Dominio de Istan: El Hogar de Los Lanceros del Sol en Elona

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Los Muelles de Chalon es la primera parada cuando se alcanza el Dominio de Istan.

Arenas del Hereje, Dominio de Istan, Elona

Teniendo en cuenta la antigüedad de Istan, lugar en el que los humanos pusieron por primera vez el pie en Elona, hoy día los lugares que aún se mantienen en pie lo hacen con una mirada al pasado, pero con un cambio radical en sus antiguos nombres dado que Palawa Joko, con el dominio que ha ejercido en toda Elona desde su último alzamiento y su incomunicación con el resto de continentes de Tyria ha renombrado cada lugar a su antojo y cambiado la historia también a su parecer.

Debido a ello, la ciudad de Kamadan, que fuera en la antigüedad la Joya de Istan, hoy día es llamada Palawadan. Los Muelles del Consulado tenían su sede aquí pero hoy día toda la zona ha sido reformada.

Los Acantilados de Churrhir se alzan al sur, y de momento no hay acceso más al sureste, por lo que las antiguas islas de Mehtani hoy son inaccesibles.

Tampoco a toda la isla en sí se tiene acceso completo debido al dominio que Joko tiene en este lugar. Las Llanuras de Jarin, mantienen el edificio en su centro que fuera en su día la Gran Sala de Los Lanceros del Sol y que a día de hoy, es conocido como el Gran Salón del Creciente Acerado.

Al norte, dos lugares que el paso del tiempo han hecho únicos de esta época, Las Cavernas de Modri, un jardín en varias alturas lleno de todo tipo de criaturas letales, y la Flotilla Corsaria que ha creado una pequeña ciudad flotante donde sobrevivir y hacerse fuerte trapicheando con las tropas de Joko.

Al otro lado de la Bahía de Isnnur con su entrada de agua, se mantienen dos lugares por los que el tiempo no ha pasado, y que Joko no ha cambiado de nombre: Amanecer del Campeón y El Observatorio. El primero mantiene su nombre pero se ha convertido en un lugar donde esclavizar a los humanos del lugar y de cárcel improvisada para los Lanceros del Sol que Joko ha encontrado.

Amanecer del Campeón, Dominio de Istan, Elona

Al norte de este, está la Brecha de Zehlon que serviría de paso a esta zona de no ser porque el terreno ahora lo impide. Al norte de aquí se mantiene el increíble Observatorio. En su día este lugar era más pequeño, ahora es inmenso. Se ha creado una gigantesca biblioteca donde Joko mantiene sus libros modificados para su reconocimiento. Pero un grupo de archiveros mantiene una sección prohibida a la que pocos tienen acceso y donde se guardan volúmenes distintos, algunos modificados por el propio Joko, pero otros no.

Todo el lugar tiene un increíble jardín, repleto de telescopios y de espejos donde poder observar el cielo de Elona por las noches.

El Observatorio, Dominio de Istan, Elona

A través de un paso y de forma casi única, se puede acceder al oeste de la isla. En este lugar está la primera ciudad donde los humanos pusieran pie por primera vez en Elona. En su día fue llamada Fahranur, La Colonia, pero tras los acontecimientos del Anochecer, acabó llamándose Fahranur, La Primera Ciudad. El lugar hoy está maldito repleto de Despertados, alimañas y Marcados.

Aún así el lugar mantiene la esencia y la estructura en pie, lo que incluye las trampas para los que se adentren en ella. Como en la antigüedad aún funcionan los gigantes pesos que podían aplastar a todo un ejército en sus pasillos.

Vestíbulo de Fe con los enormes pesos de trampa, Fahranur, la Primera Ciudad, Dominio de Istan, Elona

Mapa de la estancia, Fahranur, la Primera Ciudad, Dominio de Istan, Elona

 

Mapa de la Zona

Anuncios

La Desolación: El Reino de Palawa Joko

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Cuando Palawa Joko fue derrotado por Turai Ossa, su cuerpo fue enterrado en Elona, en una tumba especial a la que fueron puestos toda una serie de sellos especiales para evitar que el nigromante, pudiera volver dada su profesión. Permaneció así durante mucho tiempo, hasta que el Anochecer intentó ser traído a Elona haciendo volver a Abaddon del Reino del Tormento. Para evitarlo, y poder llegar hasta el lugar en donde el dios había sido encerrado, era necesario cruzar La Desolación, y sólo había una forma de conseguirlo en aquel entonces, conseguir una sierpe Junundu. Aquella gigantesca sierpe era la única capaz de atravesar el mar sulfúrico de La Desolación y Palawa Joko era antaño quien las dominaba.

Franja de Huesos, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

Por esa razón, se rompieron los sellos y se trajo de nuevo a su fantasma que ayudó entonces a evitar que Elona cayera en el Anochecer. Por desgracia, aquello tuvo consecuencias que ahora, tenemos la oportunidad de ver.

