Forjando Leyendas: Contra el Dragón de Cristal

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Caithe y Aurene ahora están conectadas… ahora son una sola voz. La joven dragona necesitaba este vínculo con su antigua cuidadora y ella está encantada. Lo primero que aclara es que no ha sido corrompida por Aurene, eso implicaría que ella se hubiera negado y aun así la hubiera convertido. Pero Caithe ha estado de acuerdo en esta simbiosis. Es una conexión absoluta con ella.

Debemos elegir un lugar para atacarle, no tenemos tiempo que perder. Y creo, que este lugar es muy bueno. El cristal de resonancia principal está aquí. Usándolo con Aurene y su poder, hemos acabado de un golpe con todos ellos. Podríamos usarlo para atacarlo desde este lugar. Si lo atraemos hasta aquí podremos usarlo contra él también. Logan cree que podemos colocar ballestas en la zona y que sean usadas con las lanzas.

Sólo veo una opción a este plan, Aurene tiene que ser el cebo. La quiere muerta, debe ser la que lo atraiga hasta aquí. Aun así quizás el cristal de resonancia no sea suficiente para atacarle. Gorrik también lo cree, debemos aumentar su poder, y sólo puede hacerse concentrándolo en un único punto. Taimi cree que es un buen plan. Las armas draga funcionan así, concentrando su poder en puntos concretos. Hemos de conseguir su tecnología de amplificación sónica. Debemos convencerlos para que nos cuenten cómo lo hacen y Taimi y Gorrik lo ajustaran para nuestro propósito.

Es momento de volver junto a Varya, y explicarle la situación. Tras localizarlos sacando petroleo en la misma zona, la convencemos para que nos indique cómo hacen sus máquinas. No tiene nada que perder y nos ofrece sus discos reflectores, que están localizados en diferentes lugares atascados y en maquinaria inútil debido a los ataques. Usando petroleo, y el fuego de varias tuberías, quitamos los discos y nos disponemos a regresar con ellos al lugar de la confrontación.

Canach me avisa entonces que tiene un plan. Quizás pueda crear una buena pirotecnia que nos ayude en la lucha. Me indica que Sayida y él están recolectando detonadores para crear unas buenas bombas que impidan el paso de los marcados a la zona. Le entrego los discos a Rhona de los Olmakhan para que los vaya llevando a La Forja y así podré ayudarles a conseguir los detonadores.

Tras dirigirnos a la zona donde una de las naves ha caído y es la que tiene los detonadores, los recuperamos y con ellos, por fin regresamos a La Forja.

Hilina me pone al corriente de los avances en La Forja. Taimi y Gorrik se preparan para colocar los discos en varios puntos de la zona. Logan ha conseguido traer ballestas que se están cargando con lanzas que siguen fabricándose a marchas forzadas.

Todo está listo. Nuestro arsenal está preparado. O al menos, todo lo preparado que podemos estar dadas las circunstancias. Todos estamos aquí, y cuando digo todos… es todos.

Reunión antes de la batalla, la Forja, Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Canach está dando sus ultimos retoques a los explosivos, Braham, Rox, Logan y Rythlock tenemos nuestra última reunión antes de la batalla en el Auditorio de La Forja. Los explosivos de Canach serán accionados una vez entre para retenerlo el mayor tiempo posible, Aurene le entretendra mientras yo me encargo de activar los cristales de resonancia. Así le aturdiremos la primera vez, lo que me da tiempo a llegar al segundo cristal de resonancia y activarlo. Braham protegerá el tercer cristal de resonancia. Será mi siguiente paso, lo alcanzaré allí y lo activaré.

Reuno luego a todos allí, en esa mesa, en esa sala… Kralkatorrik parece invencible… pero no lo es. Él mismo lo sabe, tuvo una visión en la que era destruído, y tiene miedo a eso, y ese miedo es nuestra fuerza. Está debilitado, y obsesionado con esa profecía sobre un mundo donde él no existe. Y nosotros vamos a aprovechar esto. Vamos a traerlo hasta este lugar y golpearle. Y haremos todos juntos, que esa posibilidad, esa visión, se haga realidad.

Todo está listo. Todo depende ahora de que Aurene sea capaz de atraer a su antepasado hasta este lugar. Me dirijo a El Auditorio donde Caithe y Aurene esperan.

