Nunca Más: Volumen II, Báculo del Bosque del Cuervo. El Requisador Klunn -Fin-

Primera parteSegunda Parte – Tercera Parte

Nunca antes había sentido tantas ganas de librarme de un asura… hasta ahora me parecían criaturas encantadoras. Empiezo a pensar que hay algún tipo de confabulación entre mi artificiera privada y el maestro artificiero… Pero la sola insinuación de algo así a Lina casi me cuesta tener que aprender su profesión y olvidar la mía.

– ¡Es un Arma Legendaria! ¡No un mondadientes! ¿Mucha madera? Pues aún no sabes nada querida.

Lo admito, tanta recolección me está licuando las neuronas… Tiene razón, ¿qué esperaba? Es UNA LEGENDARIA.

Una vez Lina le entregó al Requisador Klunn los tipos de cabezales y los tipos de asta que pedía, quedó completado El arte de la carpintería: Edición para Cabezal de Báculo, volumen 2 y El arte de la carpintería: Edición para Asta de Báculo, volumen 2. Ahora ya sólo era necesario conseguir crear los dos últimos objetos: El Asta de Báculo con Runas, y el Cabezal de Báculo Imbuido.

¡Nunca más! ¡Nunca más!

Algo me decía que el entusiasmo de Lina era más por ser por fin Maestra Artificiera de rango superior que otra cosa.

– ¿Y bien? ¿Qué necesitas que tale?

Para el Cabezal de Báculo Imbuido voy a necesitar: 250 Tablas de Madera Ancestral, 5 Tablas de Madera Espiritual, 10 Trozos de Primordio (se compran al mismo artificiero Klunn… el más rico de toda Tyria) y 10 Reactivos Termocatalíticos (al mismo asura… este se jubila el año que viene fijo)

Para el Asta de Báculo con Runas iba a necesitar: 250 Tablas de Madera Ancestral, 50 Retales de cuero curado endurecido y 5 Tablas de Madera Espiritual.

Para el asta ya tenía la madera recolectada y las tablas hechas (con ayuda de elfos como siempre, si no esto se alargaría hasta el Inframundo y más allá)

Los paseos por Pantano de las Centellas y por dos regiones colindantes con madera blanda y madera curtida se sucedían: Campos de la Ruina y Estepas Crestafulgurantes.

Por desgracia la preparación de las Tablas de Madera Espiritual hizo que la fabricación se alargara al año nuevo…

¡Feliz Año Nuevo! ¡Feliz Mes del Céfiro! Tyria.

Día 3 del mes del Céfiro del año 1.329 d.É (recién estrenado el año vaya)… ¡Por fin concluyo el volumen II! (Los elfos siguen colaborando con esos Pegotes del demonio al día) Y como recompensa… un precioso cajón nuevo: “Trucos y Consejos para la Fabricación de Báculos con Runas“, así se llama, y a la vez un mensaje del Maestro Artesano Hoobs, estamos listos para el siguiente paso.

Fin Volumen II

Nunca Más: Volumen II, Báculo del Bosque del Cuervo. El Requisador Klunn -3ra Parte-

Primera parteSegunda Parte

Ya disfrutamos de el Día Invernal a Tyria. Es época de festividad, de talar madera, de dulces, de talar madera, de dolyaks cargados de preciosos paquetes envueltos de colores brillantes, de talar madera, y de Skritts-Elfos fabricantes de pegotes para crear Tablas de Madera Espiritual… ¡Además de pedir a los Espíritus más madera!

Lina me comentaba que llevaba buen ritmo para alcanzar el objetivo marcado de acabar los 250 Báculos Básicos Ancestrales para la Requisa de Báculos Básicos, y dado que pude fabricar las cinco Tablas de Madera Espiritual, pude dedicar más tiempo a talar Salto de Malchor, en la Península de Orr así como ayudar con los ataques Mordrem en Páramos Argentos. Eso sí… los paseos por Meseta Diessa, por Pantano de las Centellas y por Estepas Crestafulgurantes se mantienen uno al día (o más si era posible), por aquello de que en siguientes volúmenes aparezca algún otro asura obsesionado con la madera pidiendo más Tablas de Madera Espiritual. Más vale madera talada que árbol sin talar ¿no?

Eso sí… Tomaré como una broma el hecho de que justo antes de la festividad del Día Invernal y con una tanda de casi 40 Tablas de Madera Espiritual ya hechas a la espalda… ¡sorpresa! Con la llegada de la festividad de repente cueste dos troncos menos de Madera Blanda hacer una Tabla de Madera Blanda (ahora la receta sólo lleva 2)… Como diría aquel: “a buenas horas quaggan verde”.