El primer lugar al que el héroe llega al cruza el muro de huesos de la región colindante es a la llamada Franja de Huesos y a un poblado llamado Aldea Pureza.

Aldea de Pureza, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

Su habitantes luchan contra la inclemencia y los ataques de los despertados del sur. Algunos de ellos todavía recuerdan tiempos mejores en que Los Lanceros del Sol mantenían el orden y la seguridad en toda Elona.

Al este de esta región, es la única zona donde el agua da vida normal a criaturas de la zona. Es donde está el llamado Valle Silencioso y donde aun el río Elon da vida a este pequeño rincón.

Valle Silencioso, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

A partir de aquí se hace necesario el uso de la montura mantarraya para poder desplazarse. Al oeste hay una Cantera de Azufre y unos manantiales llamados Manantiales Acres. El lugar está tomado por criaturas que sí puedes sobrevivir en el azufre, algo imposible para el resto de seres.

El centro de la región es una amalgama de zona montañosa y ríos de azufre. Si se avanza suficientemente hacia el sur este, se alcanza La Guarida de los Olvidados. Este lugar existía en el pasado, y aunque también en aquella época estaba en decadencia, el lugar era un pequeño bastión que los propios Olvidados abandonaron.

Será aquí donde podremos hablar con Dunkoro, héroe del pasado que ayudara a derrocar Varesh Ossa impidiendo así el regreso de Abbadon y la llegada del Anochecer en Elona. Su fantasma se mantiene aquí tratando de proteger a otros fantasmas.

Será en la zona llamada Tierras Oscuras donde nos encontraremos La Capellanía de las Sombras. La Orden de las Sombras es una facción parecida a la Orden de los Susurros que fuera creada en Elona antaño. Mientras esta última orden acabó viajando y quedó incomunicada en cierta forma de esta región, se formó la Orden de las Sombras en esta región cuando quedó separada del resto de continentes. Es en este lugar donde tienen un cuartel general.

Al sur de esta zona se encuentra el llamado ahora Corazón Agrietado. Este lugar en la antigüedad era conocido como La Boca del Tormento. Fue en este lugar donde Abaddon fue encerrado y de donde Varesh Ossa trató de sacarlo para traer el Anochecer. Y fue en este lugar donde se lucho para impedirlo. Era en este lugar donde se encontraba el llamado Vortex. Hoy día el lugar ha cambiado, pero sigue teniendo la ubicación del lugar al que se accedía a la Boca del Tormento y donde se podía cruzar para llegar a lugares de la Niebla.

Corazón Agrietado, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

Antiguamente un poco más al sur estaban las llamadas Ruinas de Morah, de las que hoy solo queda una estructura mínima de pilares blanqueados y un lugar llamado Plataforma Rota. En este lugar hay un portal de arena, y es donde está el acceso a la siguiente zona más importante de la región dado que es aquí donde se puede adquirir la siguiente montura: El Chacal.

Ruinas de Morah, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

Al sur de esta zona está Alkali Pan donde antiguamente había una estatua de coloso caído y que hoy es una zona donde hay gran cantidad de Junundu, criaturas que hoy no pueden usarse como se hacía antaño.

Camino del Chacal de Arena es una estructura que parece estar en el aire. Se puede acceder teniendo la montura mantarraya entrenada para subir escalones altos. Una enorme escalera de arena permite la subida al edificio donde los Djinns guardan estas monturas.

Camino del Chacal de Arena, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

Al este de este lugar, se encuentra la misma ubicación que hoy día sigue en pie, y recibe el mismo nombre: El Palacio de Huesos y está en la zona llamada Dominio de Joko.

Palacio de Huesos, La Desolación, Desierto de Cristal, Elona

Al norte de esta zona, está Periférica Basáltica. En este lugar hay un criadero de Junundu, en el llamado Cementerio de Lupicus. Es curioso porque los Gigantes Lupicus, son según cuenta la leyenda, los verdaderos gigantes. Seres que vivieron en Tyria mucho antes que Los Olvidados, siendo por ese motivo los seres más antiguos de Tyria y fueron traídos por los dioses. Aunque parecen tener forma de cánidos, poco se sabe de ellos. Lo que sí se han visto, son sus restos, por huesos gigantes en varias zonas de Tyria, y en el Desierto de Cristal también los hay. De lo que no queda nada, en esta zona es de la Tumba del Rey Primigenio Jahnus, que estuviera aquí en su día.

Es justo en esta zona, donde se encuentra el llamado Corredor Vabbiano, que daría acceso a la siguiente región.

Mapa de la Zona

La Ribera del Elon: El Desierto cobra Vida

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Estatua de la Victoria de Palawa Joko, La Ribera del Elon, Desierto de Cristal

La zona llamada hoy La Ribera del Elon es toda una modificación del Desierto de Cristal debido al desvío del río Elon hace más de cien años por parte de Palawo Joko. Hace doscientos cincuenta años, toda esta tierra era parte del Desierto de Cristal, pero con el alzamiento de Palawa Joko, y queriendo conquistar de nuevo sin arriesgar de nuevo con una guerra, esta vez optó por la estrategia en vez de la fuerza, desviando el río Elon hacia el norte.