Caithe asegura que Aurene tiene miedo, pero está lista para acceder a La Niebla y atraer al dragón.

Aurene tras mi señal, alza el vuelo con un rugido… y sale de allí. Pocos minutos después, el lugar tiembla… Sayida con sus naves en el aire fuera de la zona, avisa que una tormenta ha salido de la nada, la tenemos encima. Aviso a Sayida para saber si está lista. Taimi lo confirma, el dragón acaba de aparecer. Sayida y sus naves disparan con todo lo que tienen. Nos avisan de que está a punto de entrar a El Auditorio. Segundos después veo entrar a Aurene veloz como una bala en la cueva, y tras ella, la gigantesca cabeza de su abuelo.

Kralkatorrik entrando a El Auditorio, Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

En ese momento doy orden a Canach de que detone sus bombas. Al detonarlas parte de la cueva y de la montaña cae sobre él. Aún así su tamaño es tan grande que no le impide seguir buscando la forma de acabar con Aurene. Debo alcanzar el primer cristal y activarlo. Corro hacia allí mientras todos los demás miran atónitos al gigantesco dragón. Alcanzo el lugar, debo concentrame. Debo ayudar a Aurene a canalizar el poder y usarlo en su contra. Tras colocarme tras el cristal de resonancia, Aurene me proporciona su habilidad y fuerza, que yo canalizo sobre el cristal. Este reververa contra el dragón que no lo espera. Al alcanzarlo se golpea contra parte de la extructura y todo tiembla. Está herido… debemos golpearle en el lugar donde se le ha alcanzado.

Todos nos dirigimos a la zona en concreto y usamos las lanzas de sangre de dragón contra él. Se debilita… está desorientado mientras le golpeamos y le debilitamos un poco más con cada lanza que usamos contra él. Aurene que no se separa de mí en este momento, usa su poder contra él… todos somos uno. Todos estamos aquí como un único ser para acabar con él.

Aurene habla a través de Caithe, la dice que está funcinando. Que le estamos debilitando, que estamos ganando. Que usemos todo lo que tengamos en el arsenal contra él.

El anciano Kralkatorrik ruge y trata de recuperar el control. Es el momento de alcanzar el segundo cristal. Cuando me dispongo a correr hacia allí Caithe me avisa que Aurene le asegura que puede ayudarme a llegar antes usando las líneas ley que se han creado en la zona. Corro hacia ella de nuevo. Al acercarme a la dragona canalizo de nuevo el poder y al hacerlo, cruzo la sala disparada usando las líneas ley. Estoy sobre el desorientado dragón volando por encima de él. Aurene ha atraido a Kralkatorrik contra la pared para distraerle y así poder pasar, pero necesita que alcance el cristal lo antes posible o estará perdida.

No me detengo cuento alcanzo el suelo y veo entrar a una legión de marcados, incluido un guiverno. No puedo pararme, debo de seguir… debo confiar en mis compañeros para que los retengan. Es entonces cuando me doy cuenta que los marcados están drenando los cristales. ¡Eso sería el fin! ¡Hemos de acabar con ellos! No podemos permitirlo. Debemos acercarlos a los cristales, y acabar con ellos allí. De esa forma los cristales se cargaran, tal y como me enseñó Glint.

Mientras luchamos, Zafirah hace aparición en la zona con sus corsarios. Dado que en el aire ya no sirven sus ataques, han bajado hasta allí para ayudar. La mujer arenga a sus hombres: “¡Zaishen a las armas, las profecías no se cumplen solas!” Kralkatorrik mantiene a tres criaturas enormes tratando de acabar con los cristales pero… no vamos a permitírselo. Aurene lucha con todas sus fuerzas, puedo sentirlo. Y nosotros hacemos lo propio para impedir que los marcados logren su objetivo. Kralkatorrik ruge… ruge al comprobar que sus esbirros caen ante nuestras armas, bajo los cristales, que comienzan de nuevo a cargarse. Sus esbirros poderosos, no son nada comparados con nuestros aliados, los Olmakhan de Boticca luchan con Efigies de arena de Élite que nos defiende de otro de los esbirros junto a uno de los cristales. Su segundo zapador… cae ante nosotros. Un cristal más a defender de uno de los esbirros y que el resto se cargue. El tercer cristal es defendido por el poder de los despertados que también están allí, ahora libres del Palawa Joko. Da igual lo que hagas Dragón Anciano, estás solo… tú sólo. Nosotros somos muchos, y nada puedes hacer con tus esbirros marcados, y tus intentos de usar las diferentes energias que tomaste de tus hermanos dragones ya caídos.