Espero pues con ello, que el Maestro Artificiero Klunn me indique entonces qué debo necesitar para que Lina pueda conseguir los 4 objetos restantes de este largo… largo… eterno… volumen:

  • El arte de la carpintería: Edición para Asta de báculo, volumen 2,
  • Asta de báculo con runas: Presiento que aquí va más madera…
  • El arte de la carpintería: Edición para cabezal de báculo, volumen 2
  • Cabezal de báculo imbuido: Presiento que aquí sigue habiendo más madera…

Mientras trataba de discutir con un encargado de objetos del Día Invernal que trataba de timarme cambiando copos de nieve diminutos por madera en Linde de Divinidad, recibí el aviso de Lina.

¡Los tengo! ¡Tengo un precioso cajón con 250 báculos para la guerra! Y por fin conozco todo lo que hay que conocer sobre Herramientas de Carpintería de Báculos de Precisión.– Su nota era bastante efusiva, la verdad.

En cuanto fui a recoger el material en su banco de trabajo de Arco de León le pedí que por favor… no cesara en su empeño de seguir fabricando Pegotes de Residuos Espíritus Ancestrales. Dada la complicación de su creación debido a la espera de cada uno de ellos, mejor tener hechos de más que no tener ninguno. Lina se limitó a encogerse de hombros y decir: “Mientras me traigas madera para su fabricación trataré de hacer uno al día”.

Tras entregarle al requisador tanto el enorme cajón de báculos (6 oros y 60 platas en costo…) como las Herramientas de Carpintería me indicó que era el momento de saber cuánta pericia había conseguido Lina. Mi asura artificiera privada sonreía abiertamente: “Nací preparada… y gracias a esto ahora soy Maestra Artificiera“. Supongo que en todo esto alguien estaba feliz.

El Maestro Artificiero Klunn nos indicó que era el momento de demostrarlo.


La idea era probar de nuevo su habilidad en la construcción de astas y de cabezales, así que optó por pedir una nueva remesa de cada tipo:

10 cabezales de todos los tipos y 1 cabezal de madera espiritual. Y lo mismo para las Astas, 10 de todos los tipos y 1 de madera espiritual… Material tenía prácticamente para todo (más vale talar a tiempo que talar a destiempo ¿no?)

Lina preparó el material en pocas horas salvo… lo de nuevo más peliagudo: el asta y el cabezal de madera espiritual.

Por desgracia con toda la madera que hizo falta para la requisa, tenía la justa para las tablas de madera espiritual a construir.

La madera espiritual fabricada con los pegotes sólo dio para los cabezales, ahora había que volver a crear pegotes uno al día para las astas. Cuatro en total de los que de momento sólo había logrado crear uno. Mínimo de nuevo tres días para conseguir estos objetos de colección.

Mientras paseaba de nuevo por Salto de Malchor en Orr recogiendo madera, en mi cabeza sólo quedaba un detalle… En cuanto entregáramos este objeto, aún quedarían por hacer los dos últimos: Un Asta de Báculo Imbuido, y un Cabezal de Báculo Imbuido.

Aunque parecía más cerca del objetivo algo me decía que… el condenado asura seguiría pidiendo madera.

Continuará…

Nunca Más: Volumen II, Báculo del Bosque del Cuervo. La Erudita “Usurera” Mossi -2da Parte-

Primera Parte

Algo tenía que hacer mientras Lina trabajaba ¿no? A parte de conseguirle la preciada madera, tenía una lista de seis objetos más en los que ni había podido pensar hasta ahora y que todos ellos según parece sólo la Erudita Mossi podía indicarme dónde encontrar.

Buscarla no fue complicado, es la encargada de proporcionar información sobre Armas Legendarias en el Foro del Comerciante, en Arco de León, así que está proporcionando esa información al lado del Maestro Artesano Hobbs.

La que de momento parecía una encantadora asura, se sintió feliz de saber que me preparaba para fabricar Nunca Más, así que estuvo dispuesta a ayudarme a conseguir seis de los objetos de la lista.

Todos ellos son distintos tipos de magia que podrán aplicarse a mi nuevo y flamante báculo, pero para poder preparar esa magia tan especial iba a necesitar ciertos materiales para estudiarlos primero (¿por qué no me sorprende?):

  • Magia del Desierto: Edición para báculo, volumen 2: Para este tipo de magia, iba a necesitar 1000 enseñas de bandido, con ellas, la asura regatearía con gente del desierto para conseguir materiales. Bueno, tenía acumuladas unas 600, la cosa no empezaba mal.

