Cielos Abiertos: Montura Grifo

Si como buen héroe has alcanzado los confines del Desierto de Cristal y acabado de ayudar a que Tyria sea un poco más segura finalizando con la amenaza de esta parte del continente de Elona, entonces ya debes ser poseedor de cuatro monturas para moverte por toda la geografía: el Raptor, Saltarín, la Mantaraya y el Chacal.

Mi aventura en localizar, encontrar y buscar pistas siempre es igual cuando estoy en Tyria. Aunque suelo preguntar o buscar información si me siento muy perdida, suelo ser de las que una vez se orientan, prefiere buscar por sí misma antes de que me den el resultado. Por esa razón, si eres de los que disfruta con la aventura y prefieres que no te den las cosas hechas, esta es tu pequeña guía de orientación. Eso sí, una buena recomendación es que te hayas pateado y tengas todo el Desierto de Cristal abierto para poder orientarte mejor con las zonas donde has de localizar los objetos necesario.

Durante nuestro avance por el Desierto de Cristal, es posible que hayan acabado en tu inventario objetos como un “Perdigón Extraño de Huesos y Pelaje“, “Excrementos extraños” y “Plumas Raras“. Por alguna extraña razón estos objetos era posible venderlos bastante caros a mercaderes de la zona, pero si has sido conservador de ellos, y se los muestras al Maestro de Bestias Ghazal que está en su zoo en el Jardín de Seborhin de Dominio de Vabbi te indicará que busques a uno de sus asistentes, una humana llamada Buscadora Kandake que está en una región llamada Lamento del Mariscal Lancero en la Meseta de Yahnur, justo al suroeste de esta región.

Objetos misteriosos que pueden recogerse por Elona

Llegar hasta allí lleva un rato debido a que no tiene un punto de ruta y el más cercano es la Academia Vehtendi y además se ha de cruzar la peligrosa zona de la Marca, tratando de alcanzar en nuestra montura las cúpulas de protección para evitar morir de camino.

Una vez alcanzamos la Meseta de Yahnur usando el portal del Chacal, y protegidos con la cúpula de esta zona, comenzamos a trepar por el lugar usando a Saltarín y buscando la zona más alta del siguiente nivel donde otra cúpula nos espera con una vista de la región, y donde podemos protegernos de la Marca de Kralkatorrik de la zona.

Desde esta posición usamos el planeador para ir hacia una columna, que a su vez tiene un camino hacia el lugar exacto en el que encontraremos los restos de un templo con una estatua de Kormir y el cadáver del que parece la última Lancera del Sol. La información que el cadáver nos proporciona es al principio extraña: fue monja, fue Lancera del Sol, fue historiadora, y maestra activista así como princesa. Ahora, su cometido es mostrar a aquel que llega hasta su cuerpo, cómo conseguir una especie única para nuestro beneficio.

Pequeño altar de Kormir en Meseta de Yahnur, Domino de Vabbi, Elona

Joko le hizo esto. Esta lancera vive ahora entre dos mundos y gracias a ello se ha podido comunicar con nosotros. También pudo contactar con los grifos del cielo  y ahora espera poder guiarnos para conseguir como montura.

Para poder surcar los cielos en él, necesitaremos conseguir ciertos objetos en los cuatro mapas del Desierto de Cristal. De momento nos entrega el primero de ellos, La Súplica de Mariscal Lancero que nos permitirá ir viendo donde conseguir los demás y poder venir a este lugar siempre que lo usemos. De momento, el uso de esta montura está restringida al momento de cogerla. Si desmontamos de ella, la perderemos.

Súplica de Mariscal Lancero

Deberos pues de buscar ciertos objetos en todos los mapas del Desierto Cristal y comprarlos por oro (25 oros cada objeto), y localizar cierta cantidad de nidos de grifo en todos los mapas.

Llegados a este punto, con el objeto nuevo en el inventario, tendremos la oportunidad de poder ver un sólo nido en cada mapa. Este será el punto de partida para conseguir un grifo de prestado que perderemos si nos bajamos de él, pero que nos permitirá llegar a algunas zonas más rápido mientras no tengamos el propio.

El resto de nidos, será necesario buscarlos.

Dado que el primer lugar donde conseguimos el grifo es junto a la Lancera de Sol caída, optamos pues por localizar primero los nidos y objetos de este lugar.

Colección Cielo Abierto: Dominio de Vabbi

Para esta colección necesitaremos comprar dos objetos y localizar cinco nidos de grifo y obtener una runa.

La Herramienta de Talla de Piedra se completa tras ayudar a los Despertados en las Minas de Vehjin. Una vez finalicemos su tarea,  nos permitirá ver lo que vende y podremos comprarle este objeto por 25 oros.

Los Sobornos de Guardia, podremos comprarlo por 25 oros ayudando a los estudiantes de la Academia Vehtendi, una vez la tarea quede completada nos permitirá ver lo que vende.

En la Academia Vehtendi, adquiriendo una de las runas, Dominio de Vabbi, Elona

Para poder conseguir la Runa del Sacrificio, será necesario buscar y ayudar al Lancero de Primera Kitur a recuperar su equipamientos y escapar. Este Lancero está encerrado en una celda en el Almacen de La Academia Vehtendi en las Oficina del Director. Una vez se le ayuda a buscar sus piezas de armadura nos entregará en agradecimiento esta runa.

Los Nidos de Grifo de Dominio de Vabbi son cinco.

El Huevo de Grifo Vabbiano Escalfado que podremos recogerlo cerca de la Mariscal Lancero y que aparece marcado como nido principal donde está ella.

El Huevo de Grifo Vabbiano Agrietado: Está por encima de la Meseta de Yahnur, y también por encima de la vista de esta zona y será necesario volar con el grifo prestado lo más cerca posible para luego usar a Saltarin a la zona donde se encuentra.

El Huevo de Grifo Vabbiano Pulido está en la parte superior de los Jardines Colgantes en los Acantilado de Zagonur en una de las cúpulas moradas.

El Huevo de Grifo Vabbiano Rojizo habrá que volar al noroeste del mapa desde el nido base junto a la Mariscal Lancera del Sol. Se ha de volar todo lo recto posible hasta Rastro Resplandeciente y podrá verse sobre uno de los arcos.

El último, el Huevo de Grifo Vabbiano Cargado, está al sur. Se llega también volando desde el nido central. Se ha de volar todo lo recto posible hasta un arco justo debajo de la zona donde conseguimos el anterior.

Una vez consigamos esta colección el orden para conseguir el resto puede ser el que uno desee.

