Guild Wars Beyond: Vientos de Cambio

El Manto Blanco ha sido derrotado en Kryta. Salma es la reina y tras la guerra civil, la paz parece estable. Tras permanecer un tiempo en las Lejanas Picoescalofriantes tras el regreso de Gwen y de Keiran parece que el tiempo ha pasado lentamente.

1.079 después de Éxodo. Recibo aviso del continente de Cantha al cual regreso tras los acontecimiento ocurridos allí hace siete años. Tras la derrota de Shiro Tagachi el Emperador Kisu ha creado al llamado Ministerio de Pureza. La idea es tratar de conseguir limpiar todo Cantha de los Apestados que aún quedan tras la derrota del traidor. Pero según parece necesitan toda la ayuda posible así como reunir efectivos para tal campaña. Por desgracia, no solo los Apestados son un problema en Cantha ahora mismo, las tensiones entre los Kurzick y los Luxon continúan ahora que la amenaza de Shiro ya no existe.

Llego al puerto de Kaineng y busco información al respecto de lo acontecido hasta ahora mientras he estado lejos de este continente. El Ministerio Celestial, dividido en sus cuatro departamentos: El Ministerio de Fuego, el Ministerio de Tierra, el Ministerio de Agua y el Ministerio de Aire tratan de organizarse. Precisamente, del Ministerio de Fuego ha surgido la líder del nuevo Ministerio creado para acabar con los Apestados.

Tremayner ante el Iniciado Zei Ri, en Kaineng encargado del Ministerio de Pureza

Al alcanzar la ciudad de Kaineng me dirijo al templete donde espera el Iniciado Zei Ri que se encarga de la organización y la búsqueda de efectivos para el Ministerio de Pureza y la limpieza de Apestados. Será él quien me indique cómo comenzar esta tarea. Pero no la llevaré acabo sólo, Sara_Savia y Saylon Ugron vendrán conmigo.

El Iniciado Zei Ri me indica que ayudará en la limpieza con nuestro grupo y me pide primero limpiar el Paso de Buddek. Para llegar a la zona, saldremos directamente desde la propia Kaineng. Una vez los Apestados del Paso de Buddek quedan eliminados, el iniciado nos pide limpiar el Camino Sombrío, para ello saldremos desde La Garganta del Dragón. El Ministerio de Pureza ha estado dos años intentando acabar con ellos, pero son demasiados, ahora ambos lugares deberían ser más seguros. La siguiente zona a limpiar serán los Túneles de Shenzun, para ello salimos de El Torreón de Maatu. El Iniciado Zei Ri nos comenta que esta zona está bastante infestada por lo que mandará con nosotros refuerzos si éstos consiguen limpiar primero la zona del Malecón de Bejunkan. Cuando alcanzamos la zona a limpiar, las hordas de Apestados son bastante grandes y tras varios grupos logramos despejar la zona.

Ayudando al Ministerio de Pureza con la limpieza de Apestados en la Ciudad Subterránea

Al regresar a Kaineng, el Iniciado Zei Ri nos comenta que cada vez son menos los Apestados en la ciudad. El siguiente lugar a limpiar será la Ciudad Subterránea. Accederemos a la zona desde el Bazar de Wajjum. Según el propio iniciado, cuando la peste sea eliminada y los Apestados con ellos, toda esta zona se reconstruirá para la gente de Cantha.

Tras este golpe nuevo a los Apestados, el Iniciado Zei Ri nos pide limpiar el Distrito de Sunjiang. Para ello saldremos todos del Paso de Zin Ku y avanzaremos por todo el distrito para ir acabando con ellos. Es mientras luchamos con los Apestados de esta zona cuando el Iniciado Zei Ri nombra a la Ministra del Ministerio de Pureza, líder de su grupo encargado de estas tareas. La ministra Reiko Murakami es quien dirige el Ministerio de Pureza.

Es curioso, porque aunque no he tenido oportunidad aún de conocerla en persona, sí la conozco de pasadas aventuras. Precisamente, Reiko es la tía de Ashu Yuudachi y de su hermana Miku Yuudachi, a ella la conocí durante los acontecimientos de la Guerra de Kryta. La única superviviente tras el ataque de Shiro en el Templo de Tahnnakai. Tras ayudarla a perseguir a Danthor el Inflexible, miembro del Manto Blanco y quien acabara con toda su familia adoptiva señalándolos después como traidores, Miku regresó supuestamente a Cantha perdiéndola hasta entonces la pista.

Tras despejar esta nueva zona, el Iniciado Zei Ri se siente feliz de ver la ciudad limpia de Apestados, aunque ahora será necesario limpiar la última zona en Kaineng donde ha habido avistamientos de Apestado, la otra región será en la isla. Por ello, nos pide ir hasta el Valle de Pongmei. Para alcanzar la zona, viajamos desde el Torreón de Maatu y cruzamos al otro lado de la línea de división entre facciones. Allí aparece ante nosotros un Apestado realmente enorme. Tras acabar con ocho Apestados menores, aparece ante nosotros un Guerrero Apestado Monstruoso. Tras acabar con él podemos decir que por fin, Kaineng es libre de estos engendros.

Aunque pensé que esta seria la última misión de limpieza, el Iniciado Zei Ri nos pide viajar a una última zona, que no está en Kaineng, sino en la Finca del Ministro Cho. Allí varias personas han desaparecido y dado que la zona fue de las primeras en ser afectadas por la peste no hay muchas esperanzas. Por ello, viajamos a Los Jardines de Ran Musu y comenzamos la búsqueda. Nos topamos no sólo con Apestados, también con Humanos Carroñeros. En nuestro avance comenzamos a localizar a campesinos a los que poder salvar de esta situación. En tres ocasiones libramos a los habitantes del ataque. No son muchos los supervivientes pero al menos esta zona quedará desde hoy limpia y segura. Llegarán más refuerzos para acabar con lo poco que ahora queda. Ahora el Ministerio de Pureza se encargará de recuperar todo este lugar.

Puerto de Seitung, Cantha

El Iniciado Zei Rei se encargará del resto, y dado que la Isla de Shing Jea es grande nos indica que busquemos a la Iniciada Tsuriai en el Puerto de Seitung por si precisa más ayuda. Viajamos pues al puerto de Cantha, y es allí donde localizamos a la Iniciada Tsuriai. Al presentarnos, nos pide ayuda para limpiar dos zonas, empezando por la Laguna de Haiju. La iniciada nos explica que las aguas de esta laguna son muy especiales, por ese motivo, dado que tiene cualidades curativas, la idea es limpiar la zona, devolver a la laguna su poder principal y usarlo contra los Apestados. Por ese motivo nos pide que la busquemos cerca de la Laguna de Haiju. Salimos de Zen Daijun y decidimos un plan de estrategia dado que la información que tenemos de la zona es tremendamente complicada respecto a la infección de Apestados.

Con la Iniciada Tsuriai en hacia la Laguna de Haiju, Cantha

Por ese motivo, nos dividimos. De momento Sara_Savia nos abandonará momentáneamente y vendrá en su lugar Noemi Moonlight, Ritualista de profesión. El plan es que Noemi y yo con Hiram mi mascota, corremos hacia la laguna para prepararnos, mientras Saylon Ugron corre en busca de la Iniciada que espera en un templete cerca de la laguna. Cuando Noemi y yo llegamos a la laguna nos dividimos de nuevo. Hemos de lograr hacer de freno a los Apestados que llenarán a la zona en cuanto la Iniciada y Saylon Ugron aparezcan y comiencen a hacer el ritual. Por ese motivo, Hiram, Ogden Curador de Piedra y yo nos apostamos en un lado, y Noemi hará lo propio junto a sus héroes en el rincón contrario. Debemos conseguirle tiempo a Saylon Ugron y a la Iniciada para realizar el ritual. En cuanto ambos entran en la laguna los Apestados y los Humanos Carroñeros hacen aparición y no lo hacen en un número precisamente pequeño. Tras varios intentos, Saylon Ugron consigue que la Iniciada acabe el ritual y Noemi y yo mismo salimos vivos casi de milagro. La Laguna Haiju por fin es un lugar seguro.

En la Isla de Shing Jea, Cantha

Nuestra aportación y ayuda en la Isla de Shing Jea casi ha concluido. La Iniciada Tsuriai nos informa de que queda sólo un lugar donde aún hay Apestados: en Zen Daijun. Nos explica que Zunraa, la deidad que es guardiana y cuidadora de Zen Daijun ha sucumbido a la peste. Por ello deberemos viajar hasta allí, invocar a los aspectos contagiados de Zunraa en los santuarios y una vez los liberemos la deidad volverá a ser la que era.

Nos movemos por la zona, avanzando hacia cada santuario donde debemos liberar a su guardián mientras los Apestados atacan. Tras liberar a los Zunraa apestado, contaminado, enfermo, infectado y podrido… por fin el lugar queda libre de la plaga.

