Forjando Leyendas: Sin Esperanzas

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Volver a Tyria y sentir la derrota en cada rincón. Aunque han pasados sólo unos días desde la muerte de Aurene y de ver como Kralkatorrik escapaba herido, pero con vida a La Niebla, hasta ahora lo único que he podido hacer es viajar a Elona y quizás mirar por ultima vez sus tierras.

Mientras observaba las dunas desérticas del lugar donde mis ancestros lograron grandes leyendas, Caithe se puso en contacto conmigo. Necesita verme, me comenta que todos están aun en Picos del Trueno, junto al cuerpo cristalizado e inerte de la dragona que era nuestra esperanza. Debo ir allí para decidir con ellos al respecto.

Tras el viaje, Braham espera mi llegada en la entrada del acceso a la cueva donde se luchó contra Kralkatorrik. Los ánimos no están para nada altos. Me cuenta por el camino las escasas novedades. Todos están allí salvo Kassmer y Marjory.

Ante el cuerpo cristalizado de Aurene, Picos del Trueno, Elona

Al acercarme al cuerpo estático de Aurene repleto de cristales de su abuelo, es como volver a ver aquel terrible resultado. Allí está. Se cumplió la profecía de su madre, lucharía para morir. Taimi llora desconsolada y un grupo de diferentes guerreros asegura que están allí para rendirla culto, se hacen llaman Orden de la Floración y siguen a Caithe que ahora parece como si hubiera perdido color. Sus preciosas flores que la unían a Aurene desaparecieron.

Rindiendo homenaje a Aurene, Picos del Trueno Elona

Debemos recoger todo y ahora que sabemos que Kralkatorrik acabara con todo, tratar de disfrutar con los que queremos. Todos parecen de acuerdo, pero primero, nos ocuparemos del cuerpo de la dragona. Ayudare a Caithe a quitarle los cristales y buscar un buen lugar donde ver el final.

Ante el cuerpo de Aurene cristalizado, Picos del Trueno, Elona

Una especie de electricidad estática nos envuelve. Caithe parece sentirlo aún más, quizás por el vínculo que tuvo con Aurene. Es mientras le quitamos los cristales rindiéndole honores cuando se produce una fuerte sacudida, y el cuerpo de Aurene estalla. Y aparece ante nosotros sacudiendo las alas. ¿Cómo es posible? Estaba muerta, no congelada… ¿cómo es posible? Y entonces Braham dice las palabras clave que nos dan la solución: “Alabado sea Joko“. Zamparse a un nigromante, al mayor liche de la historia de Tyria tiene ahora sus ventajas. Aquí está ante nosotros: viva. Las flores de Caithe cobran vida de nuevo.

Ante Aurene que usa el poder del Liche para volver a la vida, Picos del Trueno. Elona

Nuestra preciosa dragona no tiene tiempo de dar muchas más explicaciones. Está aquí para poder fin al dragón que está ahora en La Niebla dispuesto a destruir todo. Tras abrir un portal hasta allí, ambas: campeona y dragona nos disponemos a tratar de la forma en que sea de hacerle salir de esta zona.

Luchando contra Kralkatorrik en La Niebla

Luchando contra Kralkatorrik en el reino de Grenth de La Niebla

Volamos juntas hasta dar con su gigantesco cuerpo, que vuela entre muchos de La Niebla tratando de absorberlo todo. Lo seguimos y lo golpeamos juntas por diferentes reinos de los Dioses. El reino de Melandru, el reino de Grenth y el reino de Balthazar… y la lucha y los ataques contra él surgen efecto porque ya estaba herido. Aurene abre portales tratando de hacerle caer en uno de ellos pero sigue siendo un dragón muy listo y los esquiva uno tras otro. Un fuerte ataque hace que le partamos una de sus alas, lo que le impide hacer un bien giro en uno de los portales abiertos  y al final logramos que caiga en uno de ellos. Logramos hacer que caiga de nuevo a Tyria.

Kralkatorrik cayendo de La Niebla. Dragóncaído, Elona

Entramos por el mismo portal para descubrir que estamos en mitad de un de los mares de Tyria, uno en el que con cada intento de apertura de portal por parte de Aurene, parte de los reinos de los dioses que hemos visto en La Niebla han caído en la propia Tyria. El dragón cae también quedando todo él en medio de los tres gigantes islotes que ahora están unidos a su cuerpo. Esta herido de gravedad… pero aún resiste. Hemos de organizarnos y darle el golpe definitivo, este lugar será la tumba eterna para Kralkatorrik.

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: Sin Esperanzas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s