Colección Cielo Abierto: La Desolación:

Esta colección tiene cuatro Huevos de Nido de Grifo, dos objetos que se adquieren a comerciantes por ayudar en la zona, y dos runas que deberemos conseguir en la zona.

Ashhe, La Runa del Valor, la entregará la Patrulla de la zona cercana a la Boca del Tormento con el Redentor Kossan. Para ello se viaja al Punto de Ruta de Tierras Oscuras. Allí está el Redentor Kossan que en algunos momentos sale de patrulla por los alrededores, será necesario acompañarlo y ayudarlo. Por la ayuda prestada el redentor nos entregará la runa. Creo que no hay nada más increíble que al ayudarle acabar sabiendo que éste, es descendiente de dos grandes héroes de la antigüedad de Tyria: el guerrero Koss y la Derviche Meloni.

De patrulla con el Redentor Kossan en Desolacion, Elona

La otra runa, Virzuk la Runa de la Compasión está en el suelo, hay que buscarla en una cornisa, la más alta, del Santuario de la Arena Esparcida.

Sobre el Santuario de la Arena Esparcida recogiendo la runa, Desolacion, Elona

Ahora es momento de conseguir por 25 oros cada uno los objetos ayudando a dos diferentes personas.

Las Banderas Antiguas de Los Lanceros del Sol se adquiere comprándola al mercader en el Punto de Ruta de la Guarida de los Olvidados. Tras ayudar al fantasma Dunkoro en lo que necesite, este nos permitirá comprarle el objeto.

Las Luces de Oración se compran al mercader de la Aldea de Pureza tras ayudarle en la zona con los problemas de avispas y de Despertados que atacan la aldea.

Ahora es el momento de localizar los Nidos de Huevos de Grifo.

Nido principal de Grifo de Desolacion, Elona

El Huevo de Grifo de Cañón Escalfado se podrá conseguir subiendo al nido principal de esta zona cerca del Punto de Ruta de Senda del Azote. Una vez subamos al nido y consigamos un grifo de prestado, podremos usarlo para volar al resto de los nidos.

El nido donde encontrar el Huevo de Grifo de Cañón Oscuro es en los Eslabones Elevados. Volando desde el nido principal se puede llegar sin problema.

Eslabones Elevado, Desolacion, Elona

El Nido del Huevo de Grifo de Cañón Pálido está por encima de Senda del Azote. Hay un montículo elevado al otro lado del río sulfúrico. Se puede llegar primero con el grifo prestado y luego usar a Saltarín para alcanzar la zona más alta.

El último nido es el del Huevo del Grifo de Cañón Moteado, se puede volar con el grifo prestado de nuevo desde esta misma ubicación. Hay que rodear el montículo que nos separa del punto de ruta de Tierras Oscuras. Si hacemos un vuelo hacia allí desde aquí, podremos verlo en un saliente.

Colección Cielo Abierto: La Ribera del Elon

En esta colección serán mas los objetos a conseguir que los Nidos de Huevos de Grifo a encontrar. Lo primero será localizar tres runas, y para conseguir las tres es necesario hacer tres misiones diferentes en esta región.

Limwe, la Runa de la Justicia se conseguirá sólo si se logra liberar a Emara y a otros prisioneros todos ellos encerrados en La Morgue. Para ello será necesario formar parte de algún grupo que baje hasta allí y hacer un asalto para derrotar al guarda Jabari que es quien los retiene. Muchos de los prisioneros pueden verse en celdas mientras se realiza el asalto, así que romper algunas de las celdas y liberarlos es un añadido, todo ello mientras se derrota al guarda Jabari.

Golsah, la Runa del Honor, sólo puede conseguirse si logramos encontrar la armadura de la Sargento Mayor Shadi. Para ello lo primero es conseguir rastrear su equipamiento. La Sargento Shadi se encuentra en Barrido de Punto Muerto al noroeste de la región. Al hablar con ella por primera vez nos dará una pequeña lista de objetos que ha perdido por toda la región: La espada, el yelmo, la armadura, los guantes y las botas.

La espada es el objeto más cercano a ella, habrá que ir a buscar a un Djinn Veterano de Agua que está al lado de donde ella espera, tras cruzar unas arenas movedizas con nuestra mantarraya. Al acabar con él la espada se quedará tachada de la lista de objetos a buscar, por lo que no es necesario cargar con ella.

La botas, las guarda un Skritt. Si viajamos desde esta misma ubicación al sur, encontraremos a un Skritt que custodia una zona llena de arena y de andamios. Su nombre es Chikkchak, y es quien manda en la zona y quien nos proporcionará este equipamiento si lo vencemos en lucha.

Viajando al Punto de Ruta de Rancho Mantarraya, podremos ponernos a buscar el siguiente objeto de la lista: la armadura. Encontraremos un Cofre del Ermitaño en una pequeña cueva llamada Fisura de Retirada. Es una zona repleta de Elementales de Tierra, y algo laberíntica así que mejor moverse con la mantarraya por la zona.

Los guantes de nuestra amiga lancera, están en alto. Asi que partiendo del Rancho de mantarraya de nuevo, viajamos al sur a la zona bañada por el río Elon donde hay gran cantidad de formas rocosas, cada una de ellas repletas de enemigos distintos. Los guantes han quedado enterrados entre un montón de hojas, vigilados un por Guiverno Eléctrico Menor. Así que primero hay que ocuparse de él antes de rebuscar en el montón de hojas de este mismo sitio.

Nuestro último objeto, el yelmo está al noreste de la región. Tendremos que buscarlo en la zona de la marca. Tras viajar al Punto de Ruta de Sombra del Augurio nos desplazamos a esta zona. Cerca del punto de héroe vigilado por una enorme Hidra, podemos localizar una cueva. Al entrar en la cueva veremos unas cajas de equipamiento. Al rebuscar en ellas localizaremos el último objeto de la lista.

Ya podemos regresar junto a la lancera a entregarle la lista de objetos por haber recuperado su equipamiento. Al devolverle todo, te recompensará con Golsah, la Runa del Honor.

Nuestra siguiente runa a localizar es Giwebo, la Runa de la Humildad. Sólo podremos conseguirla derrotando a la Djinn Liberada Campeona. Esta campeona está al suroeste. El lugar a localizar se llama Bajíos de Desesperación y hay dos localizaciones concretas: El Trono de Pellentia al sur y Vigilia de Bahdaj. Pues justo en este último, debemos ayudar a un espíritu confuso a recordar lo que le ha ocurrido, recogiendo restos de su memoria repartida por la zona. Una vez logramos que recuerde, se transformará en la Djinn que nos entregará la runa al vencerla.