Liberando los Santuarios de la Isla de Shing Jea de los apestados, Cantha

Tras esta última misión aquí, la Iniciada Tsuriari nos indica volver a hablar con el Iniciado Zei Rei en Kaineng. Regresamos pues allí en su busca. Será hablando de nuevo con él, cuando nos informe de que de momento Kaineng es libre de los Apestados y que tanto la Ministra Reiko como Ashu en el Ministerio de Pureza están muy contentos de nuestros avances. Es el momento de viajar a las zonas limítrofes de Cantha para seguir limpiando. De momento debemos ir al Mar de Jade y al Bosque de Echovald. Ambos lugares aún tienen Apestados y los Luxon y los Kurzick están demasiado ocupados luchando entre ellos como para ocuparse del problema. Aún así el Ministerio de Pureza se ocupará de ello. De momento viajaremos al Cráter de Rhea. Al llegar a la zona, el Iniciado Zei Ri comenta que el mar por fin ha comenzado a derretirse bajo la superficie. Eso indica que algún día por el fin volverá a ser un mar líquido y no un mar sólido de jade como es ahora. Quizás cuando se sane la zona de Apestados este cambio sea aún más rápido. Tras salir de El Refugio del Viajante, avanzamos por la zona limpiando de Apestados el lugar mientras los Luxon permanecen impasibles. Una vez finalizamos, el Iniciado Zei Ri nos indica que la última misión en esta zona será en Oleaje Silencioso donde están los últimos Apestados. Tras salir de Aguas Inmóviles en la zona Luxon avanzamos hacia Oleaje Silencioso. Allí comenzamos a acabar con los Apestados que surgen en cantidades enormes. Tras acabar la misión es hora de volver a Kaineng.

En zona Luxon, Cantha

Una vez allí, el Iniciado Zei Ri nos indica que es momento de hacer lo mismo pero en la zona Kurzick, por ello deberemos liberar de Apestados el Sendero de Morostav. Para ello, viajamos a los Archivos de Durheim y de allí avanzamos hacia la zona. En esta lugar también tendremos que librarnos de una Abominación tan grande como la que matamos en el Valle de Pongmei. Tras liberar la zona, alcanzamos el lugar donde mayor cantidad se Apestados gigantes aparecen: allí tuvimos que acabar con un guerrero, un guardabosques, un monje, un nigromante, un hipnotizador, un elementalista, un asesino y un ritualista. Sólo cuando acabamos con todos ellos, el lugar queda completamente despejado.

Con un jefe apestado en zona Kurzick, Cantha

El Iniciado Zei Ri no esperaba alcanzar este éxito. Por su parte viajará al Templo de Tahnnakai a presentar sus respetos a los caídos. Nosotros viajaremos al Desfiladero de Xaquang donde deberemos buscar a Xan Hei quien espera por nosotros para recompensar nuestro trabajo.

Tras viajar al Rincon de Senji, localizamos a la salida del Desfiladero de Xaquang a Xan Hei. Al hablar con él las noticias vuelan, ya sabe que nos envía El Inicidado Zei Ri, nos comenta que tiene algún trabajo más por hacer para el Ministerio de Pureza pero que debe esperar porque ahora mismo, tienen otro problema mayor: Los Am Fah asesinos a sueldo de Cantha que según nos indican han tenido un papel importante extendiendo la plaga y que parece no han detenido sus acciones. Han recibido información de un Recadero Am Fah que viaja al Malecón de Bejunkan escoltado y transportando algo sospechoso. Nos pide pues ayuda para interceptar lo que lleve. Supongo que es mejor averiguar que pasa con esta facción.

En el Malecón de Bejunkan, Kaineng, Cantha

Tras viajar hasta el Malecón de Bejunkan tratamos de interceptarlo, pero hemos de quitarnos de en medio a Los Am Fah que lo protegen y no son pocos. Conseguimos alcanzar al Recadero Am Fah al llegar al barco, cuando conseguimos acabar con él conseguimos su carga. Dentro hay… planos. Simples instrucciones para un extraño objeto al que llaman Cáliz de la Corrupción.

En el Mercado, preparados para la investigación del Cáliz de Corrupción.

Cuando regresamos junto a Xan Hei, nos indica que debemos conseguir más información al respecto. Para ello no hay mejor sitio que el Mercado, allí tendremos que hablar con personas diferentes y conseguir información al respecto. Tras hablar con varias personas en el lugar, conseguimos la información justa sobre el Cáliz de Corrupción. Hemos de localizar a alguien llamado Jeijou Susurro Sombrío. Deberíamos tener suerte en la región de Nahupi porque Los Am Fah están tratando de tomar la zona.

Tras viajar al Rincón de Senji accedemos por el portal a la Región de Naphui. Tras avanzar por los callejones repletos de enemigos tenemos que hacer un recorrido concreto evitando la confrontación directa con demasiados enemigos. Tras un largo recorrido localizamos a Jeijou Susurro Sombrío que sin duda parece que nos estaba esperando. Al parecer la información que hemos conseguido es porque él ha querido que se supiera y de esta forma tratar de quitarnos de en medio llevándonos hasta allí. Según él, el secreto del cáliz está seguro. Una voz le bendijo con el conocimiento de su creación hace muchos años y no va revelar nada. Al derrotar a Jeijou, los Am Fah y su principal organización, la Hermandad de Jade ahora saben que vamos en serio respecto a la limpieza de los Apestados y la propagación de la plaga en Cantha.

Regresamos al Desfiladero de Zaquang para hablar con Xan Hei que ya tiene las siguientes instrucciones de nuestra siguiente misión. Podríamos golpear a los Am Fah definitivamente pero Xan Hei cree que es mejor golpear directamente a la Hermandad de Jade. Debemos buscar a Ganshu el Escriba en la fortaleza de la Hermandad de Jade en el Bazar de Wajjun. Hemos de conseguir un importante texto, uno que según parece contiene el nombre del actual líder de la Hermandad de Jade.

Avanzamos pues para llegar al Bazar de Wajjun, donde nada más llegar a la zona, la Hermandad de Jade nos espera. Aunque parece que en un principio quieren convencernos, al final optan por la lucha al ver allí a Xan Hei dispuesto a todo. Tras luchar contra el numerosísimo grupo de seguidores, logramos hacernos con el texto. Es momento de llevarlo al Desfiladero de Xaquang y allí entregarlo.

Tras estudiar el texto, Xan Hei nos informa de que ha podido extraer de él el nombre del líder de la Hermandad de Jade. Su nombre es Reisen el Fénix.

La misión nos lleva al Desfiladero de Xaquang, donde tendremos que avanzar hasta alcanzar el lugar donde Reisen el Fénix se mantiene protegido como líder de la Hermandad de Jade. Alcanzarle nos hace dar un rodeo por la zona para evitar a demasiados enemigos. Además, entre el grupo de enemigos, vemos a lo lejos pequeños grupos dispersos de personas que apoyan a Reisen el Fénix pero no aparecen como enemigos. Dado que hemos venido a buscar a Reisen, El Fenix procuramos ir directos y evitar al máximo la lucha.

Desfiladero de Xuquang, Cantha

Alcanzamos la zona en la que Reisen el Fénix está y allí, al vernos la verdad es que ni siquiera parece asustado, más bien parece que supiera que tarde o temprano llegaríamos a él. Supongo que debido a la lista que conseguimos y en la que aparecía su nombre. La sorpresa es mayúscula cuando el propio Reisen confiesa que en la lista no sólo estaba su nombre, también el de muchos otros que sencillamente viven sus vidas basándose en una mucho más antigua y que se remonta a cientos de años atrás. Se supone que estoy allí sólo para acabar con Reisen, El Fénix, en ningún momento Xan Hei dijo que otros nombres estaban en aquella lista que pude conseguirle. No puedo acabar con gente por que el Ministerio de la Pureza diga que son malas y ya. Reisen, El Fenix asegura que he llegado hasta allí siendo manipulado por el Ministerio de la Pureza, y que si sigo apoyándolos acabaré con vidas de una lista que ellos mismos crearon.

Reisen, El Fénix, jefe de la Hermanad de Jade, Cantha

Por ese motivo, le dejo escapar. Xan Hei aparece en ese momento y comprueba que el enemigo a su vista ha escapado. Cuando le pido explicaciones simplemente habla sobre un futuro para Cantha que no pertenece nada más que a aquellos que vendrán y podrán heredarlo sin tener que volver a mancharse las manos de sangre. No puede negarse que el Ministerio de la Pureza fue creado para mejorar una situación que era insostenible con respecto a los Apestados, pero esto ha llegado demasiado lejos. Xan Hei tras oírme, cree que es momento de escuchar a la Ministra Reiko, así como a su protegido Ashu y conocer su visión. Allí creo que podré decidir al respecto si continuar apoyando al Ministerio de la Pureza o dejar Cantha.

Regreso pues a Kaineng para hablar con el Heraldo de Pureza, es él quien me indica donde será la reunión con la Ministra Reiko a la que se me espera.

Asisto a la reunión en el Puerto de Kaineng. Ha asistido gran cantidad de gente, muchos de ellos soldados como Xan Hei. La Ministra hace aparición con un niño y da un discurso sobre todo lo que se ha conseguido en Cantha y sobre todo lo que se ha perdido debido a la plaga por la que aún se lucha para sobrevivir.