Por fin el cristal de resonancia está cargado. Es momento de subir a él y usarlo contra el dragón. Al llegar canalizo de nuevo el poder de Aurene y este se activa, lanzando su poder contra el dragón que de nuevo vuelve a estar herido, y con él cae parte de la estructura. Es momento de golpearle con todo, todos a la vez. Tyria contra el dragón Kralkatorrik. Aurene de nuevo a mi lado, lanza su rugido de poder contra él a su ahora de nuevo, herida abierta. Todos usamos las lanzas de sangre de dragón. Una lanza sola quizas haga poco, pero muchas… todos juntos, todos a la vez… le duele. Vuelve a debilitarse.

Cuando trata de moverse, es el momento de retirarse e ir a por el siguiente cristal. El último, el que le golpee y acabe con él. Aurene usa su don para lanzarme usando las líneas ley y tratar de alcanzar el punto crítico antes. Rox, Zafirah y Boticca mantendran a los marcados a raya en la zona mientras llego a mi objetivo. Una vez cruzo al otro lado, una pared marcada cae y me bloquea el camino. Estoy cerca del cristal pero debo darme prisa. Veo a las sierpes del señor de las bestias despertado luchando para impedir que los marcados se acerquen. Cuando alcanzo una nueva posibilidad de camino, los cristales marcados caen de nuevo y no me dejan pasar. Caithe aparece sobre su raptor, no tenemos muchas opciones alternativas para llegar.

Zaeim con sus Lanceros del Sol me abren paso por uno de los recodos, y logro pasar mientras escucho a Gorrik ver las pantallas de datos… Kralkatorrik se está muriendo. Taimi lo tiene claro, si llego al último cristal, si lo uso contra él… el Dragón Anciano cae para siempre. Avanzamos pero acabamos de nuevo en un callejon sin salida. ¡Maldita sea, estamos atrapados! Justo en ese momento surge de la gruta una máquina escavadora draga. Varya, aparece con los suyos. Les pide que nos defiendan y a la vez, que abran camino para entre los enemigos y derrumbe la pared mas cercana. ¡Se une a nosotros! ¡Ellos también! ¿Escuchas eso Kralkatorrik? ¡Toda Tyria, toda está aquí para acabar contigo! ¡No tienes nada que hacer contra todos nosotros!

Los draga aparecen para ayudar, Torre del Trueno, Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Los draga usan su maquina excavadora y abren un boquete enorme en parte de la pared y el techo. Por ahí es por donde accedo. Aparezco justo en el pasillo donde Braham me espera tratando de evitar que ningún enemigo toque el último cristal de resonancia. En esta zona, de nuevo los marcados tratan de hacerse con los tres cristales cargados, pero acabaremos con los marcados en la zona para cargarlos contra él. Mientras vamos consiguiendo lentamente nuestro objetivo, Taimi avisa de una extraña subida de energía de Zaithan en el Dragón Anciano. Eso no es bueno, está comenzando a usar ese poder robado de su compañero para quizá levantar marcados que ya han sido eliminados. No vamos a dejarle, usaremos el cristal antes contra él. Tras cargar todos los cristales, Braham se queda en el último mientras yo subo a usar por fin el cristal de resonancia. Almorra me abre camino hacia el cristal acabando con lo que me sale al paso. Veo a Aurene en mi carrera hacia la victoria: ese último cristal. Usa su rayo de fuego cristaliano contra su abuelo. Caithe me espera junto al cristal de resonancia. ¡Es el momento Aurene, ayúdame a terminar por fin con esto!

