Forjando Leyendas: La Inquisa en Elona

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Es un hecho, hasta ahora la información obtenida en Farahnur no es casual. Palawa Joko planea usar los portales que descubrimos para lanzar ataques a toda Tyria, y lo está haciendo desde algún lugar al que de momento no tenemos acceso. Un lugar en el que la Inquisa también tiene algo que ver, dada la tecnología encontrada. ¿Pero dónde? El cómo es evidente, si vimos que podía mandar tropas desde aquel laboratorio en la antigua colonia de Istan, entonces debe estar haciendo algo parecido en algún otro lugar. Sólo por eso hay que impedírselo. Pero ¿por qué? Si hacemos caso de todas las leyendas que hay sobre el Azote de Vabbi, sin duda por lo mismo que le llevó a conquistar y poner bajo su yugo a todo el Desierto de Cristal. Eso implica que sus vistas están ahora más allá de lo que conoce.

Taimi no tarda en ponerse en contacto conmigo para darme nueva información al respecto de su investigación hasta ahora. Ha averiguado el nombre del  asura que puede estar detrás de la instalación que asaltamos y desde la cual Joko lanzaba sus primeros ataques, pero por desgracia no tiene ni idea desde donde puede estar siguiendo abriendo portales. Aún así seguirá investigando. El caso es que si localizamos al científico que lo ayuda, quizás podamos localizar el lugar desde donde se están lanzando los nuevos ataques. Casi a la vez recibo un aviso de Kito, que me indica un lugar de reunión para poder explicarme lo que La Orden de las Sombras ha descubierto sobre extrañas desapariciones de gente en las Tierras Altas del Desierto.

Con Brahan y Rox en las Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Es momento de que Kito también me informe sobre lo que ha averiguado, por ello, junto a Sara_Savia, viajo a las Tierras Altas del Desierto para un encuentro con él. Rox, su mascota Hielitos y Braham nos acompañan en este encuentro. Una vez llegamos nos cuenta que La Orden de las Sombras ha descubierto recientemente actividad de la Inquisa algo extraña. Al parecer están desapareciendo personas justo en esta zona. Al menos es un lugar por el que comenzar dado que parece ser precisamente que la Inquisa está detrás. Si logramos detener algún intento de secuestro nuevo, quizás podamos infiltrarnos. No sería necesario ser asura, sólo usar los golems que han sido vistos con ellos, y utilizar al resto de nosotros de prisioneros. Otro misterio más a comprender y sobre todo, a impedir.

Buscando a la Inquisa, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal.

Con un plan trazado buscamos en la zona señales de movimiento y no tardamos en encontrar una pequeña comitiva de asuras de la Inquisa con un golem llevando prisionera a una joven eloniana. Tras asaltarlos, rescatamos a la joven, ahora sólo hay que repartir papeles. Mientras entro dentro del golem oigo las protestas de Braham respecto a que él y Rox sean los prisioneros. Da igual lo que se queje, todos estamos de acuerdo menos él.

Transformados en golems para entrar en las instalaciones de la Inquisa, Tierras Altas del Desierto,  Desierto de Cristal

Avanzamos de esta guisa, llevando encadenados a nuestros compañeros hasta la entrada de una cascada. Allí parece que hay un acceso pero no tenemos forma de pasar. Taimi, bastante seria por cierto, me comenta que ha hackeado el sistema de mi golem y me da acceso a una función de apertura, mientras que le da a Sara_Savia la opción de cortocircuitar para ayudar en el proceso. De momento conseguimos pasar al otro lado de la zona cerrada, y ante nosotros se abre una estancia bastante grande, que sin duda es de la Inquisa. Una voz asura nos recibe asegurando que todos los sistemas funcionan, incluidos los drones de protección. De momento con este papel pasamos bastante desapercibidos. Acercamos a los prisioneros a una zona donde parece que tendremos que separarnos, ellos irán por una extraña plataforma para ser saneados, mientras que nosotros deberemos avanzar de forma normal por la instalación hasta poder recogerlos.