Puerto de Kaineng, Cantha

La Ministra asegura que ella también ha perdido a los suyos, a toda su gente: la gran familia Yuudachi que fueran todos ellos miembros de la Orden de Sai Ling, que se encargaran de custodiar el Templo de Tahnnakai, donde reposan los restos de los héroes más legendarios de Cantha. Cuando todo ocurrió ella también perdió la esperanza pero vio un milagro de los dioses el hecho de que su sobrino Ashu sobreviviera. El crío está a su lado mientras da el discurso. Justo en ese momento una cara conocida aparece entre el gentío. Al menos una cara que yo reconozco. La asesina Miku. Se abre paso entre el gentío para acercarse un poco más y decido acercarme a ella para saludarla cuando recuerdo que sería absurdo hacerlo, dado que la conozco debido a las visiones que tuviera en el Estanque Mágico en el Museo de Monumentos en las Lejanas Montañas Picoescalofriantes cuando ayudé a Gwen a localizar a Keiran Thackery. Así que realmente, vi a Miku en una visión siendo Keiran para ella.

Mientras la Ministra sigue con si discurso… Miku ve al niño y le llama por su nombre, parece reconocerle. Al acercarse demasiado la Ministra ve en ella a la asesina que es y al sentirse amenazada la pone como ejemplo, el Ministerio de la Pureza acabó con los Apestados en su gran mayoría pero aún hay gente que debe morir, como esa asesina debido a su profesión y que pone en peligro a otros. Ah no, esa es justo la diferencia entre acabar con los Apestados, criaturas de Shiro Tagachi creadas para un mal propósito y acabar con gente como Miku a la que he visto luchar por unos ideales que no son para nada malvados.

Tras defenderla, sencillamente huimos todos juntos tratando de no ser alcanzados quedando en vernos más tarde en los Túneles de Shenzun. Tras la huída alcanzamos a Xan Hei que inmediatamente se da cuenta que hemos apoyado a Miku. Trato de hacerle entender que está equivocado, que sus ideas eran buenas al principio pero que ahora todo es un genocidio. Cegado por las palabras de la Ministra Reiko opta por atacarnos. Su final acaba aquí. El Iniciado Zei Ri llega en ese momento y ve lo ocurrido. No puede creer que haya acabado con Xan Hei. Trato de hacerle entender a él también, evitar una muerte innecesaria. Le aconsejo que se vaya mientras pueda. Después, partimos de allí.

Localizamos a Miku en Túneles de Shenzun tal como dijo. Allí me cuenta que creía que su familia estaba muerta, pero reconoció a su hermano Ashu, que evidentemente está vivo. Asegura que hay muchas cosas que no entiende. Necesita respuestas, como yo. Por ese motivo opto por ayudarla. Me indica que mientras ella buscará información de un amigo: el guardia Jinnai. Yo debo ir a Kaineng y buscar a otro amigo suyo, el guardia Oao Lin.

Será en Kaineng donde el amigo de Miku me espere. Allí me indica que conoce la ubicación de un miembro de la Hermandad de Jade en el Monte Qinkai que podría tener información al respecto. Está convencido de que el Ministerio de la Pureza está tratando de acabar conmigo ahora que me ve como una posible amenaza. Pues allí iré.

Tras viajar a Entrada de Aspenwood desde el lado Luxon viajamos al norte. Allí llegamos hasta el miembro de la Hermandad de Jade: un tal Meijun Ojovengador. Asegura que los suyos me han preparado una trampa, una en la que debo de caer para poder salvar a inocentes. Me dice que me acerque a las cuevas de los Yetis al norte. Al llegar allí, tres jóvenes son atacados por Yetis. Tras varias oleadas, logramos defenderlos. Una vez libres nos confirman que la Hermandad de Jade los secuestró para usarlos como cebo y traerme hasta allí. Una vez a salvo, regreso junto al guardia Oao Lin. Tras informarle me indica que la situación se está complicando.

Me informa entonces de que la Hermandad de Jade está esperando barcos en el Puerto de Seitung, algo que en ellos no es muy normal. Quizás el grupo esté tratando de hacer algo a espaldas de la Guardia Imperial y del propio Ministerio de la Pureza. Mejor asegurarse.

En cuanto conseguimos pertrechos suficientes viajamos, el guardia nos lleva al Puerto de Seitung. Avanzamos por los muelles, efectivamente está todo repleto de miembros de la Hermandad de Jade. Buscamos la mejor forma de acabar con ellos cuando Miku aparece. Dice que está allí porque su amigo el guardia le ha comentado el mismo problema. Cuando miramos a la zona donde están los enemigos entre todos ellos, aparece uno que hasta ahora no había visto: Artificieros. Al parecer están tratando de volar el puerto. Hay que impedirlo.

Miku nos ayuda en el propósito. El problema es que cuando conseguimos acabar con parte de ellos, al verse desesperados el artificiero del grupo se viene a nosotros y sin pensárselo, se inmola. Debemos tratar de atraer a este enemigo como sea hacia nosotros y apartarnos en el momento justo para que su plan de acabar con el equipo completo se frustre.

Tras avanzar por todo el puerto, poco a poco, acabamos con ellos. Miku nos informa que no localiza a su amigo Jinnai y eso no es bueno. Porque si no lo encuentra es porque se esconde y si lo hace es porque sabe algo que puede acabar con su vida. Miku necesita localizarlo antes que la Ministra Reiko.

Por mi parte, regresaré junto al guardia Oao Lin para informarle de que lo que la Hermandad de Jade trataba pasar de contrabando eran explosivos.

Una vez informado nos indica que ha habido movimiento tanto del Ministerio de la Pureza como de la Hermandad de Jade en el Bosque de Echovald, cerca de la Cuenca de Amatz en las Cataratas del Luto. Hasta ahora tanto los Kurzick como los Luxon han sido totalmente independientes de todo esto, y solo se han preocupado de sus propias rencillas. Se unieron sólo para vencer a Shiro Tagachi para después, volver a sus peleas entre ellos mismos. Habrá que ir a investigar.

Cuenca de Amatz, zona Kurzick, Cantha

Tras salir de la Cuenca de Amatz, viajamos al norte. Allí localizamos al Iniciado Shen Wojong y al miembro de la Hermandad de Jade Koon Jizang teniendo una discusión con un Cónsul Kurzick. Tratan de hacerle ver que debe estar de su parte, e ignorar de una vez a los Luxon. En medio de la conversación de repente, el miembro de la Hermandad de Jade insulta al miembro del Ministerio de la Pureza acusándose el uno al otro de tratar de aliarse con los Kurzick. A pesar de que el Cónsul deja clara su postura de neutralidad ante aquello, le ignoran y atacan. Está claro que sencillamente los que no estén con ellos están en su contra. Tenemos pues que defender al grupo de cónsules y evitar que mueran.

Regresamos pues a Kaineng para informar al guardia Oao Lin. Tras lo ocurrido al menos ahora sabemos que los Kurzick se mantendrán a un lado. Entonces el guardia nos dice que los Am Fah han ido hasta el Criadero de Gyala para convencer a los Luxon de lo mismo, a la vez que el Ministerio de la Pureza los persigue. Debemos conseguir que los Luxon sean también independientes de todo esto.

Foso de Leviatán, zona Luxon, Cantha

Viajamos a Foso de Leviatán y desde allí viajamos de nuevo al norte. Al llegar, vemos a Ajun Xi, Filo Hábil miembro de los Am Fah tratando de convencer a un Cónsul Luxon de que se una a ellos en contra del Ministerio de la Pureza. Pero al igual que ocurriera con los Kurzick los Luxon no quieren saber nada de nadie. Solo de ellos mismos y de su lucha contra los Kurzick si llegara el caso. Cuando aparece el Iniciado Jeng Sunjoo acusa a ambos grupos de criminales y trata de acabar con ellos. Nos metemos en la refriega para evitar que ningún Cónsul Luxon, inocente en todo esta guerra absurda muera.

Regresamos pues junto al guardia Oao Lin para informarle. Será de nuevo él quien nos comente que dado lo ocurrido y que ni la Hermandad de Jade ni los Am Fah han conseguido lo que querían pero si han conseguido que el Ministerio de la Pureza tampoco consiga a ninguna de las facciones, se han lanzado a las calles del Bazar de Wajjun y allí están dispuestos a zanjar sus diferencias.

Mucha gente inocente morirá si no se pone fin a este conflicto. Hemos de ir inmediatamente.

Tras viajar a el Templo de Tahnnakai y saliendo por el acceso a los Túneles de Shenzun, localizo de nuevo a Miku. Aún no me hago al hecho de verla y no poder decirla, yo te he visto ante. Nos comenta que cree haber encontrado la forma de intentar rescatar o al menos llegar hasta su hermano Ashu. El plan es acceder al lugar donde está tratando de evitar a los guardias. Como hay posibilidad de que se avisen unos a otros, trataremos de localizar los interrumpores dentro de cada sala para poder cerrar las puertas y frenarlos. Aún así tendremos que correr. Tras unirnos a Sara_Savia, nos disponemos a entrar en el lugar.

Intentado rescatar a Ashu, Cantha

Tenemos que avanzar deprisa, asi que lo hacemos tratando de acabar con aquellos que vemos mientras uno de nosotros se ocupa de los interrupores. Tras varias habitaciones logramos alcanzar la sala en la que está Ashu.

Miku trata de convercele, pero el crio no parece atender a razones. Huimos de allí sin logar nuestro objetivo. Miku nos informa que tratará de buscar información sobre su amigo Jinnai mientras nos indica que volvamos con el guardia Qao Lin.

