Forjando Leyendas: Matar a un Dios

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Tras reunirnos de nuevo en el Bazar de Kodash, nos disponemos para la lucha. Kasmeer se ocupa de que todos estemos protegidos bajo el conjuro que nos hace pasar por tropas del Arconte Iberu. Nada más llegar vemos a las tropas de los tres mariscales listos. Dada la extensión del terreno a cubrir no queda otra que dividirnos de nuevo. Por mi parte me quedaré junto a Sara_Savia mientras que Canach, Kasmeer y Rytlock atacarán desde puntos diferentes del Bazar de Kodash.

Antes de separarnos y decidir quedar de nuevo juntos en el punto más alto del Bazar de Kodash lugar donde debería estar Balthazar, Rytlock me pide, que ante semejante campaña, sea yo quien porte su espada: Sohothin. Una de las espadas de Orr que una vez fuera espada de Balthazar. Teniendo en mente que si llegamos a alcanzarle, el dios usará la suya, la verdad es que agradezco la oferta.

Portando a Sohothin en el Bazar de Kodash, Dominio de Vabbi, Desierto de Cristal

Es evidente que necesitaremos algo más que una espada por muy increíble que esta sea para conseguir nuestro objetivo. De momento avanzaremos a un fin común, acabar con las tropas de Forjados que han tomado el lugar y protegen a su señor en lo alto de la zona, toda ella consumida por la marca del propio Kralkatorrik.

Parece increíble pensar que mis antepasados estuvieran en este mismo lugar hace siglos. Fue aquí donde lograron convencer a los entonces tres príncipes de Vabbi de unirse a una causa común, acabar con Varesh Ossa que buscaba la forma de hacer regresar a Abaddon de su encierro.

En el Bazar de Kodash, Dominio de Vabbi, Desierto de Cristal

Es momento de volver a impedir que un dios traiga a Tyria un mal mucho mayor que el de los propios Dragones Ancianos.

Comenzamos el ataque desde la zona más baja del Bazar de Kodash. Tratamos de acabar con el formidable ejército de Balthazar que en un primer lugar nos ataca sistemáticamente impidiéndonos avanzar. Cuando despejamos la zona logrando numerosas bajas entre sus tropas podemos disponernos a avanzar un nivel más. Es en ese momento cuando los Forjados de Balthazar se atrincheran usando unas torres que crean campos de protección praa varios de sus lugartenientes. Tras destruir todas y cada una de las torres, dejamos a estos sin protección y podemos tratar de acabar con cada uno de ellos.

El avance es lento y al menos son tres los lugartenientes a destruir cada uno de ellos bien protegido por tropas y a veces hasta cinco torres de escudo. Cuando por fin podemos acabar con el último por fin podemos mirar a lo alto del Bazar de Kodash.

Kralkatorrik en el cielo del Desierto de Cristal siendo atacado por Balthazar

Desde allí aún no es visible el dios, pero sí lo que está haciendo. En el cielo, con tintes morados y púrpuras es visible la gigantesca cabeza de Kralkatorrik que parece luchar contra algún tipo de poder que proviene justo de lo alto de la estructura. Hemos de llegar allí como sea. Y alcanzar la parte de arriba no es fácil, el camino está medio destruído por lo que sólo la combinación de varias monturas nos abre el paso. Para colmo, Kralkatorrik se defiende de su adversario. pero sus ataques crean áreas tambien en la zona, que hemos de esquivar.

Es cuanto llegamos arriba, lo primero que nos recibe no es demasiado alentador. Balthazar usa su poder contra Kralkatorrik que se mantiene en el cielo nocturno del Bazar de Kodash. Pero delante de él le protege una bestia forjada gigantesca.

En cuanto hacemos aparición el dios parece incrédulo al vernos vivos. No tarda demasiado en unir cabos y comprender que estamos allí gracias a la intervención de alguno de los dioses, en este caso de algún aliado de Grenth. En el momento en que cruzamos la barrera de fuego que el dios crea, ya no podemos retroceder. Hemos de ir contra él con todo.

Pero primero… hay que acabar con la Bestia Forjada.