Es el momento de comprar a los mercaderes los dos objetos de esta colacción por 25 oros. El primero es el Seguidor Xunn que al ayudarle nos entregará los Materiales de Preservación de Reliquias. Este asura del Priorato de Durmand es quien recolecta Reliquias de los Olvidados al noreste de la región. Ayudándole a recolectar estos objetos nos permitirá comprarle el que necesitamos.

El ultimo objeto que se puede comprar por 25 oros, nos lo entregará al ayudar a Ebele. Ebele es una humana que se ocupa de preparar el terreno del paso del norte a otros desertores. Está justo al este del Campamento del Oasis de Olishar. Tras ayudarla por la zona, podremos tener acceso a los objetos que vende, entre ellos, un Mapa del Puesto Avanzado.

Es el momento de comenzar la búsqueda de Nidos de Huevos de Grifos.

Busqueda de Huevos de Grifo en Rivera del Elon, Desierto de Cristal, Elona

El primero es el Huevo de Grifo Ribereño Escalfado. Al ser el primero de ellos, es el que se localiza exactamente en el lugar marcado como Nido de Grifo, siendo el principal de esta región.

El Huevo de Grifo Ribereño Rocoso, está en Cúmulos del Buitre, entre el rancho de Mantarraya y el lugar donde debemos luchar contra un Elementalista llamado Lohrashi. Para llegar deberemos usar a Saltarín, dado que el nido está sobre una de las columnas naturales de esta zona.

El Huevo de Grifo Ribereño Celeste, y nuestro último objeto de esta colección está cerca de la vista de Los Baldíos Áridos.

Es el momento de viajar a otra región y comenzar a completar otra colección.

Cielos Abierto: Tierras Altas del Desierto

Para esta colección necesitaremos encontrar una sola runa, comprar dos objetos por 25 oros cada uno y encontrar cuatro Nidos de Grifo.

Zaklem, la Runa de la Lealtad sólo es posible obtenerla ayudando a la Lancera de segunda Nayrim. Esta lancera parte en su misión en la Aldea de Linde del Adivino. Lo primero que hay que hacer en este lugar es defender el pequeño puesto de los ataques de Despertados. Tras esto, la lancera nos pedirá su ayuda para escoltarla hasta un posible refugio. Tras seguirla impidiendo que muera, y llegar hasta una ubicación concreta donde crear un campamento, deberemos impedir de nuevo que muera cuando las oleadas de enemigos aparezcan. Si logramos nuestro objetivo, nos recompensará con la runa que necesitamos.

Para conseguir los Suministros Enormes de Comida para Pájaros, deberemos ayudar a un ogro, que se encuentra en el Punto de Ruta del Corral Lommuld. Ayudando en su zona con las trampas de hienas, podremos ganarnos la posibilidad de ver su mercancía, entre ellas está este objeto, pagándole por su puesto su precio: 25 oros.

Los Suministros de Supervivencia, se pueden comprar también por 25 oros, ayudando en el Puesto Avanzado de Makali. Una vez podamos ver su mercancía tras ayudarle en lo que necesite, podremos adquirirla.

Es momento de comenzar la búsqueda de los Nidos de Huevo de Grifo.

El nido principal está justo al norte de la Ensenada de Aguarreluciente, marcado con nuestro ya conocido símbolo. Allí podremos obtener el Huevo de Grifo de Montaña Escalfado, y montar una de estas criaturas para desplazarnos a localizar el resto de nidos.

El Huevo de Grifo de Montaña Crujiente, se localiza en la zona llamada Torre del Dios caído. Está en lo alto de un pilar en una construcción de columnas en Planicies de Sal. Se puede llegar volando a la zona y después usar a Saltarín desde el suelo, subiendo a la columna más baja primero.

El Huevo de Grifo de Montaña Tosco, se localiza en el llamado Pasos de Gigante en Escarpes de Cortavientos. Sabrás que estás en el lugar correcto porque en la zona hay varios gigantes y una construcción medio derruida. Se llega volando desde el nido principal.

El Huevo de Grifo de Montaña Vibrante, está en una zona escarpada al norte de Altiplanos de Sal, entre Colinas Rojas y el Altiplano de Estampida. Hay que localizar una zona alta, rocosa, cerca del Rancho Saltoalto, lugar donde se adquiere la montura Saltarín y donde por la zona y en los riscos hay varios nidos de Grifos Ojodehalcón. Este tipo de grifo es el que buscamos para localizar un nido. 

Nuestro ultimo nido de grifo será necesario subir al Valle de la Fortuna, y desde aquí  recorrer la zona llamada Dientes Invernales. Al sur de aquí, hay un altar, llamado el Altar de Dakhma. Sabrás que estas en el lugar correcto porque está repleto de Grifos Lechuza. Una vez alcances este lugar, ábrete paso hacia el acantilado pasando de largo la Hondonada de Agüero. Una vez en el borde, es el momento de volar con el planeador porque nuestro Nido de Grifo está en esta pared, no más allá de catarata. Más cerca de la vista de esta zona que de la de la catarata.

Una vez consigamos nuestro preciado huevo, es momento de ir a la última región que nos queda.

Cielos Abierto: Oasis de Cristal

Nuestra última recolección de objetos de esta primera parte para conseguir nuestra nueva montura se hará en esta zona. Necesitaremos encontrar una runa, comprar dos objetos y localizar cinco Nidos de Grifo.

Gundayo, la Runa de la Honestidad será nuestra última runa a localizar. Para ello es imprescindible conseguir derrotar a La Faceta Legendaria. Para ello podemos viajar al Punto de Ruta del Templo de Kormir. Nuestro objetivo aparece dentro de la Pirámide Marcada. Como enemigo legendario y buscado es uno de los muchos que pueden darse caza por todo el Desierto de Cristal formando grupos. Si deseas unirte a uno ellos, primero deberás ir al tablón de cazarecompensas que está en Cañón del Destino. Entre todos los nombres de objetivos buscados está el que necesitamos: La Faceta Legendaria. Pero no es imprescindible haber cogido el cartel para cumplir esta misión. Puedes sencillamente esperar a que un grupo de cazadores de botines esté por la zona, y si ella aparece y tu estás allí uniéndote al grupo para acabar con ella, deberá entregarte el objeto necesario. Eso sí, para poder derrotarla necesitaremos unirnos a algún grupo de héroes grande. Una vez se la venza, dejará caer nuestra runa.

Nuestros dos objetos de 25 oros cada uno para adquirir, debemos comprarlos a dos personas diferentes tras ayudarlas. En el Punto de Ruta del Templo de Kormir y ayudando a curar heridos y defenderlos de los enemigos que acceden al templo podremos comprarle al mercader el Icono de la Diosa.