Tras regresar a Kaineng, el guardia Qao Lin nos pide ayuda con respecto a los Tengu. Es necesario avisar a los Angchu de las intenciones del Ministerio de Pureza que ya no diferencia entre buenos y malos. Todos son malos si no piensan como ellos, y eso incluye acabar con razas con los Tengu que había una paz con ellos que podría irse al traste.

En el poblado Tengu Nido de Águila, Provincia de Kinya, Cantha

Viajamos a los Jardines de Ran Musu, y nos dirigimos hacia el pobrado conocido como el Nido de Águila. Hemos de avisar a Soar Garranoble de lo que ocurre y advertirle. Tras conseguir ayudar a los suyos y acabar con los Miembros del Ministerio de la Pureza sin que Soar Garranoble muera, podemos volver junto al guardia y avisarle de que la paz se mantiene.

Soar Garranocle en Nido de Águila, Cantha

Ahora será Soar Garranoble quien nos pida ayuda para los suyos. Comenta que los suyos han sido hecho prisioneros en los Túneles de Shenzun. Viajamos hasta allí para poder ayudarle.

Tras localizar a Soar y a sus trompas en el Desfiladero de Xaquang nos dirigimos hacia la zona donde los Tengu están siendo retenidos. Tras una lucha logramos liberarnos y correr con ellos alejándonos de los enemigos por los Túneles de Shenzun. Todos regresan sanos y salvos y Soar Garranoble nos recompensa.

Tras ello, nos pedirá ayuda para ayudar a Ryun Plumagrís en Acantilados de Jaya. Lo localizamos al final del acantilado y tras defenderlo de los Sensali y del propio Ministerio de la Pureza logramos que sobreviva.

Ahora será el propio Ryun Plumagrís quien nos ayudará cuando vamos a buscarlo al Acantilado de Java. Tras viajar con él a la Aldea de Tsumei defendemos la aldea a toda costa de los Tengu Sensali atacantes. Tras varias hordas de ellos, serán tropas del Ministerio de la Pureza quienes se unan al intento de atacarnos.

Tras derrotarlos a todos, es momento de volver a Kaineng con el agradecimiento de los Tengu que ahora quieren luchar junto a nosotros.

Defendiendo la Aldea Tsumei, Cantha

Regresamos a los Túneles de Shenzun, desde el Templo de Tahnnakai. Allí volvemos a localizar a Miku. Por fin tiene información nueva. Ya sabe donde está Jinnai, podremos ir con ella a localizarlo, pero hay que ser rápidos, el Ministerio de la Pureza pronto podría saber tambien su ubicación.

Miku en los Túneles de Shenzun, Cantha

Esta ves Saylon Ugron se une a mi en la búsqueda. Tras hablar con Miku nos trasladamos a unas ruinas en zona Kurzick. Para evitar a las rondas de guardias del Ministerio de la Pureza, nos separamos. Mientras Saylon con toda la tropa busca un rincón con una cueva donde poder emboscar yo espero su señal. Luego busco a Jinnai con Miku, pero regreso junto a Saylon mientras ellos hablan. No hay tiempo que perder las tropas pueden caernos encima en cualquier momento y Miku debe sobrevivir.

Tras usar este lugar como zona de emboscada con paciencia vamos separando a los grupos que hacen guardia. Cuando ya quedan solo grupos de cuatro salimos del lugar y los buscamos. Nos reunimos por fin con Jinnai.

Junto a Jinnai en zona Kurzick, Cantha

Nos explica que sabe que Reiko mantiene a Ashu engañado, que le ha hecho creer cosas que no son, como que su propia hermana lo abandonó. Por eso, porque él sabe la verdad, Reiko le quiere muerto. Debemos enfrentarnos a ella, hacer ver al niño lo equivocado que está. Él no es un superviviente milagroso de la familia Yuudachi. Miku buscará la forma de llegar hasta ella mientras regreso junto al Guardia Qao Lin para conseguir información.

Tras regresar a Kaineng, el Guardia Qao Lin nos explica que hay una reunión importante con todos los delincuentes, si logramos infiltrarnos y responder a las preguntas correctas y pasar desapercividos, podríamos conseguir valiosa información.

En la reunión de delincuentes de Cantha

Tras viajar al Camino Sombrío acabo infiltrado de bandolero. Tras  alejarme del grupo de bandoleros para que no me descubran, me acerco a un grupo de miembros del Manto Blanco y hablo con ese grupo tratando de responder acorde a mi papel, me alejo y me entonces al grupo de corsarios y piratas y hago lo propio, responder a sus comentarios evitando peleas. Entonces parece que comienza la reunión. Me acerco discretamente, quedándome atrás hasta que comienza la reunión. Hay jefes de todas las facciones:  de los Am Fah, de la Hermandad de Jade, del Cráneo Carmesí, del Manto Blanco, Pacificadores, enanos de la Cima de Piedra y Corsarios. Mientras hablan sobre los planes sin moverme, Reisen, El Fenix que está entre los presentes parece reconocerme. Trato de quitarle importancia pero empiezo a retroceder. Luego a huir y más cuando todos me persiguen por los pasillos a toda velocidad. Tras alcanzar la salida consigo escaparme. Regreso junto al Guardia Qao Lin para contarle todo. Va ha haber un asalto a Kaineng y es necesario impedirlo.

Nos preparamos en Kaineng y tras hablar con el guardia nos indica que las puertas no pueden caer. Nos colocamos a medio camino, pero antes es necesario tener un ejército. En cuanto hablo con todos los guardias y arqueros que encuentro a mi paso, estos se unen a mi.

Desde esa posición aguantamos todos los ataques que van llegando. Y son bastantes, incluyendo al final los de Reisen el Fénix y Apep, Noche Interminable.

Impidiendo el asalto a Kaineng, Cantha

Tras este ataque a la ciudad, la zona ya no es segura. Tras hablar de nuevo con el Guardia Qao Ling, nos comenta que hemos de salvar a los ciudadanos en el Paso de Bukdek. Nuestra misión será un fracaso si muerne más de tres campesinos. Tras avanzar por las calles, tratamos de evitar que los campesinos mueran. Las zonas están tomadas por miembros del Ministerio de la Pureza, pero tambien de otras facciones. Tras un largo recorrido y de evitar la muerte de campesinos, Eri, Corazón de Fuego de la Hermandad de Jade, se acerca a tratar de convencernos de que es mejor estar en el Ministerio de la Pureza que contra ellos. Tras tratar de convecerla, decido dejarla viva. Ella también ha sido engañada y quizá pronto vea lo equivocada que está. Regresamos junto al Guardia Qao Lin para informarle en Kaineng.

Con Eri, Corazón de Fuego en el Paso de Bukdek, Cantha

Al llegar nos indica que un grupo de aldenanos, se han envalentonado, y han ido al Desfiladero de Xaquang a alzarse contra el Ministerio de la Pureza. Les dirige la joven Xin Ji, a la que hemos de avisar que ante su iniciativa, Reiko los ha mandado matar a todos.

Tratando de concenver a los ciudadanos, en el Desfiladero de Xaquang, Cantha

Tras llegar a la zona, trato primero de convencerlos pero no parece que vayan a hacer caso. Al insistir parecen por fin creerme. Hemos de escoltarlos tan rápido como podamos antes de que los miembros del Ministerio de la Pureza nos alcancen. Tras una carrera vertiginosa, logramos ponerlos a todos a salvo.

Cuando regresamos a informar al Guardia Qao Lin se siente aliviado de haberlos salvado, pero nos informa que sabe ahora que Reiko ha ordenado asaltar uno de los Monasterios de Shing Jea. Hemos de avisar a Mhenlo.

Al llegar allí vamos a necesitar mucha ayuda. De momento pongo a mis ordenes a los pocos guardias que hay para que luchen a nuestro lado. Pero somos pocos. La puerta no aguantará y hay que proteger tanto a la Sensei Amara como al propio Mhenlo. Con cuerdas, cualquier botella vacía y algo de aceite podríamos hacer bombas. Hay de todo, salvo botellas, al menos no vacías. La Aprendiz Zhi asegura que tiene muchísimas botellas de vino de arroz pero todas llenas. Comienza a beber sin parar para vaciar botellas y preparar bombas y trampas con ellas. Las usamos para esparcirlas por la zona en la que estamos cuando los enemigos comienzan a llegar.

Nos lleva un buen rato, y hemos incluso de dejar botellas en el suelo porque la aprendiz no puede vaciar las botellas tan deprisa. Tras varios asaltos de varios grupos por dos zonas diferentes conseguimos salvar el Monasterio. Volvemos para informar en Kaineng.

Informando en Kaineng, Cantha al Guardia Quo Lin

Es momento de regresar junto a Miku y saber si hay un plan para acabar con Reiko de una vez por todas. Viajamos al Templo de Tahnnakai y salimos por los Túneles de Shenzun. Allí nos espera Mika. Reiko cree que los Am Fah y la Hermandad de Jade han escapado. Necesitará de otra reunion para conseguir que el Ministerio de la Pureza quede bien. Antes de este tipo de discursos, Ashu va al Templo de Tahnnakai a presentar sus respetos.