Bestia Forjada de Balthazar en pleno combate. Bazar de Kodash, Dominio de Vabbi, Desierto de Cristal

Los ataques son demoledores. En varias ocasiones trata de aplastarnos bajo ella. Tras una lucha sin cuartel, logramos acabar con ella. Balthazar detiene su ataque contra Kralkatorrik al verse desprotegido, pero dispuesto a zanjar ese conflicto aquí y ahora.

Cargamos contra él que se defiende usando en varias ocasiones torretas que crean campos que hay que eliminar primero, además de crear varios Forjados menores que le defienden a toda costa.

Gracias a la espada Sohothin y a una de sus habilidades comenzamos a mermar su vida, lo que hace que se enfade aún más.

Luchando contra Balthazar en el Bazar de Kodash, Dominio de Vabbi, Desierto de Cristal

Cuando su vida llega a un nivel parece no poder tener control sobre todo. Es entonces cuando Aurene aparece, ha tenido que liberarla para poder defenderse. La dragona no lo piensa dos veces y le ataca también. En cuanto la nombro parece recordar las estrategias que aprendimos juntas en Tarir. Es momento de coordinarnos para atacarle. En varias ocasiones, animo a Aurene para que en un momento de debilidad del dios, ataque con todo. La estrategia es lenta, pero funciona.

Con su ultimo aliento, el dios trata de lanzar un ataque más contra todos. Pero tras lograrlo repeler, por fin… pierde la batalla.

Destrucción de Balthazar e implosión de energía, Bazar de Kodash, Domino de Vabbi, Desierto de Cristal

Sus gritos, su incredulidad salta al aire. El cuerpo del dios se desvanece, y con ello toda la energía que ha absorbido. La energía de Zaithan, la energía de Mordremoth, la energía de la hematite… todas ellas implosionan y desde el cielo, Kralkatorrik comienza absorber. Pero no sólo él… Aurene, desde el suelo, a mi lado, también comienza a absorber parte de toda esta energía.

Kralkatorrik absorbiendo toda la energía liberada tras la caída de Balthazar, Bazar de Kodash, Dominio de Vabbi, Desierto de Cristal

Una vez el Dragón Anciano parece haber absorbido la mayor cantidad desaparece, y Aurene, de repente… se lanza al vuelo tras él también cargada de parte de esa energía. Mis gritos para detenerla son inútiles… ambos dragones desaparecen en el cielo nocturno del Bazar de Kodash.

La batalla ha finalizado. Tyria está a salvo. Al menos lo está de Balthazar aunque ahora, Kralkatorrik, el Dragón Anciano de Cristal es poseedor de toda la energía liberada hasta entonces. Y Aurene ha desaparecido con él.

Tras reunirme con el resto de compañeros, viajamos a la Ciudad de Amnoon donde nos disponemos a informar de todo lo ocurrido. Tras una breve reunión con los grupos de líderes es momento de decidir.

De momento se ha preparado una fiesta en nuestro honor por lograr acabar con la amenaza del dios que viniera allí para acabar con todo. Esta gente ha sufrido demasiado, pero no pueden permanecer ignorantes ante lo que pueda ocurrir.

Tras subir al atril procedo a hablar a todos ellos, hemos ganado una pequeña victoria. Hemos detenido a un dios y ahora todos ellos son un poco más libres. Pero han de estar preparados ante la amenaza de Kralkatorrik poseedor ahora de toda las energías que se han ido liberando lentamente debido a los acontecimientos ocurridos hasta ahora.

Una vez finalizada la fiesta, me reúno a la salida del lugar con el resto. El futuro de momento es desconocido, pero todos estamos de acuerdo en que hemos de conseguir localizar a Arene. Mientras miramos el cielo nocturno del Desierto de Cristal parece que de repente el cielo estrellado y azul nocturno, se transforma… Una nueve púrpura comienza a moverse hacia allí.

Marca de Kralkatorrik avanzando por el Desierto de Cristal sin control, Ciudad Libre de Amnoon, Desierto de Cristal

Kralkatorrik avanza. Y si algo se seguro es que a la pequeña Aurene, toda esa energía también ha tenido que haberla afectado.

Dragona Aurene, ahora también portando energía liberada

Anuncios

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: Matar a un Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s