Tras estos acontecimientos se perdió el contacto con estas tierras, así que lo que vemos ahora en La Ribera del Elon es la transformación de aquel entonces árido desierto en lo que es ahora.

Roca del Augurio es uno de los tres lugares más destacados de esta zona. El lugar existió en la antigüedad como una ciudad a la que los héroes llegaban buscando la ascensión. Hoy queda un conjunto de rocas protegidas por fantasmas, mientras que entre esta ubicación y la montaña donde está la Sala de la Ascensión permanece el transportador que en la antigüedad se podía hacer funcionar para llegar a la sala y enfrentarte a las pruebas de la tan ansiada Ascensión. Gracias a esta prueba, que formó parte en la antigüedad de las Profecías del Buscador de la Llama, la armadura de aquellos héroes quedó imbuida para poder soportar la lucha contra los Mursaat, que liderados por El Liche, trataban de abrir un portal en el Anillo de Fuego para traer de vuelta al dios Abaddon, desterrado allí maldito,  por el resto de los dioses.

El este de esta zona está tomada por la marca de Kralkatorrik a día de hoy, la cual llega incluso a tocar Roca del Augurio siendo llamadas ahora Tierras Baldías de Ustulate.

Roca del Augurio y teletrasportador, Bahía del Elon, Desierto de Cristal

Dos son los campamentos que rodean Roca del Augurio y en donde hay asentamientos, al lado de Dunas Celestes. Mas al oeste de esta zona, las arenas del desierto se han convertido en arenas movedizas. El lugar mas grande de este tipo de arena es el llamado Lodazal.

Lodazal, Bahia del Elon, Desierto de Cristal

A partir del Lodazal y hacia el sur comienza el cambio absoluto de desierto a vergel de agua, dado que es por donde discurre el río Elon ahora. El antiguo mar árido, es ahora una población que trata de sobrevivir de las zonas de cultivo que han creado junto a la orilla del río siendo atacados constantemente por el ejército de los despertados, pertenecientes a Palawa Joko. A esta zona se la llama ahora los Baldíos Áridos y la lucha por la supervivencia aquí es constante. Al oeste de esta zona, es donde aparece una construcción de techo en forma de cúpula llamado Rancho Mantarraya, donde se crían y se venden las monturas mantarrayas. Esta montura, permite poder moverse sin peligro, tanto por el agua, como por las arenas movedizas, así como por las zonas en que la marca del dragón Kralkatorrik sería un problema para el aventurero.

El agua y la vida forman parte de La Ribera del Elon que con agua poco profunda en muchas zonas permite moverse por los peñascos gigantes que han quedado del desvío del agua por esta zona, sustituyendo el desierto por vida. El río desemboca en la llamada Cala Somera, mientras que nace al este en una catarata espectacular en la zona llamada Corriente de Elon.

Los restos de las antiguas estatuas del Desierto de Cristal que un día estuvieron en pie en esta zona, hoy aparecen desperdigadas por el suelo, y otras que ya estaban en el suelo han quedado completamente limpias de la arena que las cubrían en parte.

En Cala Somera, es donde está una enorme roca sólo accesible con la montura Saltarín, en donde se encuentran los restos de la antigua ciudad conocida como Dunas de la Desesperación. A este lugar los héroes acudían para poder viajar desde ahí al sur y alcanzar El Templo de la Ascensión. De Dunas de la Desesperación sólo queda en pie las columnas con estatuas en ellas, siendo un lugar tomado por los Forjados.

Hoy el Templo de la Ascensión son ruinas en Bajíos de Desesperación, donde aún se conserva el Trono de Pellentia que en su día podía usarse para viajar.

La Morgue, en el muro al sur de La Ribera de Elon, Desierto de Cristal

La región acaba en un enorme muro que cubre la zona de este a oeste. Todo él está repleto de huesos, y es el lugar que marca el antiguo dominio de Palawa Joko, La Desolación. Parte del edificio puede verse en esta zona, y es conocido como La Morgue. En la antigüedad había un teletransporte al otro lado.

Mapa de la Zona

Tierras Altas del Desierto: Guarida de Glint

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Planicie de Sal, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

El acceso a la región es posible desde el sur y nada más cruzar el viajero se encuentra con el puesto de Makali en Linde del Adivino. El puesto normalmente se mantiene cerrado para evitar el acceso de enemigos. Al otro lado, puede contemplarse casi la desolación del lugar al que han llamado Planicie de Sal.

El terreno es casi como de piedra que ha sido maltratada por los vientos provocando socavones en la zona así como pequeñas estructuras que quizás fueran en su día montículos de verdad. Toda la zona busca desesperadamente agua para mantener la vida, por lo que pueden encontrarse dispositivos para extraerla.

Pasaje del Divino, puesto de makali, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal.