La propia Miku nos lleva a la zona donde deberiamos poder dar fin con ella. El lugar no es muy grande y en cuanto nos ve, no lo piensa dos veces y nos ataca. Comienza a crear clones de ella misma, y a veces incluso clones de nosotros mismos que se unen a ayudarla. Pero tambien aparecen junto a nosotros los Tengu para ayudarnos, con Soar Garranoble a la cabeza, Daisuke Filo Carmesí de los Am Fah, y Eri, Corazon del Fuego de la Hermandad de Jade. Incluso Xin Ji la campesina por haber ayudado al pueblo.

Todos juntos luchamos contra Reiko, que al final acaba derrotada. Tras su muerte, Ashu aparece, Miku le asegura que todo ha acabado, que es por fin libre. Tan libre como ahora lo será toda Cantha.

Con el joven Ashu, ahora convencido de que la libertad de Cantha es posible

Tras esta victoria nos es entregada una Lágrima de dragón imperial para cambiarla por algun buen arma. Y no sólo eso, Miku decide unirse a nostros para futuras aventuras.

El continente de Cantha podrá ahora buscar su camino y ser libre para rehacer su presente y tener un futuro.

Anuncios

Guild Wars Beyond: Corazones del Norte

La Vanguardia de Ébano, con la Capitana Langmar en cabeza y siguiendo indicaciones del rey Adelbern desde los asentamientos donde se trata de impedir el avance de los Charr, recluta tropas en el norte para esta lucha continua.

Tuve que salir de Ascalon hace años y siempre supe que viviría para tratar de recuperar mi hogar. Creo que ha llegado el momento.

Desde el Ojo del Norte, ayudo a la joven Gwen y al Teniente Thackeray en esta misión. Gwen permanece mucho tiempo aquí o en el pequeño jardín que cuida. Y el teniente suspira por ella. El problema es que el joven no se percata que Gwen vive en un mundo diferente a él, aunque ambos tienen un mismo objetivo: acabar con los Charr de Ascalon.

Por ese motivo, el teniente pide mi ayuda. Decide hacerle un regalo a Gwen por lo que me pide bañar un colgante que ha adquirido con el espíritu de su familia y así esperar que no se sienta tan triste. Tras lograr imbuir el colgante con el espíritu de la madre de Gwen regreso junto al teniente para entregarle el obsequio.

Por desgracia, Gwen no se tomó demasiado bien que el teniente se tomara esas libertades. Aunque mediando logré que al menos ella aceptara que el regalo no era tan terrible por mucho que ahora su familia sea la Vanguardia de Ébano.

Gwen y el teniente Keiran Thackery en el Museo de Monumentos, Ojo del Norte, Montañas Picoescalofriantes

El Teniente no se dio por vencido, se ha enterado que el cumpleaños de Gwen coincide en fecha con el aniversario de la Devastación de Ascalon, para que sea un día para celebrar y no para recordar lo perdido, convence a Gwen para hacer un picnic. Por ese motivo pedí ayuda para conseguir los objetos que Keiran necesitaba para el evento: un pastel de cumpleaños, bebida y velas. Tras ir a buscar las velas al mismísimo Ascalon, y entregarle a Keiran todo, al parecer acabó celebrando sólo el cumpleaños de Gwen porque la joven no apareció.

No hubo tiempo para mucho más porque fue cuando recibí el aviso de la Guerra Civil en Kryta y la princesa Salma pidió mi ayuda.

Volví al Ojo del Norte poco después para solicitar junto a Evennia, líder de la Hoja Brillante, que la Vanguardia de Ébano se uniera en el propósito de acabar con el Manto Blanco y ayudar a la princesa Salma en su propósito de alcanzar el trono de Kryta. Tras deliberar, la capitana Langmar decidió que Gwen podría quedarse en su lugar allí, en el Ojo del Norte mientras ella viajaba a ayudar a Salma como aliados. Gwen no pareció muy convencida pero pareció aceptar. Pero entonces, el teniente Thackery también presente en la reunión, aseguró que viajaría con la capitana también a prestar su ayuda. Curiosamente, Gwen creyó que esa idea era terrible. Ella necesitaría a Keiran allí si la capitana iba en ayuda de Salma. El teniente la aseguró que era guerrero y como tal, debía ir donde se le necesitara para la lucha. Cuando todo estuviera listo en el Ojo del Norte para recuperar Ascalon, si sobrevivía… volvería.

Durante los acontecimientos ocurridos durante la Guerra de Kryta, volví a coincidir con el teniente y la capitana en el momento en que reuníamos a los aliados para viajar a Arco de León y tratar de repeler el ataque de los Mursaat y del Manto Blanco.

En ese momento fue el último en que supe de ambos.

Tras vencer en la Batalla de Arco de León y tras el discurso de la ahora Reina Salma, tuve ocasión de hablar con el grupo de élite de Halcón de Ébano de La Vanguardia de Ébano que había participado también en la batalla: el Capitán Vientogrís, Lawrence Crafton, Nola Sheppard, Koro Vientosabio y Dian Fermati. El Capitán Vientogrís nos pone al corriente de que en la huída hacia allí para salvar a los habitantes, perdió de vista a la capitana Langmar y al teniente Thackeray que se quedaron atrás tratando de retener al ejército algo más para darnos tiempo de llegar a la ciudad. No han vuelto. En ese preciso momento se crea una partida que viajará a Kryta norte para buscarlos alcanzado si es necesario la Cuenca del Gigante, los dos grandes lagos salados ubicados entre Kryta norte, la Costa de la Atalaya y al norte de la Costa de la Divinidad. Me veo en la necesidad de viajar al Ojo del Norte e informar a Gwen primero. Después buscaré yo mismo si es necesario.

Miembros de Halcón de Ébano de la Vanguardia de Ébano informamos a Gwen en el Ojo del Norte, dentro del Museo de Monumentos, Montañas Picoescalofriantes

Según llegué al Museo de Monumentos, Gwen recibió la noticia. Y con súplicas me pide ayuda. Cierto es que ella prefirió rechazar al teniente, que quizás no hubiera partido de allí de haber sido de otro modo. Tampoco parece justo que ahora no sepa jamás de él, si está vivo o muerto. Por ello, me ofrezco personalmente a buscarlo. Lo último que se sabe por la propia Vanguardia de Ébano es que trataron de retener a los Mursaat y al Manto Blanco atrayéndolos hacia ellos a las afueras de Beetletun para alejarlos del Asentamiento de Ascalon. Justo entonces nos llega información al respecto. Al parecer tratando de repeler y aguantar el ataque que nos ayudó a llegar a la ciudad, la capitana Langmar fue herida y Keiran trató de escapar con ella. Por desgracia sus heridas acabaron con ella perdiéndose la pista del teniente en ese momento. Parto hacia la zona donde fueron vistos por última vez en busca de alguna pista del paradero de ambos.

Tras llegar a Beetletum viajo al norte, hacia Costa de la Atalaya que fue donde al parecer se perdió el rastro de Keiran. Tras vagar por la zona, localizo lo que parece una punta de flecha incrustada. Parece de una flecha de la guardia de élite de la Vanguardia de Ébano, los Halcón de Ébano. Con ella viajo de nuevo al Ojo del Norte para comprobar si Gwen la reconoce. Efectivamente lo hace. Cree que podemos usar el Estanque Mágico y mi capacidad de hacerlo funcionar para buscar información de lo ocurrido. Para ello, me entrega un arco de Keiran y me pide que mire al Estanque Mágico. Al hacerlo, yo podré saber lo que ocurrió porque debería transformarme en el propio teniente y vivir lo ocurrido y ella podrá verlo en el estanque.

En cuanto le indico al Estanque Mágico que me cuente la historia de la Punta de la Flecha me veo siendo el Teniente Thackeray, portando su arco y usando sus habilidades. Estoy a las afueras de Beetletun, en la Costa de la Atalaya y al avanzar un poco diviso a un grupo del Manto Blanco que parece discutir con una joven que busca respuestas sobre un tal Danthor. Como no les gustan las preguntas parecen dispuestos a atacar. Y entonces el teniente Thackeray, o sea yo siendo él, en esta situación que me muestra el Espejo Mágico interviene.

Tras la batalla la joven se presenta. Se llama Miku y es una asesina. Aunque le digo que viajo al norte, insiste en que la voy a ayudar a buscar al tal Danthor. La sigo por la zona hasta casi alcanzar Costa de la Divinidad. Allí localizamos a Danthor el Inflexible. Atacamos al grupo al completo, pero tras hablar de un plan huye. Tras finalizar la batalla Miku comenta que debe de ir a la Selva de Maguuma. Justo en ese momento veo de nuevo a Gwen. Vuelvo a ser yo, y no Keiran. Ella lo ha visto todo y me suplica ir a buscar más pistas a la Selva de Maguuma.

La asesina Miku y el teniente Thackeray, en Kryta

Viajo entonces hasta Territorio Salvaje en la Selva de Maguuma. Tras avanzar hacia  el este cruzando las Tierras de los Sabios alcanzo el portal que lleva a Descanso Real. Al cruzarlo y proseguir camino, distingo a lo lejos algo brillante. Es un emblema de un miembro de alto rango del Manto Blanco. Con el emblema viajo de nuevo al Ojo del Norte, quizás el Estanque Mágico me de alguna pista de cómo ha llegado aquel emblema de un miembro importante a esta zona. Al concentrarme ante el Estanque Mágico, este me transporta de nuevo a la piel del teniente. Parece que estamos en algún lugar de Descanso Real en la Selva de Maguuma. Mika está conmigo y parece que seguimos las huellas de Danthor.