Canalizo el poder de la joven dragona contra el cristal y este resuena con toda su potencia. Kralkatorrik lanza un rugido furioso y nos mira… Braham nos alcanza y coloca su escudo protector alrededor nuestro para protegernos. Kralkatorrik carga su último aliento, dispuesto a lanzarlo contra nosotros. Veo en su enorme boca su poder color púrpura cargándose, y a los lados las esferas de poder de Zaithan y de Mordremoth también cargándose. Braham mantiene su escudo de guardian que parece papel al lado de semejante potencia a punto de ser lanzada contra nosotros. Y entonces, veo a Aurene aparecer por un costado. Vuela hacia nosotros, colocándose justo encima del escudo creado por Braham y extiende las alas. A la vez, Kralkatorrik carga en ese último aliento la energía color roja del mismísimo Balthazar. Es su ataque final, está herido y lo sabe y por ello carga con todas las energías acumuladas hasta ahora. Lanza todo ello contra nosotros, y toda ella golpea el escudo de Braham, y un escudo de cristal creado por la propia dragona, su poder de protección. La luz blanca lo envuelve todo. Cuando el ataque acaba, estamos todos bien. ¡No le ha servido de nada! ¡Somos más fuertes!

Kralkatorrik retrocede, Aurene se lanza contra él. Braham nos ha protegido con su escudo en parte y está débil en el suelo. Caithe se ocupara de él. Aurene le sigue volando. No va a permitir que vuelva a atacarnos una vez más. Caithe me pide que la siga, que vaya con ella. Que no la deje sola. Debemos acabar con esto, aquí y ahora.

La fuerza de la explosión ha creado una gigantesca caverna que va hacia las profundidades. Bajo hacía allí tan rápido como puedo. Lo veo abajo. Su gigantesca cabeza apoyada en el suelo de la caverna. Sigue vivo, herido de gravedad pero vivo. Lanzo mi ataque contra él, contra su ojo, el que aún está abierto mirándome. Aurene aparece a mi lado, lo golpeamos sin descanso. Taimi nos avisa, se está cargando. Está moribundo pero se está cargando de nuevo. Cada vez que levanta la cabeza trata de golpearnos. Su rugido nos arrastra hacia atrás pero Vástago y Campeona no vamos a detenernos Kralkatorrik. No vamos a permitir que sigas dañando a Tyria.

Juntas, combinando nuestros ataques luchamos contra su gigantesco ojo. Aurene usa su protección cuando su abuelo ruge, y ambas usamos nuestras armas para golpearle. Ante nuestra furia, el dragón retrocede… carga su energía y parte de la caverna vuelve a venirse abajo. Aurene le sigue. La veo luchar abajo mientras, yo arriba no puedo hacer nada. ¡No te vas a escapar ahora!

Bajo junto a Aurene para ayudarla. No voy a dejarla sola. No está sola. Acabaremos con él juntas, por mucho que trate de separarnos. La energía sigue aumenando. Grito de furia para animar a Aurene para que tampoco ella se detenga. Taimi nos anima también. Lo estamos consiguiendo.

Kralkatorrik ruge con todo su poder. De repente me veo en el suelo, pero Aurene está delante de mi, la veo. La cabeza de Kralkatorrik está en el suelo, su ojo cerrado. Ya está… lo conseguimos. Aurene se acerca a él, a su abuelo, caído.

Arene ante su antepasado caído, El Auditorio, Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

De repente abre el ojo y se alza…. no… no puede ser. Aurene retrocede momentánemaente. Kralkatorrik abre su gigantesca boca y carga su energía en ella para lanzar su rayo marcado una vez más, pero la joven dragona no va a permitírselo, se pone delante de mi y lanza con furia su propio grito. Ambos rayos de energía chocan.

Aure contra Kralkatorrik, El Auditorio, Picos del Trueno. Montañas Picoescalofriantes

Lanza su grito… ambos lo hacen. Kralkatorrik lanza su marca contra todo lo que tiene delante… Veo a Aurene abrir las alas para protegernos mientras mantiene su rayo de energía contra él. Y entonces la oscuridad.

He perdido el sentido. Cuando abro los ojos veo casi penúmbra… cristales… la cabeza de Kralkatorrik. Creo verle… tiene un ojo herido pero creo verle… alejarse.

La voz de Rithlock suena en mi cabeza, le escucho negar. Sayida informa que le ve, ve al dragón alejarse. Escucho la voz de Canach que trata de saber si todos estamos bien. Pero pierdo el conocimiento.

