Forjando Leyendas: El Ejército de la Sangre de Dragón

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Con Taimi, Gorrik y Ogden en Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Cuando localizo a Ogden Curadordepiedra no está solo, Taimi y Gorrik están con él y nada más llegar me reciben calurosamente. Taimi me indica que estamos en La Forja, aunque ella la llama La Forja secreta de Glint y que está debajo de una fortaleza enana en ruinas. Los tres me informan de cómo está la situación ahora mismo. Los dos asura han estado usando un rastreador para tratar de monitorizar como está Kralkatorrik. La lucha última contra Glint en La Niebla le ha dejado bastante débil pero está tratando de volver a cargarse de energía y es algo que no podemos permitir. Por ello ha venido hasta aquí, para marcar una zona, convertir a criaturas y volver a intentar recuperarse. Por ello estamos nosotros aquí, para impedírselo definitivamente. Ogden me indica que debo buscar a Hilina que me espera en la propia Forja. Me dirijo pues allí.

Hilina, maestra forjadora en Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Localizo en el centro, en la Forja a una Exaltado. Es la maestra de La Forja y al parecer es ella quien puede crear las lanzas que necesitamos para armar a nuestro ejército contra Kralkatorrik. Nos explica que lo primero que hemos de hacer es conseguir información sobre ella en la Torre del Trueno pero sobre todo conseguir un tipo de petroleo que los draga de la zona tienen para poner en marcha La Forja.

Tras salir de la gruta me dirijo a Torre del Trueno acompañada esta vez por Sara_Savia. Tras ayudar en la zona con los marcados, nos dirijimos a las Ruinas de Deldrimor más al sur, es allí donde localizamos a grupos de draga que están extrayendo material y petroleo de la zona. Por desgracia, no están teniendo mucho éxito. Desde que Kralkatorrik está allí, las tuberías han comenzado a llenarse de cristales marcados. Tras llegar a un acuerdo con Varya, la prometo ayudarla con su problema de los cristales si ella cede parte de ese petroleo para nuestro propósito. En principio acepta.

Con Varya y sus draga en Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Uso pues el poder en conjunto con Aurene para alcanzar las zonas donde las tuberias han quedado marcadas con grandes cristales y los destruyo. Ahora la draga cederá el combustible que necesitamos.

Ogden nos indica que el petroleo está llegando a La Forja, Varya ha cumplido con el trato pues. El enano me indica que es momento de buscar un molde para nuestra nueva lanza. La maestra de La Forja nos comenta que el que tiene está estropeado y es inservible, por lo que Ogden comenta que sólo hay un enano capaz de tener un molde igual, un tal Frodak Estrellacerada. Supongo que podemos ir a buscarle, pero hay un pequeño problema… está muerto.

Ogden comenta que debemos buscar su tumba primero. Quizás podamos encontrar en ella alguna pista de ese molde. Su tumba debería estar dentro de la antigua capital: Torre del Trueno.

Accedemos pues a la zona, que nada más entrar vemos bastante deteriorada. Tenemos que abrirnos paso por zonas derruidas, y alcanzar las Catacumbas Enanas usando las monturas.

Tras bajar varios niveles alcanzamos un lugar concreto donde localizamos la tumba. Al acercanos tenemos el honor de poder hablar con el mismísmo fantasma de Frodak lo que realmente es estupendo, porque podrá decirnos como conseguir el molde. Por desgracia está bastante enfadado, primero porque destruímos la primera lanza. Aún así, el enano nos dice que debemos adentrarnos más en las catacumbas para localizar lo que necesitamos y que nos va a costar lo suyo porque está vigilado.

Localizando a Frodak en las catacumbas enanas de Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Avanzamos por la zona. Tras orientarnos alcanzamos la sala central repleta de tumbas donde los enanos fueron enterrados.

El enano, nos comenta que no sólo es cosa de orientarse, es cosa de localizar la puerta correcta que abre la placa correcta. Dado que los fantasmas enanos se aburren mucho en La Niebla se decidan a mover las placas de sitio.

En una de las cámaras centrales encontramos varias puertas con varios símbolos en ella de distintos colores, apuesto a que estas puertas son las que dice el enano que debemos abrir. Tras localizar la placa de una de ellas, creamos un portal para pasar al otro lado. De momento sólo yo puedo pasar y Sara_Savia esperará fuera. En la sala, un Shelk de las Sombras custodia el molde que necesitamos asi que tras acabar con él recojo el molde y con él podemos volver a La Forja para entregárselo a la maestra Hilina.

Ya tiene lo que necesita, el combustible, el molde, cristales marcados con la sangre del propio dragón… y ahora sólo necesita que Aurene use lo que aprendió de su madre en las pruebas para cargar estos cristales canalizando su energía.