Tras acabar con varios integrantes del Manto Blanco, alcanzamos de nuevo a Danthor el Inflexible. Pero esta vez, no escapa y acabamos con él. Al parecer, parte del Manto Blanco logró huir hacia la Selvas de Maguuma durante los acontecimientos en Kryta. La misión de Miku realmente ha acabado pero insiste en proseguir y saber más sobre los planes que Danthor tenía y que al parecer le llevaron a Refugio de Ventari.

Gwen vuelve a insistir en que prosiga mi búsqueda, aunque parece contrariada en el hecho de que Keiran ayude a Miku. Aún así, viajo hasta Refugio de Ventari para alcanzar el lugar llamado Loma de Ettin. Tras avanzar por el terreno esquivando alimañas, alcanzo un lugar donde encuentro un nuevo objeto que quizás me de pistas nuevas: una espada rota que parece que cayó tras una batalla con pasos hacia Claro de la Aurora.

Keiran Thackeray en la Selva de Maguuma siguiendo el rastro de El Manto Blanco

Regreso con ella al Estanque Mágico en el Ojo del Norte y repito el procedimiento. Como parecían indicar las huellas, aparezco como Keiran junto a Miku cerca de Claro de la Aurora. Un grupo del Manto Blanco está cerca. Y no parecen ser los único. Tras avanzar, cada vez son más los que encontramos a nuestro paso, hasta llegar a una zona donde podemos ver desde nuestra posición un campamento completo de ellos.

Si queremos acabar con todos, tendremos que usar la estrategia. Movernos despacio, y usar la capacidad de Miku de crear el caos con su habilidad de asesina. Si encontramos su punto débil quizás salgamos vivos.

Keiran en la base del Manto Blanco, Jungla de Maguuma

Tras avanzar lentamente y alcanzar la que parece la base de operaciones, logramos acabar con los integrantes del lugar. Una vez dentro podemos registrar las dependencias. En una rincón localizo lo que parece una misiva del Manto Blanco. En ella parece que se va a producir un ataque inminente a Arco de León, y Keiran no puede ayudarlos a todos.

Para cuando el Estanque Mágico me regresa al lado de Gwen esta parece confusa. No por el hecho de que Keiran haya cambiado tanto, sino porque parece que por fin se ha dado cuenta que debe ser fuerte y confiar en los demás. En la misiva se indica que el ataque podría comenzar en Beetletun, es momento de seguir la investigación e ir hasta allí en busca de nuevas pistas.

Esta vez en el viaje, me acompaña Sara Savia, tras llegar al lugar peinamos la zona. Tras movernos por la región, y peinar la Costa de la Atalaya, en un recodo localizo por fin la siguiente pista. El manto de un alto cargo solitario del Mano Blanco. Es extraño, un alto cargo allí. Es momento de regresar al Estanque Mágico y probar suerte para conocer cómo llegó este objeto a la zona.

Al llegar allí, uso el objeto mágico delante de Gwen y de nuevo tomo posesión del cuerpo del teniente. Estoy en el poblado de Beetletun, y Miku prosigue el viaje conmigo. Al llegar, un pequeño grupo trata de convencer a los aldeanos que son de la Hoja Brillante. Les mienten y ponen a la futura Reina Salma en contra. Es momento de intervenir. Tras acabar con ellos por mancillar el nombre de la futura reina les informo de la verdad: ellos son el enemigo y han de luchar por sus vidas.

Miku y Keiran ayudando a los aldeanos de Beetletun, Kryta

La aldea tiene dos accesos, y el Manto Blanco entra dispuesto a acabar con todo aldeano que se le oponga. Tenemos que impedirlo. Siendo Keiran, uso su fuerza de liderazgo para hacer que estos hombres y mujeres libres, sigan siendo libres y luchen contra ellos.

Tras una lucha sin descanso, logramos que el enemigo pierda. Beetletun es libre. Miku quiere regresar a su hogar a resolver algunos asuntos, Keiran ya no podrá seguirla, necesita arreglar los suyos propios. En ese momento, regreso al Museo de Monumentos y Gwen, me suplica seguir buscándole porque ahora sí, tiene que decirle algo muy importante.

Viajamos a la Cueva de Estalactita, y parto de allí con la propia Gwen. Están convencida de que Keiran habrá viajado desde Kryta y tratado de llegar a las Montañas Picoescaclofriantes pasando por la Roca del Yunque. Tras alcanzar la zona, lo buscamos. Está herido, pero está vivo. Regresamos al Ojo del Norte, volvemos a casa.

Roca del Yunque, Montañas Picoescalofriantes

Parece que el reencuentro ha sido bueno, tanto que Keiran se ha comprometido con Gwen. La guerra, y la lucha no ha impedido que por fin ambos decidan dar el paso. Keiran me ha pedido que le ayude con los preparativos de la boda. Para ello, me ha pedido que sea yo quien me encargue del banquete. Y creo que no hay nada mejor por esta zona que conseguir preparar un buen banquete Norn.

Hay tres cosas que son necesarias para preparar los suculentos manjares de un Banquete Norn: 1 filete de Tirano asado a fuego lento, alas de moa en salsa picante, y una ensalada de gourmet de Iboga.

Conseguir los ingredientes para los tres platos requerirá buscar cada uno en un lugar distinto de Tyria.

Primero viajé a Rata Sum, y desde allí viaje al sur, cruzando la región hasta alcanzar Maraña Alcazia. En ese lugar hay varios Tiranos alfa, pero el más grande es llamado Tirannus, y es un dinosaurio gigante. Tras acabar con criaturas de la zona, logré acabar con él y poder conseguir filetes para todos los invitados.

Para localizar los ingredientes para el plato de las alas de moa, es necesario cazar moas negros. No hay mejor zona para eso que la Catarata de Luto, en el Bosque de Echovald en el continente de Cantha. Partí desde los Archivos de Durheim viajando hacia esta región para localizar a los escurridizos pájaros. Tras varios intentos, una persecución del moa por el cauce del río y la ayuda de Sophie Luna Oscura, conseguimos alcanzar al Moa Negro y tenderle una emboscada, tras recibir varias por su parte.

Los mejores Ibogas son naturales de Vabbi. Por ese motivo viajé hasta Era de Tihark y partí desde allí para llegar al Jardin de Seborhin. Para acceder al jardín fue necesario que la princesa Tahlkora nos acompañara. Es en este lugar donde podré conseguir acabar con ellas, dado que al menos necesitaré tres para la receta. Cada una estaba en una ubicación distinta del camino exterior que rodea el precioso jardín, y no sólo lleno de estas criaturas, también de otras bastante más peligrosas.

Con todos los ingredientes, por fin regreso al Ojo del Norte. El teniente Thackeray esperaba allí, junto a Gwen en el Museo de Monumentos. Un grupo de Norn aparecen para recoger los ingredientes que serán llevados al Paraje de Olaf para que sea allí donde se celebre la boda.

Paraje de Olaf, Montañas Picoescalofriantes

Boda de Keiran y Gwen en el Paraje de Olaf, Montañas Picoescalofriantes.

Con todos allí presentes, la ceremonia fue simple. Olaf unió en matrimonio a Keiran y a Gwen que tras el evento partieron del lugar.

Keiran se unirá también a la lucha, dado que el plan de contraataque a los Charr está cerca. La Reina Salma ahora en el trono, pretende poder unificar toda Kryta por completo por lo que es momento de intentar retomar Ascalon, y aunque se planea la creación de una nueva ciudad en Costa de la Divinidad que represente el cambio, ha prometido ayuda por su parte para el rey Adelbern de Ascalon. La Vanguardia de Ébano está preparada.

He recibido un aviso de Cantha, viajaré entre este continente y mi querida Ascalon mientras las luchas sigan por controlar de alguna manera la zona, ayudando a la Vanguardia de Ébano mientras pueda y así reunirme con Gwen, con Keiran, con el guerrero Dian Fermati, con la nigromante Nola Sheppard, con la hipnotizadora monje Koro Sagewind, con el elementalista Lawrence Crafton y con el asesino Rigo Bolan.

El viaje a Ciudad de Ascalon fue medianamente fácil. Se aguanta en una ciudad casi en ruinas en una región devastada que trata de salir adelante con la amenaza de los Charr constante. Se permaneció allí hasta que se recibió orden por parte del propio rey para viajar al sur, hacia la frontera con el Desierto de Cristal por lo que parece ser una amenaza mayor, pero también para tratar de controlar ese paso, y con ello dejar al enemigo encerrado entre ambos frentes. Órdenes nuevas dejan claro que hemos de alcanzar esta zona y crear nuevas defensas.

Viajaré a la zona para ayudar siempre que pueda. Necesito formar parte de aquellos que traten de recuperar nuestras antiguas tierras. La Vanguardia de Ébano al completo se trasladará allí, seremos dirigidos por la propia Gwen y por Keiran.

En nuestro viaje al sur, no esperamos encontrar resistencia Charr, pero eso fue lo que ocurrió. Rigo Bolan fue quien dio el aviso al encontrar restos, y Dian Fermati pagó con su vida intentar defender las caravanas cuando nos asaltaron.

Los ataques continuaron, pero no dejamos el empeño de alcanzar nuestro objetivo más al sur.