A parte de ello, más allá de las pequeñas murallas del lugar, la vida parece casi imposible. La falta de agua, deja ver restos de animales antiguos que ahora son simples esqueletos que anuncian lo peligrosa que puede llegar a ser la región.

Al este de esta zona, el paso de Kalkatorrik ha dejado su marca y también a sus Marcados. La llamada Caída del Profeta es toda una zona en varios niveles que si se logra llegar a lo más profundo, uno puede alcanzar la que fuera antaño la Guarida de Glint. En aquel lugar, se produjeron los acontecimientos que el clan Filo del Destino llevó acabo y donde el dragón Kralkatorrik buscó a su campeona para acabar con ella.

Tierras Divididas, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Al norte están las llamadas Tierras Divididas que siguen bajo la custodia de los Marcados y por encima de esta zona, La Tumba de los Reyes Primigenios. La llamada Dinastía Primigenia que abarcó desde el año 200 Antes del Éxodo, hasta el año 452 Después del Éxodo, fue el periodo de tiempo durante el cual los llamados Reyes Primigenios gobernaron el continente de Elona. Su cálculo de años está unido a la llegada de los Humanos al continente de Elona por primera vez, creando su residencia en Fahranur, la Colonia en la llamada isla de Istan en Elona. Este lugar queda muy alejado aún hoy de nosotros pero, los reyes y reinas de esta dinastía que durara 652 años, fueron enterrados en La Tumba de los Reyes Primigenios, y hoy… podemos verla en este lugar, tal y como la vieron nuestros antepasados.

Tumba de los Reyes Primigenios, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

En su interior, el tiempo parece detenido, y los fantasmas pululan la zona. Además en este lugar también hay un acceso a La Niebla.

Interior de la Tumba de los Reyes Primigenios, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Como si todas estas regiones estuvieran así debido al paso del Dragón Antiguo y lo que provocó, justo el norte la región cambia por completo. Pasamos del calor y de la árida tierra a ver por fin agua. La zona llamada Barranco del Elemento Vital, lleva ese nombre sin duda por el agua proveniente de las montañas del norte y que ésta hace de este lugar casi un vergel comparado con el sur. En las Colinas Rojizas los Ogros crían y educan mascotas en la zona.

Barranco del Elemento Vital, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

Justo al límite de esta zona, parece que ha habido un terrible derrumbamiento. Compruebo que efectivamente, si pudiera llegar al otro lado, pondría el pie en el Bastión de Halcón de Ébano en Campos de la Ruina. El túnel que debería unir ambas zonas ha colapsado y una joven lo vigila para evitar que nadie pueda intentar acceder y morir en el intento.

Altiplano de Estampida está al oeste de aquí. El lugar también está bendecido por el agua de las colinas del norte. Es en esta zona donde sus habitantes crían monturas a las que llaman “Saltarines“. Si ayudas en su cuidado y alimentación puedes obtener por su parte una de ellas que ayudarán mucho en la exploración del lugar para alcanzar lugares altos.

El oeste de la región parece sacado de otra lugar totalmente diferentes. Esta zona, toca el final de las Montañas Picoescalofriantes y la antes llamada Frontera de Deldrimor hoy aún inaccesible. En este lugar la niebla y la nieve son sus amos. Toda la zona está siendo estudiada por el Priorado de Durmand ahora, dado que se ha localizado una compleja instalación de pasillos, y de estancias de raza Enana.

La exploración aún está en proceso, porque se han localizado una serie de runas con símbolos enanos que al ser activadas se transforman en pequeños teletransportes entre lugares de toda la instalación. Toda la zona es conocida como Valle de la Fortuna y está repleta de puertas, escondrijos, y piezas muy antiguas, así como de enemigos de varios tipos los que incluyen a Destructores. Es como si el tiempo se hubiera detenido en este lugar donde la esencia de los Enanos recorre cada rincón y sus enemigos parecen guardar sus antiguos secretos.

El final de la estructura incrustada en la montaña helada, acaba en una gigantesca cúpula conocida como Peñascos Encantados. Desde esa posición parece un lugar imposible, porque mientras esta zona está completamente cubierta por el frío y la nieve, bajo la enorme catarata que cae de esta estructura puede verse abajo, un vergel de vida. Al sur de aquí, y con el salto de la enorme catarata está la Bahía Trascendente.

El brazo de mar que baña a la región del sur, el Oasis de Cristal, es el mismo que entra en esta zona y se mezcla con el agua de la gigantesca catarata. El frío de su zona más alta, se mezcla con el calor de este brazo de mar provocando una atmósfera de niebla que hasta ahora nunca había presencia de Tyria.

Bahia Transcendente, Tierras Altas del Desierto, Desierto de Cristal

 

Mapa de la Zona

 

 

 

Oasis de Cristal: Las Puertas de Elona

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Path Of Fire.

Vista del Oasis de Amnoon desde el río Elon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El viajero alcanza el Desierto de Cristal y topa directamente con su historia más antigua, sus ruinas bajo el río Elon que baña parte de este oasis que es la puerta al desierto mas grande toda Tyria y que linda al sur con el norte del continente de Elona.