Viajando al Campamento de Refugiados de Marifa y ayudando allí, podremos comprar el último objeto, el Diezmo de Lancero del Sol. Está en el Cañón del Destino, donde están los Restos del Céfiro. Construyendo armas y ayudando con los Forjados que atacan el lugar nos ganaremos la posibilidad de comprar los objetos que el mercader vende.

Es el momento de localizar los Nidos de Grifo de esta región.

El Huevo de Grifo Costero Escalfado, está en el nido central. Está en el Cañón de Elona, al oeste del Templo de Kormir, y veremos nuestro grifo prestado en lo mas alto de esta zona escarpada junto a unas ruinas con columnas destartaladas. Si nos acercamos allí, podremos recogerlo.

El Huevo de Grifo Costero Bronceado, se encuentra al norte, en la Meseta de Hatari. Lugar donde está el único Trono de Pellentia de esta región que aún funciona.

El Huevo de Grifo Costero Lustroso, se puede localizar en el llamado Teratohedro en Periferia Maculada. El problema de esta zona a parte de los enemigos, es que el nido está en lo alto. Si puedes coger el portal de arenas del Chacal y subir con él a lo más alto, después sólo tendrás que buscar desde allí volando. El portal de la montura se ve subiendo la larga escalinata mientras eres atacado por los rayos de la Marca.

El siguiente nido, está en el Cruce de Kusini. En este lugar está el llamado Sagrario de Nabkha. El Huevo de Grifo Costero Polvoriento está en una de las columnas de esta zona. Para alcanzarlo hay varias opciones. La más sencilla se usar a Saltarín para subir con él todo lo alto que se pueda a la pared de la zona, y desde allí usar o el Raptor o el Chacal para alcanzar el edificio del sagrario y luego avanzar hasta la columna donde está el nido.

Nuestro último nido con nuestro Huevo de Grifo Costero Estriado, está en un saliente del acantilado muy cerca del nido principal, el problema es que el hueco no es muy accesible. Una opción es alcanzar la vista del Templo de Kormir, y una vez allí mirar hacia la ubicación del nido principal. Se usa el planeador desde aquí volando hacia esta zona, y en el aire veremos el nido.

Nuestra primera parte para adquirir nuestro grifo está completada. Es momento de usar la Suplica de Mariscal Lancero para viajar directamente junto a la última Lancera, y con todas las colecciones completadas activar el lugar.

Junto a un nido de grifo en el nido principal de Dominio de Vabbi, Desierto de Cristal, Elona

Para ello, deberemos colocar las runas en el enorme símbolo de los Lanceros del Sol en el suelo, y los huevos en los nidos de glifo que hay alrededor nuestro. Una vez hecho esto, habremos completado la Colección de Santuario de los Lanceros del Sol, ahora que también hemos recogido las reliquias de los Lanceros del Sol de cada región. En cuanto colocamos los huevos y las runas, obtendremos el primer objeto de la siguiente colección.

Cielo abierto: Sabiduría de los Lanceros del Sol

Para poder completar esta nueva colección que nos es entregada al colocar runas y huevos de grifo, deberemos viajar a la Tumba de Los Reyes Primigenios en Tierras Altas del Desierto. Una vez entremos dentro y accedamos a la cámara más al fondo de la edificación, tendremos abierto un portal. Este portal nos llevará a la Biblioteca de Kormir en la Niebla. Allí tendremos que localizar diez libros que están en diez cofres. Los cofres están cerrados, así que la única forma de abrirlos es conseguir las llaves.

Ahora que los dioses han partido definitivamente de Tyria, este lugar está repleto de enemigos, así que tendremos que buscar a los enemigos élite de la zona porque son ellos los que guardan celosamente las llaves que necesitamos. Los hay repartidos por toda la Biblioteca y se pueden repetir sin problema si vuelven a aparecer.

Lo importante es que cada uno de ellos nos suelte una llave. Cuando tengamos diez llaves, podremos buscar en la zona los cofres. Están repartidos también por toda la Biblioteca, entre la planta baja y la planta superior.

Una vez hayamos recogido los diez libros de la Historia de los Lanceros del Sol en la Biblioteca de la Diosa Kormir habremos terminado esta nueva colección.

Es momento de volver a usar la Súplica de Lancero del Sol para viajar directamente junto a la última Lancera del Sol.

Una vez allí obtendremos por fin la última misión: Reza lo que sepas.

Al llegar junto a la lancera, coloca los volúmenes conseguidos en el pedestal del santuario de los Lanceros del Sol. Al hacerlo se abrirá un portal que te llevará a ti solo, a luchar por la causa.

No nos moveremos de esta ubicación, pero tendremos que defender a los Lanceros del Sol del Jerarca Campeón que aparece. Estaremos solos en esta lucha, y deberemos ser contundentes. Cuando el Jerarca Campeón se envuelva en un escudo, no podremos atacarle porque será inmune, así que la única opción es correr hacia uno de los grifos, montar en él y usar su habilidad especial para golpearle. Al hacerlo, el escudo caerá y podremos volver a luchar contra él.

Luchando contra el Jerarca Campeón, Domino de Vabbi, Elona

Una vez derrotado podremos volver junto a la Última Lancera del Sol. Habremos cumplido nuestro cometido. Estamos listos para poder elegir uno de los preciosos grifos de sus nidos, sólo has de escoger uno, y tomarlo como montura para siempre.

De ahora en adelante, podrás surcar los cielos con ella. Y una vez aprendas todos sus dominios, el cielo de toda Tyria será tuyo.

 

Anuncios

Forjando Leyendas: Buscando en La Niebla

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

En la Niebla, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Juntos damos el paso al otro lado. El lugar al principio es bastante confuso, prácticamente no se ve nada de lo que hay delante. Avanzamos con cautela, hasta que de repente, el lugar se despeja y puedo ver una estructura en el aire y algo en el suelo enorme, pero también me doy cuenta que, salvo Canach, Dastan Aldesaar y Freya Valeska el resto de mis compañeros no están junto a mi. Buscamos a Rytlock y a Kasmeer por la zona y no tardamos en localizarlos.

Símbolo de los Lanceros del Sol en La Niebla, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Una vez nos reunimos nos acercamos a la extraña estructura. No es hasta que estamos cerca cuando nos percatamos de que es el símbolo de Los Lanceros del Sol. El gigantesco símbolo, aparece con todos los detalles, pero es evidente que faltan piezas. Nos separamos pues para buscar las piezas que faltan.