No sé cuento tiempo tardo en volver a despertarme. Escucho de nuevo la voz de Canach que trata de que alguien le conteste por radio. Por fin puedo levantarme… sigo viva. Mal herida pero viva. Tengo que buscar a los demás, tengo que localizar a Aurene y asegurarme de que todos están bien.

Nos abrimos paso por la cueva de cristal marcado. Y al cabo de unos minutos andando veo a Zafirah arrodillada lamentándose al no entender lo ocurrido.

Sigo avanzando por la zona y por fin veo a Braham a lo lejos. Parece estar herido pero vivo. Él también cree que había muerto. Avanzo hacia la última zona donde se produjo la batalla. Al parecer he sido despedida todo este trecho debido al rugido de energía de Kralkatorrik. Veo gente al fondo. Escucho por fin a Taimi, pero está llorando… grita desesperada. Justo cuando puedo verla bien, veo también por qué llora. ¡Aurene está inmóvil junto a ella convertida en cristal!

No… no puede ser. Caithe a su lado, su hermosa armadura imbuida con la energía de la conexión con Aurene se desvanece. Sus preciosas flores azules como la piel de Aurene… se deshacen. La Sylvari cae al suelo… ella se ha ido. Hemos perdido a Aurene.

Resuena en la caverna la última pregunta que Braham hace ante la situación: ¿Qué hacemos ahora?

No tengo ni idea.

Anuncios

Forjando Leyendas: El Ejército de la Sangre de Dragón

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Con Taimi, Gorrik y Ogden en Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Cuando localizo a Ogden Curadordepiedra no está solo, Taimi y Gorrik están con él y nada más llegar me reciben calurosamente. Taimi me indica que estamos en La Forja, aunque ella la llama La Forja secreta de Glint y que está debajo de una fortaleza enana en ruinas. Los tres me informan de cómo está la situación ahora mismo. Los dos asura han estado usando un rastreador para tratar de monitorizar como está Kralkatorrik. La lucha última contra Glint en La Niebla le ha dejado bastante débil pero está tratando de volver a cargarse de energía y es algo que no podemos permitir. Por ello ha venido hasta aquí, para marcar una zona, convertir a criaturas y volver a intentar recuperarse. Por ello estamos nosotros aquí, para impedírselo definitivamente. Ogden me indica que debo buscar a Hilina que me espera en la propia Forja. Me dirijo pues allí.

Hilina, maestra forjadora en Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Localizo en el centro, en la Forja a una Exaltado. Es la maestra de La Forja y al parecer es ella quien puede crear las lanzas que necesitamos para armar a nuestro ejército contra Kralkatorrik. Nos explica que lo primero que hemos de hacer es conseguir información sobre ella en la Torre del Trueno pero sobre todo conseguir un tipo de petroleo que los draga de la zona tienen para poner en marcha La Forja.

Tras salir de la gruta me dirijo a Torre del Trueno acompañada esta vez por Sara_Savia. Tras ayudar en la zona con los marcados, nos dirijimos a las Ruinas de Deldrimor más al sur, es allí donde localizamos a grupos de draga que están extrayendo material y petroleo de la zona. Por desgracia, no están teniendo mucho éxito. Desde que Kralkatorrik está allí, las tuberías han comenzado a llenarse de cristales marcados. Tras llegar a un acuerdo con Varya, la prometo ayudarla con su problema de los cristales si ella cede parte de ese petroleo para nuestro propósito. En principio acepta.

Con Varya y sus draga en Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Uso pues el poder en conjunto con Aurene para alcanzar las zonas donde las tuberias han quedado marcadas con grandes cristales y los destruyo. Ahora la draga cederá el combustible que necesitamos.

Ogden nos indica que el petroleo está llegando a La Forja, Varya ha cumplido con el trato pues. El enano me indica que es momento de buscar un molde para nuestra nueva lanza. La maestra de La Forja nos comenta que el que tiene está estropeado y es inservible, por lo que Ogden comenta que sólo hay un enano capaz de tener un molde igual, un tal Frodak Estrellacerada. Supongo que podemos ir a buscarle, pero hay un pequeño problema… está muerto.

Ogden comenta que debemos buscar su tumba primero. Quizás podamos encontrar en ella alguna pista de ese molde. Su tumba debería estar dentro de la antigua capital: Torre del Trueno.