Antiguo templo, ahora sumergido en el río Elon, Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

La vieja ciudad del Oasis de Amnoon hoy está bajo las aguas de la desembocadura del río, pero la Ciudad Libre de Amnoon es después quien te recibe, toda ella llena de vida. La ciudad tiene una parte protegida gracias a su puerto y la otra rodeada de una alta muralla que es defendida de los posibles ataques provenientes del desierto.

Vista del puerto de la Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Aunque parece que el desierto trata de pugnar sobre el bullicio de la vida en la ciudad, ésta no duerme ni de día ni de noche.

Por el día, sus gentes comercian ya sea en el Emporio de Amnoon o en el Barrio Vacío, se divierten en el Centro Cívico de Amnoon y sacan tiempo para dar gracias a los Seis Dioses en su pequeño santuario. Kormir es en este santuario la diosa más venerada.

Alta de los Seis Dioses, Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Por la noche, la ciudad se mantiene viva gracias al Gran Casino de Sahil y se espera a la mañana para salir a cuidar los campos al otro lado de los muros o cuidar a los raptor que los Jinetes de Amnoon cuidan con tanta devoción.

Todo el oasis y la Ciudad Libre de Amnoon está rodeado de pirámides, algunas que aún mantienen su majestuosidad y otras, rendidas a la arena del desierto que trata de hacerlas desaparecer.

Pirámide a la derecha de la entrada a la Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal Tyria

En medio de ambas de las pirámides destartaladas y de las que aún permanecen en pie la zona es llamada Las Ruinas Hundidas en recuerdo de lo que fue y lo que hoy es este lugar. En la Aldea de Buscador se entrenan raptors que se han convertido en el medio de transporte de aquellos que quieran aventurarse en el desierto.

Resguardada en el interior de la muralla, está el llamado Peñasco de Mekele, que es la cantera principal que ha hecho posible que la ciudad pueda seguir levantándose, y arreglándose ante los intentos del desierto por sucumbirla.

Peñasco de Mekele con la cantera de la Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El río Elon baña toda la costa del oasis, haciendo de él un vergel de vida. En el extremo sur oeste, un enorme peñasco de acceso muy limitado deja ver en su interior un hermoso lugar que sólo puede ser accesible con una montura adecuada, o con bastante maña para encontrar el acceso.

Pequeño oasis rocoso, al que se puede acceder con una montura adecuada, Ciudad Libre de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Cuando cruzas las murallas de la ciudad, fuera aun colindan las viviendas de los agricultores y ganaderos que proporcionan alimento a la ciudad. También está el Bazar de Amnoon donde se comercializa con el extranjero que alcanza la ciudad antes de entrar a ella.

Campos de Cultivo de las Afueras de Amnoon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Más allá de los huertos el desierto lo cubre todo. La zona puede dividirse en tres regiones menores:

El Cruce de Kusini con el Apeadero sur, donde las rocas y las montañas lindan con la poca vegetación que ya alcanza esta zona.

Cruce de Kusini, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Al este de la región y la colindando con tierras del norte de Elona, un pequeño oasis llamado Apeadero Sur con agua que permite a sus aldeanos llevar caravanas de animales hasta la ciudad. El lugar está repleto de ibogas, muy peligrosas debido a su veneno alucinógeno.

Apeadero Sur, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El Mar Arenoso de Omiramba, es prácticamente todo dudas y un mirador repleto de Jinetes del Viento y Jinetes de la Brisa que impiden su acceso teniendo a un lado, con un pequeño puesto llamado Retirada del Resuelto gracias a un pequeño oasis con agua que aún no sucumbe al desierto.

Peñasco montañoso en medio del Mar Arenoso de Omiramba, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Y el llamado Mar Arenoso de Sifuri, en el que al norte de éste, una gigantesca charca se ha convertido en una peligrosa trampa de arenas movedizas.

La zona más alejada y más remota de momento, a la que he podido llegar es llamada la Meseta de Hatari. En ella hay tres cosas que la hacen un lugar congelado en el tiempo, que vive en el pasado y en el presente.

Lo primero es un lugar llamado Altar del Silencio y donde un monje fantasmagórico se aparece al acercarte a la zona llamado Pahan. Aún cree estar vivo y te propone un juego, hacer funcionar el Trono de Pellentia que custodia y que de alguna forma, logra hacerte ver cómo en la antigüedad aquel dispositivo hacia que el viajero que llegaba a él pudiera moverse por el Desierto de Cristal.

Salto al Templo de Atar, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Alcanzando la zona más al noreste, hay un paso con una enorme caída que sólo un raptor, preparado puede saltar. Al otro lado, puede verse la cúpula del llamado Templo de Atar custodiado todo él por Djinns de Fuego. Si se logra acceder al otro lado, la lucha contra ellos es a muerte pero un enorme cofre espera al osado y una vista de la zona única.