Tras dejar a Braham, Hielitos y Rox sobre la plataforma. Sara_Savia y yo optamos por el largo pasillo. Al ir a cruzar uno de los accesos Taimi nos avisa que ha detectado a unos drones en la zona. Efectivamente parecen puestos ahí para vigilar a los intrusos, así que Taimi nos asegura que tenemos que tratar de esquivarlos porque si nos detectan saltarán todas las alarmas. Asegura que podré usar la habilidad que ha hackeado con las consolas e irnos abriendo paso. De momento lo único que vemos en la sala es a Braham y a Rox con Hielitos siendo transportados, además de otro contenedor con un jinete del viento en él. Tras accionar dos de las consolas tenemos el tiempo justo para esquivar a los drones y pasar la puerta que se abre.

Avanzando por los pasillos de la Inquisa, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Tras coordinarnos para ir abriendo puertas en este lugar, accedemos a varias salas y bajamos y subimos varios grupos de escaleras. Cuando alcanzamos una zona repleta de drones, Taimi nos avisa que ha hackeado un nuevo sistema en nuestros disfraces, en este caso podré hacerme invisible durante unos segundos si algún dron me alcanza y Sara_Savia podrá noquear al dron también durante un momento para facilitarnos esta nueva sala mucho más vigilada. Nos comenta además que ya conoce el nombre del asura, un tal Blish al cual por desgracia, conoce personalmente y que no puede creer que sea de la Inquisa ahora. Estudiaron juntos en el instituto en Rata Sum. Ahora ya sabemos que todo este sistema tiene que ver con él. Tendremos que averiguar también porqué están reteniendo especímenes de toda Tyria como los que hemos ido viendo en las salas.

Tras un largo recorrido, sincronización de puertas y alguna que otra refriega, logramos alcanzar la sala final donde por fin vemos aparecer a Braham y a Rox. La nueva sala no parece estar custodiada, y tiene una puerta asura desactivada.

En la sala del portal de la Inquisa en Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Tras bajar del golem manipulamos la consola. Pide introducir la clave y al parecer los botones rojos al otro lado de la consola se pueden manipular también. Al final resolvemos el puzzle a puñetazos. La consola nos pide entonces una serie de palabras a repetir, además de decirle un nombre. Tras nombrar a Blish. Al nombrarle el sistema nos indica que se activa el sistema para ir a Rata Primus, y que si queremos viajar hasta allí.

La puerta asura se activa. Este lugar lleva a otro, y debe ser uno lo suficientemente lejos como para necesitar un portal de acceso. Lo cruzamos sin dudarlo, allí están nuestras respuesta.

Al atravesarlo aparecemos en otra sala de la Inquisa, pero esta está en Rata Primus, aunque no tenemos ni idea de dónde está esto. Según Taimi es el nombre de un antiguo laboratorio. De momento optamos por volver a avanzar leyendo las consolas que podemos leer y acabando con los miembros de la Inquisa que están en la zona.

Dentro de Rata Primus, Islas Arenosas, Elona

Las consolas dan poca información, sobre suministros, sobre especímenes… No es hasta que subimos un nivel cuando encontramos lo que parecen cárceles con especies dentro: un charr muerto, un humano muerto, así como ciertos animales de varios tipos. Son sin duda sujetos de prueba con los que están experimentando. Trataremos de sacar a todos aquellos que estén vivos.

Es al poder tener una visión de Ratas Primus cuando nos percatamos de que estamos al noroeste de Dajkah, una zona que en el pasado era territorio de corsarios. Estamos justo al norte de Istan, en un conjunto de islas y dentro de un laboratorio asura gigante, sin duda Rata Primus.

Tras liberar a tantas especies como podemos escuchamos la voz de un charr y a varias voces asura. Al acceder a la sala, vemos que el misterioso charr logra escaparse de su prisión sorprendiendo a los dos asura. Debe estar tan sorprendido como nosotros de vernos. Al escaparse, salta una alarma de protocolo del sistema que nos avisa que hay que descontaminar la zona, lo cual no suena nada bien. Mejor salir de allí cuando antes. Y así es, en cuanto nos movemos todos los golem de la sala se activan y nos atacan. tendremos que acabar con ellos primero para poder escapar. Cuando nos libramos de ellos se activa el siguiente protocolo. Le pregunto al charr si es necesario liberar a alguien más pero nos asegura que los de su tribu atrapados han sido eliminados. Es momento de buscar el ascensor de salida.