La única forma de conseguir este tipo de enseñas, es viajar a Páramos Argentos. Una vez allí ayudé a El Pacto a proteger los bastiones, y acabar con las criaturas de la Brecha. Aproveché para talar madera y para luchar contra la Furienrredadera, así como usar varias llaves del cofre del Laberinto Enredado. Una vez conseguí las enseñas, se las llevé directamente a Mossi, feliz de ver que con ellas podría conseguir materiales de la zona.

  • Magia de la Selva: Edición para báculo, volumen 2: En este caso, me pidió poder estudiar 400 geodas. De esa forma podría conseguir benevolencia de las criaturas de la selva y usarla en mi báculo.

Bueno, sólo hay un sitio donde conseguir geodas. Tenía acumuladas unas 100, así que muchas opciones no había. El único sitio donde puede recogerse este material, es en Cima Seca. Una vez allí, me dediqué a ayudar a los cefiritas, acabar con varias criaturas del lugar, así como a abrir cofres enterrados cuando arreciaba la tormenta de arena. Con mi botín completo, fui a Arco de Leon de nuevo a entregarle todo a Mossi.

  • Magia del Viejo Mundo: Edición para báculo, volumen 2: La Obsidiana es el material que ahora deseaba estudiar. Con 100 esquirlas de obsidiana tendría bastante. Tras mirar mi compendio de materiales, comprobé que poseía sólo 60. Tendría que conseguir el resto.

Recordaba un par de opciones. Una era ir de nuevo a Páramos Argentos y cambiar enseñas de bandido por paquetes de obsidiana. El problema es que la asura me había dejado sin ellas, así que tendría que optar por la segunda opción que recordaba: ir al lugar de origen donde se consigue este material: La Península de Orr. Sólo hay un dios que concede la posibilidad de poder comprarlas por karma, y ese es Balthazar. Viajé a Estrechos de la Devastación y me aproximé a su templo, La Catedral de la Victoria Gloriosa. Y la verdad, lo admito, tuve suerte. Justo cuando llegaba un grupo de asalto estaba llegando a lo alto de las escaleras del templo para conquistarlo. Me uní al grupo, y en cuanto se tomó el lugar me aproximé al mercader para adquirir las 40 esquirlas de obsidiana que me faltaban. Por desgracia no serían mías durante mucho tiempo.

  • Magia de Agua Antigua: Edición para báculo, volumen 2: El Océano Profundo… Y estudiar caparazones, así pretendía aplicar magia de agua a mi báculo. Necesitaría 100 caparazones de Karka.

Tras comprobar de nuevo mi banco de suministros contaba con 66 caparazones. Me temo que tendría que ir a dar una vuelta por el único lugar donde pueden localizarse Karkas, Cala del Sol Austral. Para adquirir estos caparazones, la única forma es vencer a Karkas grandes. Pero matar a un Karka grande tú solo, de fácil no tiene nada. Me uní a un pequeño grupo que en la zona de Los Manantiales Cristalerrantes parecía buscar lo mismo que yo. Aproveché además para talar la zona (Sueño con talar árboles… )

Llevó su tiempo, no todas las karkas sueltan sus caparazones, y un ataque descontrolado en esa zona puede acabar mal… Aproveche también para esperar por si aparecía la llamada Reina Karka. Para poder acabar con ella, el grupo ha de ser bastante numeroso, dado que ésta Karka es Legendaria. Acabar con ella es la opción que da más caparazones de esta especie en Cala del Sol Austral. Cuando me quedaban por conseguir 8-9 caparazones, opté por mirar el precio en el bazar de La Compañía de Comercio del León Negro y pagué su altísimo precio. Si tenía que ver un karka más, me plantearía irme del lado de Mordremoth.

  • Magia de Hierbas: Edición para báculo, volumen 2:  Quería darle un toque de magia de flores nativas. Así que, la Asura “usurera”… que lleva ya una tanda de material que vale una pasta en bazar en sus bolsillos… me pidió conseguirle 25 Flores de la Pasión.