Tras recoger el primer fragmento en la zona, buscamos su lugar en el gigantesco símbolo que me es tan familiar. Buscamos la similitud del objeto encontrado con los huecos para evitar errar, y después giramos el objeto dentro para que coincida. Tras repetir la operación de búsqueda y colocación cuatro veces, completamos el puzzle. El gran símbolo de Los Lanceros del Sol gira y se enciende y una serie de fantasmas aparecen en la zona.

Nos acercamos a uno de ellos. Se hace llamar Zaklem y porta el traje de Los Lanceros del Sol. Asegura ser el símbolo de la lealtad. Nos plantea un dilema y teniendo en cuenta a lo que simboliza, respondemos a su pregunta. Al hacerlo correctamente nos ofrece una nueva pieza que colocamos en el lugar que el propio símbolo en el lugar nos indica. Después avanzamos hacia otro de Los Lanceros del Sol. Dice llamarse Gundayo y la verdad es su símbolo. Tras proponernos una pregunta respondemos según su símbolo. Al hacerlo correctamente nos entrega una pieza más. Después hablamos con Yasfahr que porta el símbolo del sacrificio, ante él tenemos que luchar. Al vencerlo, nos entrega su símbolo. Giweko, símbolo de la humildad, ante nuestra respuesta nos entrega su símbolo y lo mismo hace Virzuk que porta el símbolo de la compasión. Con ello completamos el símbolo de Los Lanceros del Sol que por fin tiene en él sus cuatro normas principales: Lealtad, Humildad, Sacrificio, Verdad y Compasión. Al lograrlo, un enorme portal aparece ante nosotros. Hemos superado la prueba, estamos listos para cruzar al otro lado.

Biblioteca en La Niebla, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Tras poner el pie en el nuevo lugar, nada tiene que ver con el anterior. Este es un edificio gigantesco, tanto en tamaño como en altura. Hay escaleras que ascienden en espiral altísimo, en el centro hay pasarelas, hay agua en la zona y también una enorme base en el centro con varios libros sobre pedestales. Nos acercamos al lugar maravillados: es una Biblioteca, la más grande que jamás he visto.

Al alcanzar el centro aparece ante nosotros quién podría ser el dueño del lugar. Kasmeer se queda paralizada, yo sencillamente no me creo lo que veo. La diosa Kormir, que fuera humana en su día y que luchara junto a mis antepasados para librar a Elona del Anochecer de Abaddon con la ayuda de Varesh Ossa y que tratara de hacer volver al antiguo dios encerrado, hace aparición ante nosotros. Nos reconoce a todos los que estamos allí, incluso reconoce la bendición que me fuera dada con ella al nacer debido precisamente a los acontecimientos que vivieran mis antepasados en su día.

La diosa sabe por qué estamos allí, y sabe lo que ha ocurrido. Aunque Kasmeer en nombre de todos la suplica ayuda para detener al dios Balthazar ella asegura que no necesitamos la ayuda de los dioses. Que todos han partido, y ella va a hacer lo mismo. Nos indica que el dios Balthazar fue encerrado por el resto de los dioses cuando éste decidió acabar con los Dragones Ancianos, aunque todos ellos decidieron partir de Tyria para evitar el conflicto. Pero Balthazar vio en aquello una oportunidad, acabar definitivamente con ellos y quedarse con su poder. Ante aquello el resto de dioses se negaron, y viendo su osadía y que nada podría detenerlo, decidieron despojarle de su poder y encerrarlo.

Nos asegura que por mucho poder que pueda tener ya no es un dios, porque se le ha despojado de su inmortalidad. Que es poderoso pero que debemos encontrar por nosotros mismos la forma de detenerlo.

Kormir en la Biblioteca de la Niebla, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

La diosa confía plenamente en nosotros y nos lo hace saber. Pero partirá con el resto de dioses, allá donde vayan, dejándonos solos en esta misión. Nos asegura que no puede involucrarse en una guerra entre dioses, no después de lo que ocurriera antaño.

Hace mil tres cientos años, Abaddon y sus fanáticos seguidores lideraron una guerra contra el resto de dioses en las costas y las islas del entonces Mar de Cristal. La guerra fue tan devastadora que todo aquel océano se evaporó quedando lo que hoy conocemos como Desierto de Cristal. Para cuando lograron derrotar a Abaddon, las tierras donde se produjo la batalla definitiva, acabó destruyendo la tierra y creando La Desolación al sur del Desierto de Cristal. Y aunque Abaddon fue encerrado, mis antepasados tuvieron que ayudar precisamente a la ahora diosa para acabar con su intento de escapar del Reino del Tormento. Kormir se sacrificó para absorber su poder, se pudo detener aquello, pero el costo fue el despertar de Primordus. Por ese motivo, para evitar un mal mayor, la diosa nos deniega la ayuda física. Pero nos asegura que sigamos el rastro de Vlast. Hemos de restaurar lo que se ha roto y buscar en el desierto.

La vemos partir siendo conocedores de nuestra confianza para acabar con Balthazar y sabiendo que podemos encontrar en Tyria lo que necesitemos para nuestro objetivo. El futuro de la misión depende ahora del legado de Glint. Ella y sus vástagos fueron la solución en su momento. Vlast nos ha ayudado hasta ahora, y nos ha hecho sabedores de información que ha sido crucial. Hemos de encontrar el camino en la profecía que en su día Glint hiciera poniendo en nuestro camino a sus hijos. Ahora sólo hemos de encontrar sus pistas en el desierto. Además, tenemos a Aurene. Ella está de nuestro lado.

Mientras Canach preguntará a sus contactos en la Orden de las Sombras, por mi parte viajaré al sur para buscar información sobre Vlast en las tierras contiguas a las Tierras Altas del Desierto.

Antes de salir de la espléndida biblioteca, buscamos información en ella. Tras dividirnos buscamos en las altas estanterías diferentes libros. Cada uno de ellos nos cuenta algo del pasado de Tyria. También localizamos pergaminos y una zona oculta de la biblioteca bajo el agua. El lugar es sencillamente único.

Tras salir de allí es momento de viajar al sur. Pero primero hago una visita al Gran Casino de Sahil, a la oficina de Zalambur por si tiene alguna información nueva. Este tiene bastante información de lo ocurrido hasta ahora, queda claro que maneja con soltura el arte del espionaje. Regreso pues al Cañón del Destino en el Oasis de Cristal, dado que el paso a la siguiente región está justo en este lugar.

Tras cruzar al otro lado, lo primero que diviso en La Ribera del Elon, son unas estatuas que me son familiares.

