Forjando Leyendas: Todos juntos somos más fuertes

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Sobrevolando con Aurene la nueva región, Dragoncaído Elona

Aurene y yo volamos por las nuevas tierras creadas en medio del mar debido a la lucha con Kralkatorrik en La Niebla. Quizás sea una tontería pero espero que los dioses, que ahora aparecen en este lugar con sus estatuas nos den la fuerza necesaria para acabar por fin con el dragón.

Debemos reagruparnos. Sabemos qué hiere al dragón, su sangre y usarla con las lanzas que podamos crear para atacarle. Tras explorar la isla sobre Aurene veo una de las alas caída en mitad de la confluencia de las tres secciones de la enorme isla. Allí será donde consigamos su sangre, pero alcanzar la zona no va a ser fácil. No hay lugar donde aterrizar una de las naves. Taimi recoge datos de la zona para poder ver cómo conseguir la sangre, mientras yo busco al ayudante de Gorrik para poder conseguir los instrumentos necesarios para prepararnos. No sólo hemos de conseguir su sangre, debemos poder movernos por la isla y para ello debemos conseguir un mapa de la zona. Por ello, coloco diferentes sensores en los lugares que Gorrik me indica para así poder tener información completa de la zona.

Mientras exploro la zona, Taimi me avisa que sus lecturas son claras hay una zona concreta en donde la magia de línea ley está totalmente descontrolada. Y lo peor, es que Kralkatorrik esta absorbiendo desesperadamente esta energía para curarse. Hay que conseguir cerrar esta zona para evitarlo. Está herido y debe quedarse así, no podemos permitir que se cure. Caithe nos avisa de que Aurene ha hecho un descubrimiento también: hay una extraña especie que parece algún tipo de dragón menor que jamás habíamos visto en Tyria y que de momento no parecen hostiles. Estos extraños dragones se dejan usar como monturas aunque… en el momento en que me bajo de alguno de ellos, este ya no permite volver a usarlo. Gorrik está encantado de ver esta nueva especie, a la que ha llamado Escamaceleste. Está convencido de que si le consigo algún huevo de esta nueva especie, podremos hacerlo crecer y se creará un vínculo que me permitirá usarlo como montura.

Usando de montura una Escamaceleste en Dragoncaído, Elona

Una vez consigamos una de estas criaturas bajo nuestro control, nos permitirá usarlo para alcanzar el ala, y con ello la sangre del dragón que tanto necesitamos para crear nuestras lanzas. Mientras le consigo uno de estos huevos a Gorrik que crea un pequeño laboratorio en la Sala de los Lanceros del Sol y le voy consiguiendo los objetos que me va indicando, logro usar una de estas especies para alcanzar la zona más cercana del ala donde aparece una de las heridas del dragón. Tras acercarme a la zona, logro romper el cristal que lo protege y extraemos por fin su sangre. Gracias a esto también, las señales se recuperan y deja de haber interferencias.

Nos reunimos después con Zafirah. Ella ha traído su lanza de sangre de dragón y también a dos cefiritas. Es momento de comenzar a replicar las lanzas una vez más, esta vez usando la sangre del propio dragón.

Buscando un punto débil para obtener sangre del dragón, Dragoncaído, Elona

Una vez comenzamos a duplicarla, y cuando ya tenemos una cantidad aceptable, es momento de usar la lanza de prueba contra él. Gracias a la cartografía que ahora tenemos de la zona, localizo un punto vulnerable del dragón, tras usar la lanza en este lugar concreto el gigantesco dragón ruge de dolor. Por desgracia, Kralkatorrik ha seguido curándose. Taimi lo tiene claro, se está alimentando de la Línea ley subterránea. Gorrik confirmó entonces que existe una extensísima red de cuevas bajo el cuerpo herido del dragón. Ese será nuestro punto de entrada.

Debemos preparar una estrategia. Lo primero debe ser cortarle el suministro de curación al dragón y una vez logrado ese objetivo… usar nuestras lanzas.

Descenderemos pues al entramado de cuevas. Aurene nos hará entrar usando su poder, usará su aliento de cristal para abrirnos paso allá donde sea posible. Una vez dentro buscaremos el foco del que se cura y lo cerraremos. Será solo entonces cuando todos a la vez atacaremos. La salvación de nuestro mundo depende de ello.

Un pensamiento en “Forjando Leyendas: Todos juntos somos más fuertes

  1. […] Forjando Leyendas: Todos juntos somos más fuertes […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s