Tras subir un nivel, buscamos la forma de salir de esta sala, tratando de sacar toda la información posible de ella mientras acabamos con asuras de la Inquisa. En una de las consolas se nos indica un nuevo nombre: Gorrik. Taimi reconoce el nombre de inmediato, es el hermano pequeño de Blish, al que sea dicho de paso tampoco hubiera creído en la Inquisa. Le conoció siendo entomólogo. Ambos hermanos son muy inteligentes pero ¿cómo han acabado sirviendo para ellos? El charr rescatado nos indica que Joko tiene un complejo central aquí, en su isla. Y que debemos seguir subiendo usando algún ascensor cercano. Tras localizarlo escuchamos una extraña alarma. Esto no pinta bien. Cuando subimos al ascensor comienzan las explosiones, el lugar esta autodestruyéndose. Al alcanzar lo más alto por fin salimos al exterior. Estamos muy altos, y sin duda es Rata Primus. Debemos salir de aquí antes de que el lugar explote en mil pedazos.

Tras saltar con nuestros planeadores descendemos tan rápido como podemos hacia tierra.

En las cosas de Islas Arenosas, Elona

Cuando por fin tocamos tierra, estamos algo aturdidos por la explosión. Tras agradecer al charr su ayuda, nos indica que su tribu está cerca y somos bienvenidos para hablar con los ancianos. Seguimos al charr que nos comenta que su tribu son los Olmakhan y que llegaron allí huyendo de Asalon y huyendo de la Legión de la Llama y de la Devastación en la época en que los Charr arrasaron todo este territorio. Viajaron muchísimo, tanto como los humanos que huyeron tambien de allí, hasta alcanzar estas islas. Se presenta como Boticca y una vez llegamos al poblado, pide audiencia con los ancianos pidiendo permiso para que entremos con él.

En la cámara del consejo, con los ancianos, Islas Arenosas, Elona

Una vez ante ellos no parecen nada contentos de que extranjeros estén allí, pero logro convencerles de que estamos para ayudar a acabar con lo que Joko esté planeando y que sabemos que su gente ha estado desapareciendo. Mientras deciden sobre irse o quedarse a defender, aparece un cachorro llamado Efi en la sala. Al parecer está esperando el regreso de su padre con Boticca porque también fue secuestrado, por lo que es posible que nunca vuelva a verlo. Los ancianos tratan de negarle la información pero sólo consiguen enfadarlo más. Sale del lugar. Mientras Boticca me pide hablar con los ancianos y me pide tambien ir a buscar al cachorro y donde encontrarlo.

Salimos de allí buscándolo por la zona. Lo encontramos no muy lejos, junto a otros dos cachorros más de charr: Wyn y Fenn.

Con los pequeños cachorros charr, Islas Arenosas, Elona

El pequeño grupo de amigos parece muy enfadado con esta situación. Han sido criados de forma bastante diferente a como crian los Charr a sus cachorros en Ciudadela Negra. Ellos aseguran estar preparados para la lucha siendo tan jóvenes, trato de que me vean como un igual y que no se sientan menospreciados, por lo que les hacemos pasar una prueba. Usan sus habilidades con nosotras y nos defendemos. Son realmente inteligentes y muy hábiles con sus dones. Tras la contienda nos ven ahora de otra forma. Hasta Braham que está con nosotras ve las cosas de otra forma.

Justo en ese momento saltan las alarmas en la aldea. Un grupo de golems de la Inquisa se materealizan en la zona. Braham crea su escudo de protección para que todos entremos en él, includos los cachorros. Hemos de llevarlos a sitio seguro y avanzar todos juntos. Avanzamos hacia el poblado repeliendo los ataques. Al acabar con varios de los atacantes unas mientras avanzamos hasta alcanzar una zona donde son demasiados y nos cortan el paso. Tendremos que luchar. En uno de los acceso veo un golem detenido con un escudo. Lo unica forma de avanzar es acabar con él, cuando uno de los golem más pequeños caen deja tras él una extraña esencia. Al recogerla me proporciona una nueva forma de magia, debe ser algun tipo de magia especial de esta zona. Lanzo esta magia contra el golem y logro hacer que pierda su escudo y a la vez suelte un extraño cristal que parece protegerle, al acabar con éste, el paso queda libre. Tengo que mejorar esta habilidad, de momento usando las ensencia que recogo en el camino. Avazamos de nuevo casi sin detenernos.

En uno de los tramos ascendentes vemos un rayo azulado ser lanzado desde el cielo y acabar con un pequeño grupo de la Inquisa. Los Charr de Olmakhan gritan asombrados: ¡Aurene viene al rescate! Trato de avisarla que ayude acabando con los que nos atacan y no haga daño a los Charr y la joven dragona obdece. Los charr no pueden creer que tenga un dragon de aliado. Bueno, supongo que es lo que tiene ser “madre de dragones”.