Tras comprobar de nuevo mi arsenal sentí escalofríos al ver lo que me pedía. Tenía sólo 7. Y el problema no es el lugar donde están que sabía perfectamente donde era: Cala del Sol Austral, sino… saber que conseguir esa flor en concreto no tiene nada de fácil. Esa flor florece sólo en una planta autóctona única de ese lugar llamada Parsiflora. El problema es que la parsiflora normalmente nunca da la flor, solo puede recolectarse de ella Maracuyá. Para conseguir que una Parsiflora te entregue la preciada Flor de la Pasión, se ha de buscar solamente en Parsifloras Florecientes. El resto, sencillamente no sirven. Bueno, era cuestión de buscar ¿no? Pues aquí está el problema, sólo hay dos o tres Parsifloras Florecientes en toda Cala del Sol Austral. Y cada una de ellas da una flor… máximo y con suerte dos.

Tras recorrerme completamente la región, descubrí 3 Parsifloras Florecientes. De las que obtuve 4 preciadas Flores de la Pasión… Y fin. El resto, a tirar de monedero…

  • Magia Estabilizadora: Edición para báculo, volumen 2: La última de los tipos de Magia a estudiar para incluir en mi báculo. Lo que no esperaba es que la asura optara por Fractales de la Niebla. Normalmente voy lo justo a La Niebla, y de repente la asura me pedía 25 matrices estabilizadoras y tenía 5… De nuevo tuve que tirar de la bolsa de monedas. Y de baratas no tienen nada. Pero bueno: todo sea por mi flamante nuevo báculo.

Eso sí… de aquí a seguir avanzando tengo que recuperar los 30 oros que entre unas cosas y otras han salido de mi bolsa.

La mitad de la lista ya está completa. La otra mitad… depende de mi capacidad de conseguir los cinco tipos de madera que Lina necesita para fabricar los 250 Báculos Básico Ancestrales que el artificiero Klunn me va a requisar por su “cara asura” en cuanto estén acabados, y la Herramienta de Carpintería de Báculos de Precisión.

Y con eso me quedarían aún 4 objetos aún por aprender a hacer, y que solo el asura Klunn podrá enseñarme si acabo primero los dos objetos que me ha pedido. Al menos… !He superado la mitad de ellos!

Nunca Más: Volumen II, Báculo del Bosque del Cuervo. El Requisador Klunn -1ra Parte-

Sinceramente, cuando tuve el “Pre-Pre_Palo Poe” en la mano, en lo único que pensaba era en llevármelo a algún lado a probarlo… Y bueno, sí… es distinto de todo lo que pude verse por Tyria y ha costado lo suyo. Pero admitámoslo, es sólo un palo.

Tras pasear por Tyria recogiendo madera por aquello de… mejor tener de nuevo troncos de más, tras el aviso vía mensajero cuervo, que debía de ponerme en contacto con dos nuevas personas para proseguir con mi futura legendaria, decidí no demorar mucho la visita.

Tras conseguir el arma recién sacada del banco de artesanía, automáticamente se me indicó qué nueva colección debería conseguir para seguir avanzando.

Catorce nuevos objetos… de los cuales el primero que aparecía era la propia Rama de Bosque del Cuervo en último lugar. Y también en penúltimo lugar, se me indicaba donde conseguir otro objeto.

Lo primero, debía volver a hablar con el Maestro Artesano Hobbs, al que debería comprar el Volumen II, que pude adquirir tras cambiarlo por 5 esquirlas espirituales (vale… esta vez no es oro…) y bastante karma.

Una vez adquirido… pude ir comprobando qué otras cosas iba a necesitar en mi nueva lista ahora de doce objetos a adquirir, la cual incluía ya el Volumen II comprado y mi precioso Pre-Pre_Palo Poe.

Doce nuevos objetos distintos por recopilar. Con lo que me encanta buscar cosas por Tyria.

El primer objeto es Requisa de Báculo Básico. Y debía de buscar a un maestro artificiero. Eso parecía fácil, en Arco de León hay uno.

En el banco de artificios, es donde localicé al ocupadísimo asura, el Maestro artificiero Klunn,  que en cuanto le indiqué que estaba fabricando Nunca Más, me comentó que compartiría sus conocimientos conmigo.

Dado el nombre del primer objeto a conseguir, me decanté por no mirar mucho más y enterarme bien de qué iba a necesitar. Además, algo me decía que aquel asura iba a desangrarme en madera otra vez.

Lo primero que iba a necesitar era ser Maestra Artificiera… Vaya, soy Maestra Sastre. Pero no importaba, Lina sí era artificiera, aunque aún no maestra, cierto era. Aquello le pareció perfecto al Maestro Klunn. Lina podría alcanzar el título de Maestra si le fabricaba (y requisaba, por supuesto) 250 Báculos Básicos Ancestrales para usar en la guerra…. Tuve que hacer que repitiera eso… ¿250? Lina sonrió abiertamente ante aquel volumen de experiencia en fabricación. ¡Eso está chupado! ¡Más madera!

