de Kesho.

La caverna se abre ante nosotras. Nadie ha puesto el pie allí hace siglos. La estructura es gigantesca y la arena parece querer acabar con todo. Informo a Taimi de donde estamos y comenzamos a buscar pistas en el lugar.

Ciudad Perdida de Kesho, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Localizamos un diario y varios pedestales con lo que parecen Exaltados pero parecen agotados de energía por lo que permanecen estáticos. Aunque tampoco tienen un color dorado. Parece más bien anaranjado, mejor no tocar.

Ante un pedestal en la Ciudad Perdida de Kesho, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Quizás en la parte más alta estén las respuestas a nuestras preguntas. Taimi nos indica que parece que el lugar necesita energía para cobrar vida. Nos decidimos por subir. Y nos cuenta varios intentos alcanzar lo alto de la sala. También me informa de que Aurene está muy nerviosa, que creen que es por la muerte de su hermano Vlast y que parece enloquecida intentando aprender a volar tan rápido como pueda. De momento sus intentos de vuelo son torpes pero no cesa su empeño en aprender poniéndose como objetivo los altos muros de Tarir. Caithe ha comentado que parece como si la dragona estuviera dispuesta a cualquier cosa por saltarlos. Aprende deprisa aunque aún es torpe en este nuevo cometido.

Subiendo a lo alto de la Ciudad Perdida de Kesho, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

En lo alto de la Ciudad Perdida de Kesho, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Una vez arriba, un haz de luz lo envuelve todo, es de verdad como si esta ciudad de Kesho hubiera sido sacada de la mismísima Tarir. Tras volver a bajar, por fin divisamos una pequeña bola de energía. Tras colocarla en el pequeño altar, el lugar cobra vida. Unas puertas se abren y un Exaltado hace aparición.

El Exaltado dice llamarse Sadizi y ser el guardián del lugar. Tras indicarle primero que estamos allí en una misión y no queremos hacerle daño, le informamos de todo lo que sabemos hasta ahora, incluido lo de Vlast. Ante las noticias, Sadizi nos dice que Balthazar y Joko has estado primero allí y han tratado de acabar con el lugar, esperando así acabar con toda la información. Cuando le explicamos que estamos para acabar con él, nos ofrece su ayuda. Balthazar creyó haber acabado con la información que los pedestales guardan, pero Sadizi logró esconderse por lo que sólo creyó conseguir el objetivo.

Tras destruir por nuestra parte primero a los Exaltados anaranjados que han sido corrompidos con la llegada de Balthazar, tenemos acceso a la información. Tras hacerlo, nos indica que tendremos acceso a saber más si nos acercamos a todos y cada uno de los pedestales. Sadizi nos acompaña a cada uno de ellos. Josso Esser era el líder que les dirigió en la construcción de Kesho y el cuidado de los vástagos de Glint a su muerte. Fue este arquitecto quien trató de convertir a Kralkatorrik. Los Olvidados, intentaron convertirlo pero fue un fracaso. La lección que aprendieron es que los Dragones Ancianos son muy poderosos pero no inmortales. Cada uno de ellos tiene un punto débil diferente, que a su vez es su mayor fuerza. Mordremoth, y la mente eran su mayor poder: el pensamiento. Pero además de ser su fuerte también era su debilidad. Y lo mismo ocurre con Kralkatorrik. Su poder es el de cristalizar objetos. Sus criaturas comparten una resonancia esencial que los conecta al propio Dragón Anciano, lo que a la vez le hace vulnerable. Por ese razón Balthazar buscaba a su vástago Vlast para tener acceso a Kralkatorrik. Pero ahora que Vlast ha muerto, tendrá que buscar otro método. Los Olvidados sabían que acabar con los Dragones Ancianos era la perdición de Tyria, y sus vástagos por tanto son su debilidad. ¿Por qué criar entonces a posibles armas que pudieran acabar con el Dragón Anciano poniendo en peligro a Tyria? Las respuestas están al otro lado de la puerta que el propio Sadizi nos indica.

Los pedestales están cargados de información y recuerdos del propio Vlast. De como sabe que Kesho es su hogar pero que se siente atrapado allí. Vlast creció aislado y a la larga, acabó sintiéndose atrapado. Los Exaltados se dieron cuenta tarde de que Vlast necesitaba socializar con otras razas para crear un vínculo con ellas. Vlast llegó un momento en que sólo pensaba en su cometido, entregado por los propios Olvidados, vengar la muerte de su madre y acabar con Kralkatorrik. Para él Los Olvidados era sus carceleros y los Exaltados sólo los siervos de Los Olvidados.

Es momento de cruzar la puerta que Sadizi nos indica, ahora que sabemos que Balthazar ha fracaso en su intento de conseguir información aunque cree que la tiene toda.

El Exaltado Sadizi en La Ciudad perdida de Kesho, La Ribera de Elon, Desierto de Cristal

Hemos recibido aviso de que ha sido visto en la llamada Aguja de la Cala Somera que por lo que veo, es la antigua ubicación de Dunas de la Desesperación, lugar que quedaba muy próximo a llamado Templo de las Ascensión.

Ese lugar es mi objetivo ahora, enfrentarme cara a cara con Balthazar.

Anuncios

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: En Busca de una Ciudad Perdida

  1. […] Forjando Leyendas: En Busca de Una Ciudad Perdida […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s