Templo de Atar, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

El paso a la zona Linde de Elona se hace desde aquí, siendo éste el lugar en donde dejaremos el continente de Tyria para entrar en el continente de Elona propiamente dicho.

Cañón de acceso entre Tyria y norte de Elona, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Tyria

Desde este lugar puede verse un gigantesco acantilado, así como unas construcciones que parecen típicas de Cefiritas y parecen abandonadas, así como un templo de mil colores dedicado a la diosa Kormir.

Construcciones en el cañon, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal, Norte de Elona

Estatua de la diosa Kormir en su templo de Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Una vez alcanzas el otro lado del Cañón de Elona dejando atrás el templo dedicado a la diosa Kormir, al viajar al sur se accede al Cañón del Destino donde, pueden verse las casas Cefiritas y donde sus los refugiados utilizan unas instalaciones y allí tratando de armarse con lo que pueden para defenderse de los ataques de los Forjados provenientes del norte, de la zona llamada Punto de Apoyo de los Forjados, pero también de los Marcados, que están en lo alto de la zona en el llamado Ascenso del Destino.

Edificaciones Cefiritas en Cañón del Destino, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Punto de Apoyo de los Forjados, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Toda la zona este, de norte a sur, es una mancha violácea por donde parece que Kralkatorrik ha pasado dejando a sus secuaces, los Marcados. Al norte del Punto de Apoyo de los Forjados se encuentra Periferia Maculada, un recinto tomado por completo por el enemigo. La zona además posee pirámides que han quedado extrañamente destrozadas debido al paso del Dragón Antiguo.

Periferia Maculada, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

El llamado Legado de Glint queda al este, y en alto, sólo se pude alcanzar usando una montura con capacidad de saltar a esa zona.

Al sur de la región y tras pasar el llamado Cruce de Kusini, se alcanza una espectacular estructura, que parece olvidada y en la que la arena trata de cubrirlo todo.

Estructura al otro lado del Cruce de Kusini, Oasis de Cristal, Desierto de Cristal

Pero si hay algo que te hace saber que estas muy lejos de Kryta es el cielo estrellado de las noches en el Desierto de Cristal.

Mapa de la Zona

 

 

Desembarco de la Sirena, los Relicarios de Orr

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y su mascota Scar, continúan su exploración. Toda esta zona pertenece a Heart of Thorns.

Relicario de Abbadon, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

La gigantesca Península de Orr es conocida como las Ruinas de Orr por haber en su día albergaron una maravilloso vergel de vida y siendo el lugar donde los Dioses Humanos vivían en Tyria. Aunque su residencia estaba en Arah, el resto de la península poseía vida y los orrianos eran una nación más de Tyria. Por desgracia los acontecimientos hicieron que su nación desapareciera bajo las aguas de la entonces Bahía de las Sirenas pasando a llamarse Mar de los Pesares.

Para cuando la entonces Península de Orr volvió a emerger de las aguas, ya no era lo que fue antaño. Pasó a llamarse Ruinas de Orr dado que todo lo que había en ella eran precisamente eso, solo ruinas, además de corrupción del dragón antiguo que la hiciera salir de las profundidades del mar, Zaithan.

Relicario de Melandru, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Mientras la parte oeste de la peninsula con sus tres regiones: Ribera Maldita, Salto de Malchor y Estrechos de la Devastación, pudieron ser accesibles, la zona sur se mantuvo fuera del alcance de los exploradores. Pero los acontemicientos que llevaron a la purificación de las Aguas Artesianas de Ribera Maldita y la caída de Zaithan, ha hecho que el este de la zona tenga ahora un posible paso.

De momento, el viaje me lleva al único punto de acceso de la región conocida como: Desembarco de la Sirena, las Tierras Bajas Resurgidas. Allí, un grupo de Sylvari ha creado un campamento, al que llaman Campamento Reclamación, sobre unas ruinas y han comenzado a usar magia, así como sus conocimientos botánicos para hacer que la vida vegetal comience a emerger, aunque la zona sigue recibiendo ataques de resurgidos.

Pequeño puerto en Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

A la espalda de este primer lugar, el embarcadero deja ver una gigantesca elevación llamada Pilastra de Roca, que se puede tratar de ascender. Es el punto más elevado del lugar y sobre él están los restos de un barco. El lugar es llamado, el Brazo de Abaddon.

Pilastra de Roca, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Barco en lo alto de la Pilastra de Roca, el lugar es conocido como el Brazo de Abaddon, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Toda la región, consta de seis zonas llamadas Relicarios. Cada una de ellas cuenta con lo que fue un templo a uno de los antiguos dioses humanos. Hablamos de los Seis Dioses antes de las ascensión de Kormir a diosa y con ello de la caída de uno de ellos: Abaddon. Los seis dioses eran entonces Dwayna, su hijo Grenth, Melandru, Lyssa, Balthazar y Abaddon. Este lugar posee esa antiquísima esencia teniendo en cuenta que posteriormente Abaddon cayó en desgracia, se volvió en contra del resto, acabó siendo desterrado y su nombre, su presencia tachada de maldita y sus estatuas derruidas. Acontecimientos posteriores a esto, hizo que fuera derrocado y su magia acabara en la humana Kormir.