Todos los Báculos Básicos Ancestrales llevan lo mismo:

  • Un Cabezal de Báculo Ancestral
  • Un Asta de Báculo Ancestral.

Hasta aquí es fácil… Lo difícil: ¡¡ que el condenado asura quería 250!! Un sólo báculo necesita 18 troncos de Madera Ancestral para construirse. Si pedía 250 iba a necesitar 4.500 troncos de madera ancestral para que Lina pudiera hacer el pedido completo mientras aprendía a ser Maestra Artificiera.

Respira Ondine… respira. Los Norn no somos temperamentales. Encaucemos la conversación a qué otra cosa puede enseñarnos a fabricar para el báculo.

Y sí, había otra objeto de la lista que el “requisador” asura podría enseñar a Lina. En concreto la prepararía mientras para fabricar la Herramienta de Carpintería de báculos de precisión, que sería necesario para aprender a conseguir los otros cuatro objetos de esta lista. Y todo esto, como indica el volumen para convertir La Rama Pre-Pre-Palo_Poe que luzco ahora al siguiente nivel: El Báculo Pre-Palo_Poe. Para poder fabricar este objeto iba a necesitar:

  • 250 Tablas de Madera Ancestral
  • 50 Tablas de Madera Antigua
  • 5 Tablas de Madera Espiritual
  • 10 Reactivos Termocatalíticos

Estaba claro… Mis paseos por Meseta Diessa, por Pantanos de las Centellas y por Estepas Crestafulgurantes, continuarían. Sobre todo para la fabricación de las Tablas de Madera Espiritual. En cuanto a las Tablas de Maderas Ancestral, se habían duplicado de un momento a otro: otras 250 más… 9000 troncos. Eso iba a implicar regresar durante un tiempo a Páramos Argentos y colaborar en repeler los ataques Mordrem de la zona, y si era posible… Desertizar la Península de Or completa de troncos de madera ancestral.

En cuanto consiguiera ambos objetos: Requisa de báculos básicos y Herramienta de Carpintería de báculos de precisión,  el artificiero Klunn me daría más datos para aprender los cuatro objetos restantes que él podía enseñarme: El arte de la carpintería: Edición para Asta de báculo, volumen 2, que sirve para fabricar Asta de báculo con runasEl arte de la carpintería: Edición para cabezal de báculo, volumen 2 que sirve para fabricar el Cabezal de báculo imbuido

Lo dicho… ¡Más Madera!

Nunca Más: Rama de Bosque del Cuervo – Final

Primera ParteSegunda ParteTercera Parte – Cuarta Parte

Han pasado diecinueve largos días y por fin puedo decir que veo la luz al final del túnel del Volumen I  (y espero ver algo más que cuervos por toda Diessa en mi tarea de recolección de madera, sea dicho de paso). Hoy debería poder tener en mi mano la llamada Pre-Pre-Precursora, o lo que es lo mismo: La Rama de Bosque del Cuervo.

Mientras cuenteaba las Esquirlas de Gloria y las Memorias de Batalla recolectadas estos días para asegurarme que había 200 de cada una de ellas, Lina me avisó de que todo estaba listo, y que o movía mi trasero Norn a Arco de León inmediatamente, o fabricaba el “Palo Poe” sin estar yo delante.

No haría eso… no puede. Le falta un Retazo de Cuero Eloniano que justo ahora estaba comprobando que estaba listo tras fabricarlo yo misma para su entrega. Además de que necesita la recolección final de mis compañeros de clan que han estado trabajando en hacer Tablas de Madera Espiritual con el material que les he ido haciendo llegar.

Lo admito… estoy emocionada. No veía el final de la luz del túnel. Es más, no quiero saber de momento qué tendré que hacer en el próximo volumen y estropearme la embriagadora victoria de conseguir acabar el primer volumen, me conformo con la felicidad momentánea de ver mi “Pre-Pre_Palo Poe” en cuanto mi Artificiera privada tenga el último objeto necesario para fabricarlo.

Cuando llegué el banco de trabajo de Lina, también vi en ella la emoción. Todo estaba listo para su fabricación. Solo tenía que crear la receta, con los cuatro objetos que reposaban juntos en su banco de trabajo para fabricarlos…

1…2…3… Un pluff y Tachán! Pre-Pre_Palo Poe listo.