Tras semanas de viaje por fin vimos la cordillera que separa Ascalon del Desierto de Cristal. Ese es nuestro objetivo desde que saliéramos por segunda vez de casa. Keiran y Gwen eligieron la ubicación. El lugar es perfecto para poder defendernos y sobre todo para poder atacar. Aún hemos de llegar a la zona que con total seguridad está plagada de Charr.

Estaba cayendo la noche en el campamento de la llanura cuando los Charr atacaron con todas sus fuerzas. Pero no íbamos a rendirnos estando tan cerca. Al amanecer Koro Vientosabio ordenó dividirnos y que parte alcanzáramos las colinas. Mientras Lawrence Crafton y Rigo Bolan hacían guardia. Koro Vientosabio creo un ejército mediante un increíble hechizo y un ejército místico apareció del norte para ayudarnos. Debido a ello los Charr se dispersaron por querer cargar contra ellos. Fue el tiempo justo para preparar nuestro asalto definitivo.

Junta a Gwen y Keiran avanzamos hacia el paso de montaña mientras dejábamos a Nola Sheppard con un destacamento de protección. La batalla no se detuvo mientras la avanzadilla alcanzábamos un claro de la montaña y se localizaba una vieja ciudad minera abandonada. Los civiles estaban a salvo allí, ahora había que enseñarles a defenderse. Keiran se encargó de ello. Allí habíamos llegado y allí nos quedaríamos.

Koro alcanzó el lugar sin aliento tiempo después. Murió en los brazos del propio Keiran siendo la heroína que había hecho posible que alcanzáramos aquel lugar. Pero aprovechamos el valioso tiempo dado por ella, y cuando los Charr, furiosos regresaron para atacar el que va a ser nuestro nuevo hogar, vieron la furia de los Halcones del Ébano y de toda su Vanguardia.

Nola había tenido tiempo para reunir un ejército de muertos vivientes formado por los antiguos habitantes de la ciudad. Sus unidades formaron un muro que destrozó a los Charr.

La capitana Gwen ha fijado la línea y no nos moveremos de este lugar por nada. Tenemos una cantera situada junto a la ciudad minera que es aún muy rica y bastante profunda. Con ella levantaremos nuestro bastión. La última defensa de Ascalon, la que advertirá a los Charr entre nuestra antigua ciudad y la que construiremos nueva que están atrapados. Se llamará Bastión Halcón de Ébano.

Informaremos a Kryta y cuando concluyamos la construcción, pediremos a los asura, aliados de la Vanguardia de Ébano poner uno de sus portales aquí. Así recibiremos de Kryta como aliados su ayuda.

Desde aquí daremos apoyo a Ciudad de Ascalon, donde el rey Adelbern mantiene su posición a pesar de los Charr. Aquí podremos aguantar el tiempo necesario para reconquistar lo que nos fue arrebatado.

Nuestro momento ha llegado. Alzaremos nuestros puños para defender nuestra amada tierra de los Charr de la Legión de la Llama que esclavizan incluso a los suyos.

Unidos somos más fuertes: ¡Por Ascalon!

Guild Wars Beyond: La Guerra de Kryta

1.079 Después del Éxodo de los Seis Dioses. Algún tiempo ha pasado desde que El Gran Destructor fuera destruido y la paz debería formar parte de Tyria.

Decidí pasar más tiempo en las Montañas Picoescalofriantes cuando llegaron noticias de que Primordus, el dragón antiguo de fuego parece que se ha activado, aunque no se ha movido. La actividad se ha producido en el mismo lugar donde acabamos con el Gran Destructor. Espero que sólo sea una coincidencia.

Mientras, veía como la Capitan Langmar se reorganiza con las tropas de La Vanguardia, ayudada de cerca por Gwen y por el Teniente Keiran Thackeray, guardabosques parangón que parece ser un prometedor luchador. Quizás mi futuro esté aquí, con ellos formando parte de la Vanguardia de Ébano y con la organización de los nuestros para poder volver a mi amada Ascalon y arrancar nuestras tierras de los Charr.

El rey Adelbern mantiene su vista en los pequeños reductos que aún se mantienen firmes contra la conquista Charr. Aún así un ataque desde Ciudad de Ascalon es muy precipitada. Hay que buscar otras opciones.

Mientras se decide sobre ello, me llega un aviso bastante poco alentador. La Guerra Civil ha estallado en Kryta. Aunque la princesa Salma es protegida ahora por la Hoja Brillante y es reconocida como futura reina de Kryta, aún quedan facciones del Manto Blanco tratando de impedir que sea ella quien suba por fin al trono y lleve la paz a su territorio. Kryta ayudó a Ascalon y recogió a sus refugiados cuando fuimos expulsados de nuestras tierras y aunque ayudé a que Salma sea hoy la heredera tras cumplir las Profecías del Buscador de la Llama, me veo en la obligación moral de tender ahora mi mano en su ayuda.

Viajo hasta Puerto de Pescadores en la Costa de la Divinidad de Kryta en busca del campamento de la Hoja Brillante que sé que existe, y donde la princesa se protege de momento de sus enemigos a la espera de dar un golpe de gracia al Manto Blanco que trata de desestabilizar toda Kryta.

Desde allí cruzamos la zona hasta Lágrima de los Caídos, y tras cruzar esta pequeña zona, accedemos al Bosque de Talmark, donde la Hoja Brillante tiene su campamento principal. En cuanto llego, la princesa me atiende personalmente junto a su mano derecha el Guardia Arad, con ellos están la líder de la Hoja Brillante, Evennia que junto a su mano derecha, Bartholos se han unido a la princesa para conseguir acabar por fin con el Manto Blanco.

Reunión con la princesa Salma en Bosque de Talmark, Costa de la Divinidad, Kryta

En esta primera reunión me ponen al corriente. Kryta está dividida, el mal del Manto Blanco diezmado tras la caída del Confesor Dorian al que depusimos y que trataba de hacerse con el control, busca todavía formas de impedir que Salma llegue al trono. Por ello, la princesa me pide ahora que consiga la ayuda de los Asura y de la Vanguardia de Ébano. Dado que Livia me acompaña y tiene contactos con los Asura, se ofrece si le ayudo a buscar su apoyo. Por su parte, Evennia se ofrece a pedir ayuda en nombre de la princesa a la Vanguardia de Ébano en el norte si la acompaño también.

Opto primero por ir con Livia a pedir ayuda a los asura para viajar más tarde al norte.

Al llegar a Cataratas Vlox, lo que no esperaba encontrar era un juicio. Se juzga a Blim y Zinn por quemar los libros de golemante de la asura Oola. Y tras un largo juicio, ambos asura son expulsados por diez años de la Costa de Bronce. Livia cree que es perfecta esta situación para nuestros propósitos. Dos asuras trabajando ayudando a la Hoja Brillante y con ello a la princesa Salma es una ventaja. Con ellos, volvemos al campamento.

Juicio de Zinn en la Costa de Bronce, Jungla de Maguuma

Cuando llegamos de nuevo al campamento, Salma está de acuerdo en buscar un lugar donde ofrecer un reto a ambos Asura. Crear un ejército de Golem. Encantados de saber que tendrán un lugar donde experimentar y trabajar, aceptan.

Tras este primer viaje, nos desplazamos al Ojo del Norte para tener una reunión con la Capitana Langmar de la Vanguardia de Ébano. Evennia nos acompaña en representación de la princesa. Aunque en un principio no está nada convencida de ayudar porque están demasiado ocupados tratando de repeler a los Charr de Ascalon y buscando la forma de contraatacar, ella misma decide ayudar siempre que Gwen se quede allí organizando todo mientras ella viaja en pos de ayudar a la princesa. Al ofrecimiento de la capitán, se une el teniente Thackeray que prefiere acompañarla mientras Gwen sigue ocupándose de los preparativos aquí en el norte. Aún así, no se hará nada sin que primero el rey Adelbern sea informado y también de el visto bueno a que sus dos mejores luchadores dejen por un tiempo la zona para ayudar a Kryta.

Audiencia en la Torre de Arco de León, con la princesa Salma, Arco de León

Todos viajamos a Arco de León. Allí la princesa nos recibe en la Torre de Arco de León. Tras informarle de que La Vanguardia de Ébano se unirá a nosotros, que la Hoja Brillante está lista y preparada, y que los asura ya trabajan en la creación de un ejército se nos dan las primeras órdenes: poner fin a varios cabecillas nuevos que han asaltado diferentes regiones de Kryta creando aún más caos, y que sin duda pertenecen al Manto Blanco.

Por ese motivo se me indican tres ubicaciones diferentes para tres inquisidores distintos. Dado que estoy en Arco de León, reúno a un equipo para dirigirnos a los diferentes lugares donde cada uno de ellos opera. Al grupo se une de nuevo Sara Savia.

El Inquisidor Bauer, se protege en Las Colinas del Bribón cerca de Las Puertas de Kryta. Llegar hasta allí fue sencillo, salimos de Puertas de Kryta y avanzamos hacia la costa.

El Inquisidor Lashona es el más alejando, dirige a los suyos en Kryta Norte, cerca de los Manantiales de Bergen. Salimos de esta ubicación y viajamos al norte dejando a un lado la Terraza de Nebo. Tras varias vueltas por la región lo localizamos cerca de la costa.