Aurene se aleja de la zona usando después lo aprendido sobre el cristal, colocado sobre la enorme Forja, todo está listo. Cuando el proceso está hecho solo hay que enfriar nuestra nueva arma.

La Forja termina el proceso, la lanza está terminada. Ahora sólo hay que duplicarla para todo un ejército tan rápido como sea posible. Pronto nuestro ejército estará listo. De momento, nos dirijimos a las ruinas de Torre del Trueno para probar la lanza con grupos de Marcados.

Aunque las lanzas y su poder se agotan con el uso porque no son tan potentes como la original, si creamos suficientes, podremos recargar la habilidad las veces necesarias para poder atacar al dragón directamente. Es momento de trazar un plan, uno que atraiga al dragón a algún lugar donde tengamos ventaja.

Cuando regreso a La Forja, Taimi comenta que una zona concreta se ha llenado de fantasmas. Cuando nos dirigimos al lugar, precisamente un fantasma hace aparición. No puedo creer lo que estoy viendo… es Gwen, su fantasma. Viste como ella antaño… es ella, la heroina de Ascalon. Nos informa que están desperdigados en su lucha contra Kralkatorrik, no pueden sujetarlo más tiempo. Debemos actuar ya. Nos dice que Kralkatorrik ha entrado en el Dominio de los Perdidos para fortalecerse. Que está bastante débil pero que si sigue mucho tiempo en este lugar, podría volver a recuperar su poder.

Me reuno en la zona con todos, Caithe, Braham, Taimi, Logan, Gorrik, Rythlock y Canach están allí esperando cuando les explico las pruebas que hecho con las lanzas. Necesitaremos al menos una a dos semanas para poder conseguir suficientes. Les explico que no tenemos ese tiempo y que hay que buscar un lugar para la confrontación, uno que nos interese. Mientras que comentamos este detalle, se abre una fisura delante de nosotros. No queda de otra que cerrarla y luchar.

Tras una confrontación directa contra sus marcados, consigue cruzar incluso un acechador marcado. Kralkatorrik está intentando acabar con nuestro cristal y si lo consigue… La Forja se detendrá y con ello nuestras esperanzas. Debemos protegerlo a toda costa. Aurene y yo subimos junto al cristal de resonancia para tratar de impedirlo. La dragona se acerca al cristal y comienza a usar su poder para cargarlos de magia. Debo ayudarla, debo unirme a ella para canalizar este poder. Al hacerlo, el poder que se libera acaba con todos los marcados de un solo golpe. Aún así, la Tormenta de la Marca sigue estando aquí abajo y volviendo a prepararse para otro ataque. Aurene ante las palabras de Taimi se lanza contra la escaleras y lanza tal bramido que salen cristales de poder de ella misma creando una pared de cristal para proteger nuestra arma creadora de lanzas llevándose por delante todo lo que hay. Cada vez es más poderosa… un poder que puede acabar con todo. Canach, Gorrik y la propia Taimi comentan que cada vez es más lo que es: un dragón. Caithe por su parte la defiende, sabe de alguna forma que la joven dragona está disgustada con esos comentarios.

Estoy de acuerdo con Caithe, cierto que lo que acaba de hacer es un poder totalmente nuevo, pero no por eso es malo. Trata de ayudarnos, trata de protegernos a toda costa, lo sé. Cierto que ha marcado la zona como hace su abuelo, pero no con el mismo propósito. Cierto que quizás ha sido precipitado y podría habernos matado pero… no es esa su intención. Ante su nuevo gruñido de desaprovación, la defiendo ante mis compañeros. Ella es lo que es, no puede negarse, es una dragona, es nieta de un dragón anciano… pero sigue siendo nuestra Aurene.

La dragona vuelve a rugir y Caithe nos pide silencio. Quiere decirnos algo, pero es complicado al no entenderla. Caithe se acerca a ella, y la dragona emite sonidos… como si se comunicara. Caithe la dice que todo está bien, que hable a través de ella. La dragona se alza sobre sus patas traseras, mueve sus alas y alza a Caithe en el aire. Una extraña fuerza las rodea y cuando Caithe vuelve al suelo, ya no parece ella. Es como si Aurene la hubiera marcado. Ahora tiene el mismo tono que ella, azul brillante y unas extrañas floraciones de cristal han aparecido en su armadura.

Dragona y Sylvari se abrazan y las dos nos miran, Caithe habla ahora por medio de algún vínculo y dice sus primeras palabras a traves de Caithe: “Yo no soy él”.

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: El Ejército de la Sangre de Dragón

  1. […] Forjando Leyendas: El Ejército de La Sangre del Dragón […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s