Aquí se cierra el Volumen I

Ondine Ravendeath, posando en Arco de León con el Pre-Pre Palo_Poe terminado

 

Nunca Más: Rama de Bosque del Cuervo -Cuarta Parte-

Primera ParteSegunda ParteTercera Parte

“¿Existe un bálsamo para mi terrible dolor? ¿Existe el bálsamo en Tyria? ¡Di, di, te lo suplico!”. Y el cuervo dijo: “¡Nunca más!”

He de decirlo…. He necesitado buscar por media Tyria un montón de objetos diferentes que tenían que ver con la protección de lo natural, de lo verde, de la vida… Pero llevo días talando Tyria. Eso de protección natural tiene más bien poco.

Y tengo suerte, conste. He acumulado material durante todo este tiempo (tres años casi desde que comenzara a “forjar mi leyenda”) y he gastado lo justo. Ni siquiera he vendido casi material, y menos mal, de no haber sido así el trabajo hubiera sido mucho mayor.

Lo bueno que tiene formar parte de un clan totalmente desinteresado y pequeño, es que nos hemos ayudado siempre. Todos hemos colaborado en las armas legendarias de los otros en mayor o menor medida. Así nació “El Kaiser” (Escudo Legendario de Antea Sheppard) y también nació así “El Zippo Dorado” (La Antorcha Legendaria de Dastan Aldesaar) Así que fue saberse que Tyria comenzaba a deforestarse, y empezar a llegar mensajeros para tratar de colaborar con el material más peliagudo: el Carrete de Hilo Grueso Eloniano y los Pegotes de Residuo de Espíritus Ancestrales, ambos materiales que sólo pueden fabricarse una vez al día…

Hilo Eloniano

Pegote de Residuo Espíritus Ancestrales

Cruel tortura la del paso del tiempo. Problema… ambos son objetos que una vez se crean, no pueden enviarse a compañeros de clan para ayudarles en su titánica obra vía mensajero tyriano, por ser objetos “ascendidos“… La cosa mejora por momentos en esta apoteósica recolección de material rarito para lo que, de momento, es sólo una idea mental de cómo quedara el primer báculo “Pre-Pre“. Y no, aún no he decidido el nombre, y “Pajarraco en un Palo” no cuenta porque ya tengo la idea fraguándose para su nombre.

Así que… quizás objetos ascendidos no podrían llegarme, pero madera de todo tipo, cuero de todas las clases y Retales de Cuero Eloniano y Tablas de Madera Espiritual ya hechas sí que comenzaron a aparecer mediante cuervo mensajero. El pobre Hugin (el reumático cuervo mensajero familiar de los Ravendeath) cree que el cielo de Tyria se ha abierto y que es el final del mundo. Va y viene trayendo mensajes de recogida de los diferentes envíos por parte de mis compis de clan (¡Gracias chicos! “Palo Poe” lleva parte de vuestras astillas y no está en cueros, ya lo sabéis 😉 )

“¡Que esta palabra sea la señal de nuestra separación pájaro o demonio! – grité irguiéndome -. Vuelve a la tempestad; no dejes aquí una sola pluma negra como recuerdo de la falsedad que tu alma ha proferido. Deja mi soledad inviolada. Retira tu pico de mi corazón y precipita tu espectro lejos de mi puerta”. El cuervo dijo: “¡Nunca más!”

Pantano de las Centellas en la Jungla de Maguuma y Meseta Diessa y Estepas Crestafulgurantes en Ascalon, son lugares que he tenido que visitar una y otra vez diariamente (e incluso más de una vez al día) para conseguir la preciada madera. Sin prisa pero sin pausa, dado que lo máximo a fabricar tanto por mi afamada artificiera como por mi misma en el banco de sastre, es una Madera Espiritual y un Retal de Cuero Eloniano al día. Con algo de suerte, en estos lugares de Tyria, pueden obtenerse entre 40 y 50 troncos de cada uno de ellos.

Otro cantar diferente es el cuero necesario, de momento parece que la cosa va justa para conseguir los 10 retazos necesarios, pero por si acaso, me he dado una vuelta por Interior de Harathi (Kryta) y Campos de la Ruina (Ascalon) buscando este material y dejando ambas zonas sin Ogros, Centauros, Harpías, Jabalíes, Ciervos y Bandidos para conseguir diferentes retales de cuero para poder luego curtirlos.

Esta receta (e insisto en decir que aún estoy cumpliendo sólo los requisitos del Volumen I y en total son cuatro volúmenes) ella solita, lleva 11.206 troncos de madera (entre blanda, curtida, sólida, ancestral y antigua) y 2.640 retazos de diferentes tipos de cuero (entre fino, grueso, tosco y curtido). Sólo en talar madera, fijo he provocado un cambio climático en Tyria.