Los golems de la Inquisa parecen ponerse de acuerdo en nuestro avance y darse órdenes para lanzar ataques coordinados. ¿Cómo diablos lo hacen? Bajo el escudo de Braham estamos protegidos pero no podra aguantar eternamente. Logramos alcanzar a un chaman de Olmakhan que ha creado un escudo protector en una zona concreta. Es increíble el poder chamánico que llega a tener esta tribu. Una vez allí, le ayudamos a acabar con el enorme grupo de golems de la Inquisa que tiene a su alrededor. Esto hace que pueda usar su energía más en proteger que en dañar, ahora que tiene refuerzos.

En  nuestro nuevo avance localizamos al padre de uno de los cachorros que nos indica que subamos a lo alto de la aldea. Asi que allá vamos, justo donde Aurene debería estar luchando. Segun intetamos pasar un grupo nos lo impide, es demasiado numeroso pero… un rayo azul lanzado desde el cielo los destruye por completo. Aurene no nos pierde de vista. Aurene nos acompaña en este tramo ayudando en los enemigos que nos salen al paso y ayudando a los gigantes enormes que luchan ayudando a los Charr. ¡Son gigantes no puedo creerlo! Este tipo de criaturas no son muy comunes en Tyria. Y aunque hemos visto algunas en Elona… aqui hay bastantes.

Logramos alcanzar a otro grupo de chamanes que ha creado una cúpula mágina. Aquí parece que estaremos a salvo pero comienza a llegar oleadas de enemigos. Todos luchamos, y esto incluye a los pequeños cachorros. Vemos a Rox a lo lejos, es momento de dejar a los pequeños aquí con este grupo ahora a salvo y avanzar hacia lo alto de la zona. Al lugar de la reunión con los ancianos y ver qué está pasado allí. Seguimos a Rox en nuestras monturas, Braham la sigue de cerca y nosotros a ellos. Justo nos avisan de que necesitan ayuda en la cámara del consejo. Accedemos dentro y en efecto los ancianos allí dentro tienen problemas. Luchamos para acabar con todos los enemigos de la Inquisa. Cuando lo conseguimos aparece un golem gigante. Comienza a atacarnos y los ancianos tratan de hacer un cículo de protección. Debemos ocuparnos nosotros de él mientras ellos tratan de contenerlo en el centro. Trato de convencerlos de que salgan de allí pero se niegan. Lanzan entre todos los ancianos un ataque contundente, y después unen fuerzas para protegerse, lo que nos da algo de tiempo para lanzar todos nuestros ataques contra él. Los chamanes crean entonces un campo gigantesco entre ellos para evitar que sus extraños ataques con bolas gigantes salgan de esa zona. Hemos de acabar con él como sea, no podrán mantener el escudo tanto tiempo. He de conseguir esa nueva forma de magia, para ello tratamos de acabar con los enemigos que lo protegen, al hacerlo sueltan la esencia que necesito y tras coger varias, lanzo el ataque contra él, esto le debilita lo que permite que mis compañeros lancen sus ataques contra él. Por desgracia guarda en la manga de golem un ataque nuevo, se mantiene quieto mientras aparece un extraño cristal que comienza a darle de nuevo poder. No podemos permitir que se cargue de nuevo. Tras varios intentos, logramos ir impidiendo que estos cristales que aparecen, le recuperen. Y el trabajo en equipo da sus resultados. El golem gigante cae.

Con los combatientes tras acabar con el Golem de la Inquisa, Islas Arenosas, Elona

Por desgracia, hay bajas tambien de nuestro lado. Boticca corre hacia uno de los ancianos muerto, y que dio la vida por mantener el escudo de contención activo y evitar que esa bestia saliera del recinto. Todos los guerreros, grandes y pequeños se han reunido allí, para honrar al anciano caído.

Es momento de reagruparse, de reunirnos y ver cúal es nuestro siguiente paso. Está claro que todos estos ataques provienen de Rata Primus. Hemos de llegar allí, acabar con el lugar e impedir que sigan haciendo daño a la Aldea de los Olmakhan. Y si en ese proceso sacamos información para acabar con Joko, mucho mejor.

Anuncios

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: La Inquisa en Elona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s