Relicario con la estatua del Dios Abaddon, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Desembarco de la Sirena ahora son ruinas, pero hay restos de los edificios de cómo sería este lugar antes de todos estos acontecimientos.  Cuando los Seis Dioses estaban en Tyria y vivían en armonía. Y esa armonía la conseguían gracias a las Sirenas, o lo que es lo mismo, el canto.

Instancia para aprender a usar los Presbiterios del Caos y poder entrar en sintonia con un canto de Sirena concreto de un Dios, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Por ello, para poder movernos por esta nueva región tendremos que aprender una maestría nueva: El Canto de Sirena. Una vez se consigue esta maestría, se está en sintonía con un canto, y por tanto se es capaz de crear un Presbiterio del Caos. Cada uno de los Seis Dioses, tiene su propio Presbiterio del Caos de Sirena de Orr. Usarlo o entrar en sintonía con uno y otro provoca mejoras en el combate, ya sea de uno mismo contra los enemigos a los que nos enfrentamos o de los aliados en la lucha en conjunto. Estas habilidades se perdieron con el paso de los siglos y la propia pérdida de Orr bajos las aguas.

Tierras Bajas Resurgidas, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Es el momento de avanzar por la zona y descubrir estos nuevos lugares. El más cercano tras abandonar la Playa Hinchada en las Tierras Bajas Resurgidas es el impresionante Relicario de Melandru. Con una impresionante vista, podemos ver abajo al primernacido Dagonet y al fantasma del Rey Reza, último monarca de Orr, hijo del rey Zoran. Tras tomar el Relicario de Melandru bajo control matando resurgidos y usando orbes de Linea Ley que sueltan los carroñeros, podemos consagrar los cadáveres. De esta forma se activa un pequeño santuario donde un encargado de mercancías de la zona puede ofrecerte comprar objetos, apareciendo activo un altar de Abaddon en la zona al que poder viajar si se adquiere con perlas orrianas, un sello especial para esa zona. Estamos listos para avanzar al siguiente.

Relicario de Melandru, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Al pasar al otro lado del pequeño brazo de mar, accedemos al Relicario de Grenth, allí nos encontramos de nuevo el altar de Abaddon. Para poder tomar la zona debemos primero hablar con el fantasma de La Reina Mahtab, que también fuera monarca de Orr. Debemos acabar con los mismos carroñeros de Lineas Ley y usar los orbes que sueltan para transferir la magia a los pequeños pedestales. Una vez tomamos la zona, la estatua de Abaddon queda libre para poder viajar a ella con el sello, si lo adquirimos.

Estatua de Grenth en el Relicario de Grent, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

El siguiente relicario a tomar es el Relicario de Dwayna, está al lado del de Grenth, su hijo. Tras salir de la cascada que oculta el relicario de su hijo se accede al suyo, repleto de corrientes de aire, tuberías y zonas que parecen repletas de veneno. Abajo del todo está la estatua de la diosa que es custodiada por el fantasma del Rey Zoran, monarca de Orr. Para poder tomar el relicario será necesario purificar la zona. Haciendo vuelos hacia el símbolo de la diosa, nos cargaremos con su esencia y podremos limpiar los residuos. una vez acabemos, el lugar queda abierto para poder viajar si se adquiere su sello. El causante de este veneno, es un guiverno que sale en lo alto de la cornisa y que tendremos la oportunidad de acabar con él si somos habilidosos con los planeadores y las corrientes.

Relicario de Dwayna, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Es el momento de viajar al siguiente relicario al que se accede desde este mismo. Es el Relicario de Balthazar. El lugar está exactamente en la parte trasera de su templo principal  la Catedral de la Victoria Gloriosa en Estrechos de la Devastación que queda justo al norte. El lugar es un hervidero de seres de lava, siervos de Balthazar y de mercenarios. Allí está la Reina Yasamin que nos pide ayuda para tomar la zona. Sobre todo en el momento en que una sierpe de fuego gigante hace aparición arrasándolo todo.

Relicario de Balthazar, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Una vez se toma la zona podemos pasar al penúltimo lugar al que se llega avanzando por el brazo de mar que está repleto de puentes y de corrientes de aire y líneas ley. Alcanzando las Profundidades Asfixiantes, llegamos al Relicario de Lyssa. El lugar es un maravilloso jardín con su estatua en medio y todo él repleto de hipnotizadores fantasmas, fuentes contaminadas y portales aleatorios. Custodia la zona la Reina Bahar que nos pide usar de nuevo a los carroñeros de línea ley para purificar las fuentes de la zona.