Aunque necesité un tiempo mínimo para poder comprar el Volumen I al Maestro Artesano Hobbs, (unas dos semanas) dado que es necesario dominar dos niveles de armas legendarias, comencé a ir recopilando trofeos un 23 de noviembre de 1.328 d.E. Una semana después, mi afamada artificiera comenzaba a tratar las maderas mientras yo misma, gracias a mi artesanía de sastre, me encargaba de los diferentes cueros acumulados tras conseguir la preciada Receta de La Rama de Bosque del Cuervo dentro del cofre de Protección Natural.

A fecha de hoy, con la ayuda del clan, los escasos objetos prefabricados anteriormente que tenía acumulados, y una recolección intensiva, la cosa está de este modo con respecto a la finalización del Volumen I:

A 3 retales de Cuero Eloniano para acabar  de obtener los 10 necesarios para la Inscripción Legendaria

A 2 tablas de Madera Espiritual para tener las 10 necesarias para fabricar el Cabezal de Báculo Experimental

Aún finalizando el cabezal… habría que recolectar para el Asta de Báculo, que necesitaba… 25 más.

¡Quién dijo desánimo! Tiempo más que suficiente para conseguir las 13 Esquirlas de Gloria necesarias para todo… dado que adquirirlas en el Bazar de la Compañía del León Negro se ha convertido en un suicidio, en tres semanas, el precio ha pasado de 3 platas… ¡¡a ONCE!! Tendré que recordar hablar con Evon Filorrechina, el Charr encargado del mismo, porque me parece que estas cosas se les están yendo de las peludas manos.

Y El cuervo dijo: “¡Nunca más!”

Nunca Más: La Rama de Bosque del Cuervo -Tercera Parte-

Primera ParteSegunda Parte

“¡Dime cuál es tu nombre, oh Gran Espíritu de los de mi Raza!”

El cuervo exclamó: “¡Nunca más!”.

La búsqueda de trofeos del Volumen I puede darse por finalizada… la de la adquisición y fabricación de mi preciada arma, sólo acaba de empezar.

Es el momento de abrir mi deseado cofre y saber qué hay dentro y con ello, qué me espera. Dentro de mi preciada (y sufrida) caja hay dos nuevos objetos: una esencia y una receta. Los dos objetos entregados parece que pueden ser usados por las expertas manos de un buen artesano. Necesitaré las de un buen Artificiero para crear La Receta: Rama de Bosque del Cuervo y lo bueno es que para crearla, necesitaré La Esencia de Protección Natural. Todo ello junto debería ayudarme a conseguir un primer modelo de mi futura Legendaria. Comúnmente, este primer objeto importante es llamado Precursora. Y suele dársele un nombre previo al que tendrá cuando sea el arma final. La Precursora de mi futura Legendaria. De todas formas… ya le buscaré un nombre mío propio, ya estoy pensando en ello.

“Otros como yo han volado lejos, ¿me abandonarás tu también como mis antiguas esperanzas?”

El pájaro dijo entonces: “¡Nunca más!.

Memorizar la receta fue muy fácil… pero algo me dice que conseguir sus ingredientes va a ser otro cantar:

Además de la (1) La Esencia de Protección Natural ya obtenida, necesitaré (2) Un cabezal de báculo experimental, (3) Un asta de báculo experimental… y (4) Una Inscripción Legendaria.

Con estos cuatro elementos obtendré mi preciada primera arma con nombre propio Rama de Bosque del Cuervo. (a.k.a: sigo buscándole nombre)

Localizar a una afamada artificiera Asura fue también fácil: Lina Chapurosada.

Lina Chapurosada, Asura, Ingeniera… y Artesana Artificiera, capaz de fabricar báculos con su artesanía

El principal problema que la futura artesana de mi futura Legendaria tenía era que… había comenzado a experimentar recientemente con material de alto (y caro) nivel en su artesanía. Pero jamás había construido nada parecido, aunque al menos conocía a la perfección lo necesario para la creación de la receta para los objetos (2) y (3) que necesitaba y que ella se ofreció a fabricarme sin dudarlo y sin coste alguno por su mano de obra: El cabezal y el asta del báculo, serían su objetivo. Se sentía totalmente capacitada, así que, me entregó la lista de materiales que iba a necesitar de momento para esos dos primeros objetos y que junto a  (1) la Esencia de Protección Natural y (4) la Inscripción Legendaria podría crear lo que ella llamo Pre-Precursora. Aquello me dejó algo descolocada sin tan siquiera haber desplegado el pergamino con los materiales necesarios. ¿Pre-precursora? Y entonces la encantadora Asura sonrió y me dijo: “Está claro que necesitas mi ayuda. Para poder tener tu Legendaria, necesitaré tres volúmenes más y este es sólo el uno. Primero crearé la Pre-Precursora, luego la Precursora y por último tu codiciada Legendaria.

