Forjando Leyendas: Legados y Destinos

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Al llegar al Refugio del Sol da la sensación de que el lugar va tomando forma gracias a todos los que allí ponen un poco de su parte.

Allí nos esperan Zafirah, Koss y el propio Rytlock que lleva consiguo su inseparable Sohothin. El plan de Blish es usar la espada Sohothin para dar vida de nuevo a la espada de Balthazar. Esperamos que dado que son dos armas poderosas, una de vida a la otra. Por ello, tras colocarnos uno enfrente del otro alzamos ambas armas. Al hacerlo, y al cabo de unos segundos el antiguo arma de Ascalon lanza un rayo contra la que fue el arma del dios, y la carga de magia.

Ahora que ya tenemos el señuelo perfecto. es momento de ir hasta una de las anomalías que aparecen en los Acantilados de Jahai con la espada.

Nos desplazamos a la zona en nuestras monturas. Accedemos al lugar exacto donde se ha producido la grieta a La Niebla.

Buscando en La Niebla a Kralkatorrik

El lugar es extraño, los marcados de Kralkatorrik tienen una lucha continua con todo el que se acerca. Glint mantiene esa lucha constante, la antigua campeona de Kralkatorrik, madre de Aurene nos está dando tiempo ayudada por ella. Mantiene a las tropas ocupadas esperando nuestro movimiento. Localizar el sitio mejor para poner el señuelo. Avanzamos hasta unas ruinas donde Blish me pide que coloque la espada en la zona. Él se encargará de mantenerlo allí haciendo una fuerte señal. Tras defenderlo durante un rato mientras este perfecciona la señal de la espada, logra su objetivo. Blish asegura que el plan ha funcionado, la espada es una autentica baliza de magia y Kralkatorrik vendrá hasta aqu para conseguir ese poder.

La espada se revela, su magia, la de Balthazar se revela contra la de Kralkatorrik que se acerca a conseguirla.  Los ataques de cristales de la marca se intensifican, el lugar no es seguro. Él no podrá moverse de allí de momento, me pide correr tan rápido como pueda alejándonos de la zona mientras Blish espera que muerda el anzuelo de la espada. El plan no me parece nada bien. No quiero dejarlo aquí atrás, pero Blish insiste. Estará bien, tiene un escudo que lo protege y mantendrá la espada en este lugar mientras nos alejamos lo suficiente. Una vez estemos lejos y la tormenta haya pasado podremos volver a por él.

Sara_Savia y yo subimos pues a nuestros raptors y avanzamos tan rápido como podemos. El lugar de la tormenta no parece tener fin pero Blish asegura que está funcionando. Que Kralkatorrik ha caído en la trampa. Entonces es cuando me confiesa que le perdone porque ha mentido. La espada como baliza ha dejado de funcionar por sí sola, pero él puede alimentarla indefinidamente como golem que es. Sólo tiene que desconectarse y mantener la energía sobre la espada.

Eso acabará con él, Gorrik dijo que era la peor de las formas de morir para él, porque queda encerrado sufriendo eternamente mientras nadie vuelva a encenderlo, pero Blish insite en que es la única forma. No puedo permitirle que haga esto. Dispuesta a retroceder, el golem insiste en que es la única manera, que es sacrificarse por salvar a todos porque de no ser así Kralkatorrik acabará con Tyria. Me pide que cuide de Gorrik, y de Taimi, sobre todo de ella. y que dejemos de ocultarnos cosas entre nosotros. Eso nos debilita.

No comprendo a qué se refiere, pero vemos más adelante… tras saltar sobre extrañas plataformas y un cielo extraño que me recuerda a la vez que Braham y yo acabamos en un lugar indefinido de algun sitio tras acabar con Lonai, cruzamos la avertura de nuevo que nos lleva al mismo lugar de donde partimos en los Acantilados de Jahai. Intento contactar con Blish, pero sólo escucho estática al otro lado.

Regresamos pues al Refugio del Sol. Al llegar, Gorrik y Taimi parecen emocionados. El plan ha funcionado. Reciben señal del rastreador, es fuerte y constante. Están tan emocionado que no me permite ni tratar de explicarle que no volverá a ver a su hermano. Es la propia Taimi la que se percata de ello. Y ante aquello, mira a Braham y después a mi para contarnos justo lo que Blish comentó antes de perder de la comunicación con él: tiene un secreto.

Su estado no mejora ya. Al contrario, lleva tiempo empeorando. A veces siente tanto dolor que no puede ni concentrarse, por lo que no puede ya ni siquiera calcular cuanto tiempo le queda de vida. Le había confesado aquello sólo a Blish esperando que éste le ayudara. Pero ahora… Blish ya no está.

Taimi aegura que ella no es la prioridad aquí. Blish se ha sacrificado para darnos más tiempo con Kralkatorrik y este es nuestro objetivo. El primero localizar a Aurene, como sea, dado que tras cruzar par ayudar con Glint y Kralkatorrik así como con el Asolador, su campeón, no ha vuelto a dar señales. Ahora que el sacrificio de Blish nos ha dado una baliza para localizar siempre donde está, ese debe ser nuestro objetivo.

Justo en ese momento, Caithe hace aparición como buena ladrona asegurando que ella sí puede ayudar a localizar a Aurene.

Anuncios

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: Legados y Destinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s