¡Y vaya que me son familiares! Aunque podrían confundirse con Kraits a primera vista debido al desgaste, su forma y vestimenta es inconfundible. Es una estatua de un Olvidado. Aún recuerdo los cuentos e historias que se relataban en mi familia sobre estos seres. Aunque mis antepasados Elonianos, nunca llegaron a ver la ciudad de Ascalon antes de la Devastación, decían que en aquel lugar y antes de ser arrasado, un gigantesco mural representaba a esta raza y se decía que era tan antigua como los Dragones Ancianos. Para cuando mis antepasados recorrieron estos mismos lugares, pudieron verlos en el Desierto de Cristal y en el Reino del Tormento durante el Anochecer que la propia Kormir nos contaba en su Biblioteca. Eran devotos de los Seis Dioses Humanos, y las leyendas dicen que vinieron con ellos de La Niebla para ser los guardianes de Tyria mientras los Seis Dioses se ocupaban de otras cosas. Al final, acabaron siendo los sirvientes de Glint a la que liberaron del control de Kralkatorrik por el bien de Tyria. Al tocar la estatua… un Olvidado aparece ante mi proponiéndome una pregunta o luchar, opto por la primera. Tengo suerte de conocer la historia antigua de mi continente gracias a mis antepasados.

Tras avanzar diviso a lo lejos a una joven Norn que trata de defenderse de una serie de marcados. Tras ayudarla, me pregunta si estoy allí para buscar la Ascensión. La hago repetir la pregunta porque creo que he entendido mal lo que acaba de decirme. ¿La Ascensión?

Ante antiguo transporte, Ribera del Elon, Desierto de Cristal

Pero no, he entendido perfectamente. Ella está allí buscando como el resto información de cómo ascender. No había oído esa palabra desde que era niña. Hace 250 años, en estas misma tierras, los héroes que la alcanzaban eran guiados por el fantasma de Turai Ossa, así como de otros héroes de las batallas contra Palawo Joko, que buscaban la forma de Ascender. Pasar al otro lado tras realizar una serie de pruebas heroicas, lo que incluía llegar a luchar contra uno mismo y alcanzar así la gloria en la Sala de los Héroes. Al mirar el montículo que tengo delante, todo tiene sentido. Esa ubicación ha de ser sin duda alguna, Roca del Augurio. Y yo que creía que en Oasis de Cristal y en las Tierras Altas del Desierto estaba viviendo historia antigua en estado puro.

Es momento de empezar a buscar información al respecto y de paso, andar el camino que anduvieron mis antepasados.

 

Tierras Altas del Desierto: Guarida de Glint

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Planicie de Sal, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

El acceso a la región es posible desde el sur y nada más cruzar el viajero se encuentra con el puesto de Makali en Linde del Adivino. El puesto normalmente se mantiene cerrado para evitar el acceso de enemigos. Al otro lado, puede contemplarse casi la desolación del lugar al que han llamado Planicie de Sal.

El terreno es casi como de piedra que ha sido maltratada por los vientos provocando socavones en la zona así como pequeñas estructuras que quizás fueran en su día montículos de verdad. Toda la zona busca desesperadamente agua para mantener la vida, por lo que pueden encontrarse dispositivos para extraerla.

Pasaje del Divino, puesto de makali, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal.

A parte de ello, más allá de las pequeñas murallas del lugar, la vida parece casi imposible. La falta de agua, deja ver restos de animales antiguos que ahora son simples esqueletos que anuncian lo peligrosa que puede llegar a ser la región.

Al este de esta zona, el paso de Kalkatorrik ha dejado su marca y también a sus Marcados. La llamada Caída del Profeta es toda una zona en varios niveles que si se logra llegar a lo más profundo, uno puede alcanzar la que fuera antaño la Guarida de Glint. En aquel lugar, se produjeron los acontecimientos que el clan Filo del Destino llevó acabo y donde el dragón Kralkatorrik buscó a su campeona para acabar con ella.

Tierras Divididas, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Al norte están las llamadas Tierras Divididas que siguen bajo la custodia de los Marcados y por encima de esta zona, La Tumba de los Reyes Primigenios. La llamada Dinastía Primigenia que abarcó desde el año 200 Antes del Éxodo, hasta el año 452 Después del Éxodo, fue el periodo de tiempo durante el cual los llamados Reyes Primigenios gobernaron el continente de Elona. Su cálculo de años está unido a la llegada de los Humanos al continente de Elona por primera vez, creando su residencia en Fahranur, la Colonia en la llamada isla de Istan en Elona. Este lugar queda muy alejado aún hoy de nosotros pero, los reyes y reinas de esta dinastía que durara 652 años, fueron enterrados en La Tumba de los Reyes Primigenios, y hoy… podemos verla en este lugar, tal y como la vieron nuestros antepasados.

Tumba de los Reyes Primigenios, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

En su interior, el tiempo parece detenido, y los fantasmas pululan la zona. Además en este lugar también hay un acceso a La Niebla.

Interior de la Tumba de los Reyes Primigenios, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Como si todas estas regiones estuvieran así debido al paso del Dragón Antiguo y lo que provocó, justo el norte la región cambia por completo. Pasamos del calor y de la árida tierra a ver por fin agua. La zona llamada Barranco del Elemento Vital, lleva ese nombre sin duda por el agua proveniente de las montañas del norte y que ésta hace de este lugar casi un vergel comparado con el sur. En las Colinas Rojizas los Ogros crían y educan mascotas en la zona.

Barranco del Elemento Vital, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Justo al límite de esta zona, parece que ha habido un terrible derrumbamiento. Compruebo que efectivamente, si pudiera llegar al otro lado, pondría el pie en el Bastión de Halcón de Ébano en Campos de la Ruina. El túnel que debería unir ambas zonas ha colapsado y una joven lo vigila para evitar que nadie pueda intentar acceder y morir en el intento.

Altiplano de Estampida está al oeste de aquí. El lugar también está bendecido por el agua de las colinas del norte. Es en esta zona donde sus habitantes crían monturas a las que llaman “Saltarines“. Si ayudas en su cuidado y alimentación puedes obtener por su parte una de ellas que ayudarán mucho en la exploración del lugar para alcanzar lugares altos.

El oeste de la región parece sacado de otra lugar totalmente diferentes. Esta zona, toca el final de las Montañas Picoescalofriantes y la antes llamada Frontera de Deldrimor hoy aún inaccesible. En este lugar la niebla y la nieve son sus amos. Toda la zona está siendo estudiada por el Priorado de Durmand ahora, dado que se ha localizado una compleja instalación de pasillos, y de estancias de raza Enana.