El camino iba a ser muy, pero que muy largo… Pero dándome unos golpecitos en la rodilla (Cuando un Norn mira a un Asura, es como mirarse casi los pies)  me dijo: “Tranquila, yo estoy aquí. Yo fabricaré todo. Mano de obra gratis, material necesario… ni en broma”. Y me señalo de nuevo la lista de objetos a conseguir para comenzar la receta que ya tenia en la mano. Suspiré, y desplegué el pergamino:

  1. 35 Tablas de Madera Espiritual
  2. 200 Memorias de Batalla
  3. 200 Esquirlas de Gloria

“A la porra mis antiguas esperanzas”. El pájaro dijo entonces: “¡Nunca más!”.

La encantadora y amable Asura volvió a repetirme una vez más que su trabajo sería gratis pero que el material había que currarselo y que para agradecerle la oportunidad que la daba en esta hazaña de titanes, ella se encargaría de conseguir las Memorias de Batalla y conocía a alguien con buenas referencias que estaría encantada de conseguir también gratis las Esquirlas de Gloria. Me dejó caer que debía darme prisa en conseguir el material para que pudiera fabricar todas las tablas de Madera Espiritual que necesitaba para ambos objetos, porque ella cruzaría al Borde de la Niebla para conseguir las Memorias de Batalla y le pediría a la Guardiana Jora Döttir que luchara en la zona de Martillo Celestial de La Niebla para conseguir las Esquirlas de Gloria.

Jora Döttir, Guardiana

Material para 35 Tablas de Madera Espiritual

En mi cabeza sólo había un melancólico estribillo: “¡Nunca, nunca, nunca más!”.

Todas las Tablas de Madera Espiritual se fabrican de la misma forma:

  • Un Pegote de Residuo de Espíritus Ancestrales: que necesita 20 tablas de madera antigua, un pegote de ectoplasma y un reactivo termocatalítico (los venden los artesanos en los mismos bancos de artesanías)… pero se tarda 24 horas en crear cada pegote.
  • 20 tablas de madera blanda
  • 10 tablas de madera curtida
  • 20 tablas de madera sólida

Eso es solo una tabla… Ya sólo necesito lo mismo para 34 más…

Y todo esto sin pensar en que aún no había preguntado qué material necesitaría que le recolectara mi afamada Asura para la creación del último objeto de su corta lista: (4) La Inscripción Legendaria.

En cuanto nombré aquello, Lina sonrió y me dijo… “Para eso también estoy cualificada. En este otro pergamino está escrito lo que necesito para fabricarla…”. Hizo mover el pergamino a la altura de mis rodillas. Tras coger el mismo sin soltar el anterior y abrirlo sentí un tremendo escalofrío.

  • 10 pegotes de Ectoplasmas
  • 5 Pilas de Polvo Cristalino
  • 1 taco blindado de oricalco: 3 lingotes de oricalco y 2 tablas de madera antigua.
  • 10 retales de Cuero Eloniano

Los primeros materiales son más o menos factibles de conseguir para fabricar la ansiada inscripción… Pero mejor no pensar en el Cuero Eloniano porque el solito lleva:

  • 20 Trozos de Cuero Fino
  • 10 Trozos de Cuero Basto
  • 20 Trozos de Cuero Tosco
  • 1 Carrete de hilo grueso Eloniano: que se fabrica con 50 Retales de cuero curado grueso, 1 pegote de Ectoplasma y 10 Reactivos Termocatalíticos… (que de nuevo se consiguen comprándoselos a los artesanos en los mismos bancos de artesanías) Pero de nuevo un solo carrete tarda en fabricarse 24 horas.

Todo esto para un solo retal… ya sólo necesito lo mismo para 9 más…

La feliz artificiera me miró con una sonrisa amable… “Oye, tranquila… tienes tiempo suficiente, no tengas prisa y mira el lado positivo de todo esto: la mano de obra es gratis”.

¡Bebe y olvida a la Legendaria querida!”. Y el cuervo dijo: “¡Nunca más!”.