La Inquisidora Lovisa, ordena al Manto Blanco desde la Costa de la Atalaya cerca de Beetletun. Salimos de esta ubicación y viajamos de nuevo hacia la costa para dar con ella.

Una vez logramos acabar con cada Inquisidor, viajamos a Arco de León para hablar de nuevo con la princesa Salma e informarla de nuestro avance.

La información que nos da es que tres Mursaat están ubicados en tres zonas distintas de Kryta. Sería perfecto acabar con ellos y de esta forma dar esperanza a los ciudadanos mientras se siguen los preparativos para acabar con el guerra.

Por ese motivo, buscamos a la agente de la Hoja Brillante Paulina, que nos espera en Santuario Cay donde tomamos un barco hacia la Provincia de Rivera. Según la información obtenida, Willerm el Degradante, está en el Templo de los Ocultos. Para poder llegar hasta él, tendremos que conseguir dos llaves de acceso al lugar donde se esconde. Tras acabar con los protectores de las llaves, accedemos al recinto donde poder acabar con el Mursaat. Tras regresar a Arco de León para hablar con la princesa Salma, nos da la información sobre el siguiente Mursaat con el que acabar: Koril el Maligno.

Para poder dar con él, hemos de hablar con Jiaju Tai que nos consigue un barco al Litoral D’Alessio. Una vez en esta zona, debemos hablar con Dinas en Hakewood, que nos informa que nuestro objetivo está en el Templo de la Tolerancia. Hasta allí avanzamos hasta localizar a Koril el Maligno al que damos fin. Después regresamos de nuevo a informar a la princesa Salma.

El tercer y último Mursaat es Aily el Inocente y la princesa Salma nos dice que la información que tiene de la Hoja Brillante indica que ante los contraataques, los Mursaat preparan un ataque más contundente. Vamos a necesitar refuerzos. Por ello, debemos ver como van los avances de los dos Asuras con los Golem, por lo que debemos ir primero al Laboratorio Secreto. Para viajar hasta allí  hay que usar un pasadizo secreto del río que cruza el Bosque de Talmark. Una vez entramos, localizamos a Livia donde planeamos pues un asalto a Shaemoor. Deberemos conseguir una llave en Loamhurst, si conseguimos matar a Cairn el Berseker y así tener acceso a la Fuente de la Verdad que se sitúa en Shaemoor. La fuente es un lugar sagrado para el Manto Blanco, controlarlo con la llave nos permitirá ir por delante de ellos al menos unos pasos. Para poder hacer el asalto, Zinn nos indica que ha preparado un arma, pero que aún no está lista del todo. Dada la necesidad de uso, nos comenta que funcionará solo una vez por persona. Nos ayudará en el combate, pero tendremos que usarla con estrategia para hacerlo en el momento de mayor necesidad.

Cargando el arma asura para acabar con los Mursaat

Tras cargar con el arma, Sara Savia se encargará de despejar el camino hacia la Fuente de la Verdad. El Magistrado Sevaan protege la fuente y usamos el poder del arma cuando le alcanzamos para acabar con él. Una vez tenemos el control de la Fuente de la Verdad, Sara Savia carga una última vez con el arma para aproximarnos al Mursaat Ayli el Inocente, usando el poder del arma una última vez más, lo derrotamos.

Es momento de viajar de nuevo a Arco de León y pedir audiencia con la princesa Salma.

La información que la princesa nos da no es nada alentadora. Dado nuestro avance, ahora sabemos que se va a producir un ataque inminente contra Arco de León, para acabar definitivamente con la princesa. Hemos de actuar y ha de ser inmediatamente. Lo primero de todo, reunir a nuestros aliados de la Hoja Brillante para la hora final. El primero al que informamos es a Bartholos, por lo que viajamos hacia el campamento de Dakutu para localizarlo.

Laboratorio Secreto, Costa de la Divinidad, Kryta

Después viajamos a la Costa de la Divinidad usando el pasadizo secreto del río para avisar a Livia de que traiga a Arco de León al ejército de Golems que los asuranos hayan creado. Después viajamos a Beetletun, hemos de poner sobre aviso a los habitantes más cercanos. Tras advertir del ataque de que hay tropas desplazándose hacia el sur, localizamos a Livia, Zinn y Blimm en las puertas de Beetletun. Están listos para el viaje aunque los dos asura tendrán que seguir retocando el arma definitiva, motivo por el cual hemos de protegerlos. Con ellos, viajamos hasta la Aldea Nebo donde avisamos también a sus ciudadanos del inminente ataque de Arco de León y que por ello, están también en peligro. Es necesario que se evacue la aldea y si lo desean, se una a nosotros en nuestra carrera por llegar a Arco de León antes que los atacantes. Gran cantidad de campesinos se unen a nuestro viaje hacia Arco de León. Pasamos por la última ubicación: el Asentamiento de Ascalon. Allí convencemos al Capitán Vientogris que está junto a la Capitana Langmar y el teniente Thackeray, para evacuar también el asentamiento y huir todos hacia las murallas de Arco de León. Tendremos que proteger a más campesinos que se unen a nuestro grupo.

La carrera hacia Arco de León fue vertiginosa. La capitana y el teniente se quedan los últimos para darnos tiempo mientras corremos hacia la Puerta del León de Arco de León. No podíamos parar a luchar en ninguna de nuestras tres paradas intermedias en las tres ciudades de camino a la ciudad portuaria, las hordas de enemigos eran abrumadoras. Las mismas hordas que quedarán a las puertas de la ciudad para asediarla.

Una vez cruzamos todos las puertas de la ciudad, estas se sellaron. La princesa Salma debía de ser informada inmediatamente. Los enemigos estaban en la entrada de la ciudad y pronto atacarían.

Preparados para la Defensa de Arco de León y para defender ala futura reina de Kryta, la princesa Salma

El enemigo de Kryta está en las puertas de Arco de León. Su objetivo es tomar la ciudad y asesinar a la princesa Salma, para evitar que suba al trono como reina, y gobierne por fin en el trono que le fuera arrebatado.

Todo está preparado, pero queremos controlar la situación. Por ello informamos a Bartholos que coloque a sus hombres y que por nada del mundo permita el acceso a la Torre de Arco de León, donde está la princesa. Después, aviso al guarda de la puerta delantera de la ciudad para que abra ese acceso. De esa forma el enemigo sólo entrará por este lugar donde le esperaremos.

Los enemigos comienzan a entrar en la ciudad. De momento parece que podemos contenerlos cerca de la entrada. Grupos de Arqueros de Jade y criaturas modificadas por los Mursaat y por el Manto Blanco que los apoya tratar de acceder más allá de nuestra posición. En varias ocasiones hemos de retroceder, para después avanzar hacia ellos. La entrada de enemigos es constante, sin un respiro ni descanso.

Tras acabar con el Alto Inquisidor Toriimo en uno de los asaltos, logramos acabar después con el Confesor Isaiah y un grupo enorme de seguidores. Tras él accedió a Arco de León Lucent el Espectral. Sin descanso ninguno, lanzaron un nuevo ataque conjunto el Mursaat Oizys el Miserable y sus dos terribles Cairns.

Cuando logramos derrotarlos, vemos una horda de nuevo acceder. Con ella va Ambrillus el Guardian y Talios el Resplandeciente, si logramos acabar con ellos lograríamos acabar con los Dioses Ocultos y los Mursaat y el Manto Blanco sería derrotados definitivamente.

Horda final con los dos últimos Dioses Ocultos, Arco de León.

Tenemos que retroceder hacia las escaleras ante la cantidad de enemigos que entran al patio. Es el momento justo para que Zinn y Blimm activen el núcleo de su arma. No podemos permitirles pasar. Si los enemigos que los apoyan alcanzan la torre será el fin. La princesa Salma no puede morir. Hemos de defenderla con nuestra propia vida.

Tras un combate que parecía no acabar nunca, logramos acabar con ambos líderes y con los enemigos que los ayudaban. La princesa está a salvo. Kryta tendrá reina. Ella traerá por fin la paz.

Tras la victoria, la princesa toma el control de Arco de León ahora como Reina de Kryta. Y desde la puerta de los leones, lanza su discurso de paz.

La Reina Salma se dirige a los habitantes de Kryta, Arco de León

Aunque la vigilancia ha de ser constante para terminar de restaurar la paz en Kryta ahora que el enemigo ha sido derrotado, aún queda mucho camino. Pero lo haremos dirigidos por la Reina Salma todos junto. La Guardia del León seguirá defendiendo la ciudad de Arco de León a las órdenes del Primerguardia Sergio. La Hoja Brillante quedará bajo el mando de Livia dada la desaparición de Evenia en su viaje hacia Ascalon para informar al Rey Adelbern de los últimos acontecimientos en Kryta. Será pues Livia quién dirigía las tropas que de hoy en adelante, servirán a las futuras generaciones de reyes y reinas de Kryta.

A partir de hoy, se buscará la paz y no la venganza entre los habitantes de Kryta. Para ello, la reina funda en este momento una nueva orden militar bajo su mando, Los Serafines, en honor a la diosa alada Dwayna que nos ha protegido en la batalla. Bartholos será su comandante. Serán pues los protectores de Kryta.

Una nueva era comienza. Una donde deberá reinar la paz y la justicia.