La exploración aún está en proceso, porque se han localizado una serie de runas con símbolos enanos que al ser activadas se transforman en pequeños teletransportes entre lugares de toda la instalación. Toda la zona es conocida como Valle de la Fortuna y está repleta de puertas, escondrijos, y piezas muy antiguas, así como de enemigos de varios tipos los que incluyen a Destructores. Es como si el tiempo se hubiera detenido en este lugar donde la esencia de los Enanos recorre cada rincón y sus enemigos parecen guardar sus antiguos secretos.

El final de la estructura incrustada en la montaña helada, acaba en una gigantesca cúpula conocida como Peñascos Encantados. Desde esa posición parece un lugar imposible, porque mientras esta zona está completamente cubierta por el frío y la nieve, bajo la enorme catarata que cae de esta estructura puede verse abajo, un vergel de vida. Al sur de aquí, y con el salto de la enorme catarata está la Bahía Trascendente.

El brazo de mar que baña a la región del sur, el Oasis de Cristal, es el mismo que entra en esta zona y se mezcla con el agua de la gigantesca catarata. El frío de su zona más alta, se mezcla con el calor de este brazo de mar provocando una atmósfera de niebla que hasta ahora nunca había presencia de Tyria.

Bahia Transcendente, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

 

Mapa de la Zona

 

 

 

Oasis de Cristal: Las Puertas de Elona

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Vista del Oasis de Amnoon desde el río Elon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El viajero alcanza el Desierto de Cristal y topa directamente con su historia más antigua, sus ruinas bajo el río Elon que baña parte de este oasis que es la puerta al desierto mas grande toda Tyria y que linda al sur con el norte del continente de Elona.

Antiguo templo, ahora sumergido en el río Elon, Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

La vieja ciudad del Oasis de Amnoon hoy está bajo las aguas de la desembocadura del río, pero la Ciudad Libre de Amnoon es después quien te recibe, toda ella llena de vida. La ciudad tiene una parte protegida gracias a su puerto y la otra rodeada de una alta muralla que es defendida de los posibles ataques provenientes del desierto.

Vista del puerto de la Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Aunque parece que el desierto trata de pugnar sobre el bullicio de la vida en la ciudad, ésta no duerme ni de día ni de noche.

Por el día, sus gentes comercian ya sea en el Emporio de Amnoon o en el Barrio Vacío, se divierten en el Centro Cívico de Amnoon y sacan tiempo para dar gracias a los Seis Dioses en su pequeño santuario. Kormir es en este santuario la diosa más venerada.

Alta de los Seis Dioses, Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Por la noche, la ciudad se mantiene viva gracias al Gran Casino de Sahil y se espera a la mañana para salir a cuidar los campos al otro lado de los muros o cuidar a los raptor que los Jinetes de Amnoon cuidan con tanta devoción.

Todo el oasis y la Ciudad Libre de Amnoon está rodeado de pirámides, algunas que aún mantienen su majestuosidad y otras, rendidas a la arena del desierto que trata de hacerlas desaparecer.

Pirámide a la derecha de la entrada a la Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal Tyria

En medio de ambas de las pirámides destartaladas y de las que aún permanecen en pie la zona es llamada Las Ruinas Hundidas en recuerdo de lo que fue y lo que hoy es este lugar. En la Aldea de Buscador se entrenan raptors que se han convertido en el medio de transporte de aquellos que quieran aventurarse en el desierto.

Resguardada en el interior de la muralla, está el llamado Peñasco de Mekele, que es la cantera principal que ha hecho posible que la ciudad pueda seguir levantándose, y arreglándose ante los intentos del desierto por sucumbirla.

Peñasco de Mekele con la cantera de la Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El río Elon baña toda la costa del oasis, haciendo de él un vergel de vida. En el extremo sur oeste, un enorme peñasco de acceso muy limitado deja ver en su interior un hermoso lugar que sólo puede ser accesible con una montura adecuada, o con bastante maña para encontrar el acceso.

Pequeño oasis rocoso, al que se puede acceder con una montura adecuada, Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Cuando cruzas las murallas de la ciudad, fuera aun colindan las viviendas de los agricultores y ganaderos que proporcionan alimento a la ciudad. También está el Bazar de Amnoon donde se comercializa con el extranjero que alcanza la ciudad antes de entrar a ella.

Campos de Cultivo de las Afueras de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Más allá de los huertos el desierto lo cubre todo. La zona puede dividirse en tres regiones menores:

El Cruce de Kusini con el Apeadero sur, donde las rocas y las montañas lindan con la poca vegetación que ya alcanza esta zona.

Cruce de Kusini, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Al este de la región y la colindando con tierras del norte de Elona, un pequeño oasis llamado Apeadero Sur con agua que permite a sus aldeanos llevar caravanas de animales hasta la ciudad. El lugar está repleto de ibogas, muy peligrosas debido a su veneno alucinógeno.

Apeadero Sur, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El Mar Arenoso de Omiramba, es prácticamente todo dudas y un mirador repleto de Jinetes del Viento y Jinetes de la Brisa que impiden su acceso teniendo a un lado, con un pequeño puesto llamado Retirada del Resuelto gracias a un pequeño oasis con agua que aún no sucumbe al desierto.

Peñasco montañoso en medio del Mar Arenoso de Omiramba, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Y el llamado Mar Arenoso de Sifuri, en el que al norte de éste, una gigantesca charca se ha convertido en una peligrosa trampa de arenas movedizas.

La zona más alejada y más remota de momento, a la que he podido llegar es llamada la Meseta de Hatari. En ella hay tres cosas que la hacen un lugar congelado en el tiempo, que vive en el pasado y en el presente.

Lo primero es un lugar llamado Altar del Silencio y donde un monje fantasmagórico se aparece al acercarte a la zona llamado Pahan. Aún cree estar vivo y te propone un juego, hacer funcionar el Trono de Pellentia que custodia y que de alguna forma, logra hacerte ver cómo en la antigüedad aquel dispositivo hacia que el viajero que llegaba a él pudiera moverse por el Desierto de Cristal.

Salto al Templo de Atar, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Alcanzando la zona más al noreste, hay un paso con una enorme caída que sólo un raptor, preparado puede saltar. Al otro lado, puede verse la cúpula del llamado Templo de Atar custodiado todo él por Djinns de Fuego. Si se logra acceder al otro lado, la lucha contra ellos es a muerte pero un enorme cofre espera al osado y una vista de la zona única.

Templo de Atar, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El paso a la zona Linde de Elona se hace desde aquí, siendo éste el lugar en donde dejaremos el continente de Tyria para entrar en el continente de Elona propiamente dicho.