Jardín Secreto en el Relicario de Lyssa, Desembarco de laSirena, Ruinas de Orr

El último lugar es el Relicario de Abaddon. Está justo en el centro de la región. Es la única zona a la que se puede acceder sólo si se conoce el final del camino que empezamos hace cinco años y se han pasado por todos los relicarios de los otros dioses y se han activado, siendo entonces dignos de entrar. Si es así, el enorme techo del relicario puede abrise, y se puede volar a su interior. Allí está la Reina Doran la Jocunda, que nos permitirá abrir cofres en días distintos.

Interior del Relicario de Abaddon, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Todos y cada uno de los relicarios de cada dios, tienen pues dos estatuas, la del dios al que representa y la del pequeño templete dedicado a Abaddon, algo curioso teniendo en cuenta que al final la historia borró todo conocimiento sobre el Dios de los secretos, el Dios de los Misterios y señor de mi orden: La Orden de los Susurros.

Vista de la Plaza Olvidada y del Relicario de Abaddon ydesde el Canto de las Sirenas, Desembarco de la Sirena, Ruinas de Orr

Mapa de la Zona

 

Pantano de la Hematites

NOTA: La información de esta entrada se ampliará según se descubran lugares y zonas nuevas mientras Hiram de Tyria y Scar continúa su exploración. Toda esta zona pertenece a Heart of Thorns.

El mítico Pantano de la Hematites que un día fuera visitado por nuestros antepasado, hoy por fin, las tropas de El Pacto hemos logrado llegar hasta aquí.

Al oeste de Páramos Argentos, al sur de Espesura Abandonada y al norte de Umbral Verdeante, se encuentra esta zona nueva explorable dentro de la región del Corazón de Maguuma.

La región tiene cuatro lugares diferenciados: Cañones Encantados, Erial Fragmentados, Caverna de Luces Ocultas y Fauces de la Hematites.

Punto de Ruta Orgullo del Pacto, Pantano de la Hematites, Corazón de Maguuma

Su extensión no es mucha, pero su altura sí lo es. Tres niveles para ser exactos y con mucha diferencia entre uno y otro.

Las dos zonas más altas son precisamente El Orgullo del Pacto y el Erial Fragmentado. Precisamente en este lugar, un trozo enorme de roca suspendida en el aire, posee una extraña escritura en él.

Roca de Erial Fragmentado, Pantano de la Hematites, Corazón de Maguuma

El otro lugar a destacar en esta altura es la construcción suspendida también en el aire, conocida como Mirador del Zelote. Este lugar esta protegido por seres que parecen haber quedado atrapados tras la explosión. La parte más alta tiene una estructura llamada Coliseo de los Fieles.

Parte baja del Coliseo de los Fieles, Pantano de la Hematites, Corazón de Maguuma

De momento, tras bajar del dirigible de la Orden de la Vigilia, El Orgullo del Pacto prácticamente el primer lugar que encuentras en una bajada vertiginosa esquivando portales que te transforman en moa haciéndote caer más rápido aún sin planeo y pudiendo morir en la caída. Uno de los primero lugares a los que llegas es una extraña edificación con una gigantesca estatua de un miembro del Manto Blanco llamada Tumba del Confesor en la zona Cañones Encantados.

Estatua del Manto Blanco sobre el Edificio de la Tumba del Confesor

El punto medio de la región es un lugar con bastante foresta típica del Corazón de Maguuma e incluso hay un río al oeste. Otro de los lugares a destacar en esta zona media, es un arco medio derruido y que parece pertenecer a un edificio mayor del que sólo queda esto en pie y es llamado Templo del Sacrificio. Este lugar queda justo encima del enorme cráter.

Arco del Templo del Sacrificio, Pantano de Hematites, Corazón de Maguuma

La zona más baja de la región, es donde se encuentra La Caverna de Luces Ocultas, lugar en donde hay una edificación circular tomada por el Manto Blanco que recibió también el impacto de la explosión. El lugar es llamado Templo de la Renovación. Justo al lado contrario, al este, se encuentra el llamado Lugar del Impacto, en el gigantesco cráter conocido ahora como Fauces de la Hematites y donde sin duda alguna fue donde se produjo la enorme explosión.

Caverna de Luces Ocultas, Pantano de la Hematites, Corazón de Maguuma

Toda la región está repleta de Miembros del Manto Blanco, que en su mayoría han sido alcanzado por la explosión de la Hematites. También hay Maceadores Elementales de Hematites, así como Elementales de Hematites volátiles y Hadas Elementales de Hematites.

Toda la zona está repleta de fragmentos de tres diarios diferentes, de posiblemente tres personas distintas. Ya he localizado los nombres de los tres libros: Las Memorias del Magistrado Bauer, la Libreta de la Aprendiza Kasandra y el Diario del Gran Savant Valis. De momento, Scar y yo seguimos localizando restos de hojas de los tres libros esperando completarlas para poder obtener muchas más información al respecto de la zona y de lo que ha ocurrido.

Por otra parte, aún busco poder traducir los restos de escritura que aparecen en algunas de las rocas suspendidas en el aire de esta nueva región.

Mapa de la Zona