Cañón de acceso entre Tyria y norte de Elona, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Desde este lugar puede verse un gigantesco acantilado, así como unas construcciones que parecen típicas de Cefiritas y parecen abandonadas, así como un templo de mil colores dedicado a la diosa Kormir.

Construcciones en el cañon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Norte de Elona

Estatua de la diosa Kormir en su templo de Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Una vez alcanzas el otro lado del Cañón de Elona dejando atrás el templo dedicado a la diosa Kormir, al viajar al sur se accede al Cañón del Destino donde, pueden verse las casas Cefiritas y donde sus los refugiados utilizan unas instalaciones y allí tratando de armarse con lo que pueden para defenderse de los ataques de los Forjados provenientes del norte, de la zona llamada Punto de Apoyo de los Forjados, pero también de los Marcados, que están en lo alto de la zona en el llamado Ascenso del Destino.

Edificaciones Cefiritas en Cañón del Destino, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Punto de Apoyo de los Forjados, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Toda la zona este, de norte a sur, es una mancha violácea por donde parece que Kralkatorrik ha pasado dejando a sus secuaces, los Marcados. Al norte del Punto de Apoyo de los Forjados se encuentra Periferia Maculada, un recinto tomado por completo por el enemigo. La zona además posee pirámides que han quedado extrañamente destrozadas debido al paso del Dragón Antiguo.

Periferia Maculada, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

El llamado Legado de Glint queda al este, y en alto, sólo se pude alcanzar usando una montura con capacidad de saltar a esa zona.

Al sur de la región y tras pasar el llamado Cruce de Kusini, se alcanza una espectacular estructura, que parece olvidada y en la que la arena trata de cubrirlo todo.

Estructura al otro lado del Cruce de Kusini, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Pero si hay algo que te hace saber que estas muy lejos de Kryta es el cielo estrellado de las noches en el Desierto de Cristal.

Mapa de la Zona

 

 

Las Profecías del Buscador de la Llama: La Ascensión (3ª Parte)

 

Mapa de parte del Desierto de Cristal

Oasis de Amnoon, punto de partida al llegar al Desierto de Cristal

Dunas de la Desesperación… Aún resuena ese nombre en mi cabeza. Pero el viaje hasta allí será extremadamente largo. Tan largo como el camino a la Ascensión. Alcanzamos las costas del Desierto de Cristal llegando primero al Oasis de Amnoon. Desde allí planeamos cómo alcanzar nuestro destino.

Tuvimos que cruzar la zona llamada el Sendero del Profeta. Y mientras lo hacíamos, las gentes del lugar nos hablaban de las hazañas de su héroe de mayor renombre Turai Ossa. Fue en el Auditorio de los Héroes donde conocimos su historia completa, de cómo mandó construir el Templo de la Ascensión y de cómo Los Olvidados, señores del desierto, se enfurecieron. Y acabaron con ellos.

Dunas de la Desesperación y Fantasma del Héroe Turai Ossa

Auditorio de los Dioses, Desierto de Cristal

Rio Sediento, Desierto de Cristal

Cañón de Elona, Desierto de Cristal

Mi camino a la Ascensión debía pasar por localizar al espectro de Turai Ossa y conducirle hasta el Trono Pellentia, gracias a ello pudimos alcanzar el primero objetivo, Dunas de la Desesperación. A partir de ese momento, el héroe fantasma me indicó en todo momento cómo debía seguir mi camino. Primero debía purificarme, y sólo podía lograrlo alcanzado la zona conocida como Rio Sediento. Allí debería superar mi primera prueba, y tras cruzar el Círculo de Runas debí luchar contra mis imperfecciones. Una vez logrado aquel objetivo, el héroe me indicó que mi segunda prueba sería la Prueba de los Elonianos, pero para ello debía alcanzar el Cañón de Elona.

Roca del Augurio, Desierto de Cristal

 

 

Cañón del Destino, Desierto de Cristal

Aquí aprendí todo lo necesario sobre el pueblo de Elona. Después ayudé al Héroe a localizar los Cristales de Visión. Una vez localizados, reconstruidos y usados con aquellos que lo necesitaban, mi prueba quedaba conseguida, y listo para la tercera y última prueba, que me llevaría hasta Roca del Augurio, haciendo una leve parada en El Cañón del Destino.

Guarida del Dragón, Desierto de Cristal

Tumba de los Reyes Primigenios, Desierto de Cristal

Fue en Roca del Augurio donde la tercera prueba y más difícil tuve que superar. Enfrentarme a mí mismo. Aquella sin duda era la prueba de todas las pruebas. Cn la que más sufrí pero también con la que más aprendí. Tras superarla con un esfuerzo sobre humano, estaba preparado para mi viaje pero antes debía obtener consejo. El héroe me indicó que era el momento como Ascendido de pedir consejo al ser con más sabiduría en el Desierto de Cristal, motivo por el cual me indicó debía de viajar al norte, a la Tumba de los Reyes Primigenios y desde allí acceder a la Guarida del Dragón.

Dragones… Jamás había visto uno. Y allí estaba, ante mi, la Campeona de Kralkatorrik conocida como la Dragona Glint. Y precisamente ella me impuso la prueba que debía superar ya como ascendido: defenderla. Sólo así podría tener audiencia con la profeta. Glint me habló de Las Profecías del Buscador de la Llama y me aseguró que era el elegido que derrocaría a Los Ocultos. No podía creer que el tomo que había cargado conmigo hasta allí, me contara ahora mismo los mismos detalles que me diera en su momento su vendedor, y que estuviera precisamente delante de la profeta: la Dragona Glint.

Lo primero que me reveló era que los Ocultos no eran dioses, sólo una forma muy poderosa de los hechiceros conocidos con el nombre de Mursaat. Precisamente el Manto Blanco también conocía aquella profecía, motivo por el cual hacían todo lo posible por acabar con los elegidos, dado que sabían que uno de ellos acabaría con los Mursaat, motivo por el cual, el Manto Blanco acababa con sus vidas. Ahora la vida del resto de compañeros de la Hoja Brillante estaba en juego porque Markis acabaría con ellos a como fuera lugar. El plan era sacrificarlos en una Hematites al sur de las Montañas Picoescalofriantes.

Aquella era mi misión profética. La de acabar con esa amenaza definitivamente. Glint me abrió el portal a mi nuevo camino. Uno que ya estaba escrito en el tomo que portaba y que sólo finalizaría cuando cumpliera mi cometido.

Dragona Glint, Campeona de Kralkatorrik