Accedemos pues a la zona, que nada más entrar vemos bastante deteriorada. Tenemos que abrirnos paso por zonas derruidas, y alcanzar las Catacumbas Enanas usando las monturas.

Tras bajar varios niveles alcanzamos un lugar concreto donde localizamos la tumba. Al acercanos tenemos el honor de poder hablar con el mismísmo fantasma de Frodak lo que realmente es estupendo, porque podrá decirnos como conseguir el molde. Por desgracia está bastante enfadado, primero porque destruímos la primera lanza. Aún así, el enano nos dice que debemos adentrarnos más en las catacumbas para localizar lo que necesitamos y que nos va a costar lo suyo porque está vigilado.

Localizando a Frodak en las catacumbas enanas de Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes

Avanzamos por la zona. Tras orientarnos alcanzamos la sala central repleta de tumbas donde los enanos fueron enterrados.

El enano, nos comenta que no sólo es cosa de orientarse, es cosa de localizar la puerta correcta que abre la placa correcta. Dado que los fantasmas enanos se aburren mucho en La Niebla se decidan a mover las placas de sitio.

En una de las cámaras centrales encontramos varias puertas con varios símbolos en ella de distintos colores, apuesto a que estas puertas son las que dice el enano que debemos abrir. Tras localizar la placa de una de ellas, creamos un portal para pasar al otro lado. De momento sólo yo puedo pasar y Sara_Savia esperará fuera. En la sala, un Shelk de las Sombras custodia el molde que necesitamos asi que tras acabar con él recojo el molde y con él podemos volver a La Forja para entregárselo a la maestra Hilina.

Ya tiene lo que necesita, el combustible, el molde, cristales marcados con la sangre del propio dragón… y ahora sólo necesita que Aurene use lo que aprendió de su madre en las pruebas para cargar estos cristales canalizando su energía.

Aurene se aleja de la zona usando después lo aprendido sobre el cristal, colocado sobre la enorme Forja, todo está listo. Cuando el proceso está hecho solo hay que enfriar nuestra nueva arma.

La Forja termina el proceso, la lanza está terminada. Ahora sólo hay que duplicarla para todo un ejército tan rápido como sea posible. Pronto nuestro ejército estará listo. De momento, nos dirijimos a las ruinas de Torre del Trueno para probar la lanza con grupos de Marcados.

Aunque las lanzas y su poder se agotan con el uso porque no son tan potentes como la original, si creamos suficientes, podremos recargar la habilidad las veces necesarias para poder atacar al dragón directamente. Es momento de trazar un plan, uno que atraiga al dragón a algún lugar donde tengamos ventaja.

Cuando regreso a La Forja, Taimi comenta que una zona concreta se ha llenado de fantasmas. Cuando nos dirigimos al lugar, precisamente un fantasma hace aparición. No puedo creer lo que estoy viendo… es Gwen, su fantasma. Viste como ella antaño… es ella, la heroina de Ascalon. Nos informa que están desperdigados en su lucha contra Kralkatorrik, no pueden sujetarlo más tiempo. Debemos actuar ya. Nos dice que Kralkatorrik ha entrado en el Dominio de los Perdidos para fortalecerse. Que está bastante débil pero que si sigue mucho tiempo en este lugar, podría volver a recuperar su poder.

Me reuno en la zona con todos, Caithe, Braham, Taimi, Logan, Gorrik, Rythlock y Canach están allí esperando cuando les explico las pruebas que hecho con las lanzas. Necesitaremos al menos una a dos semanas para poder conseguir suficientes. Les explico que no tenemos ese tiempo y que hay que buscar un lugar para la confrontación, uno que nos interese. Mientras que comentamos este detalle, se abre una fisura delante de nosotros. No queda de otra que cerrarla y luchar.

Tras una confrontación directa contra sus marcados, consigue cruzar incluso un acechador marcado. Kralkatorrik está intentando acabar con nuestro cristal y si lo consigue… La Forja se detendrá y con ello nuestras esperanzas. Debemos protegerlo a toda costa. Aurene y yo subimos junto al cristal de resonancia para tratar de impedirlo. La dragona se acerca al cristal y comienza a usar su poder para cargarlos de magia. Debo ayudarla, debo unirme a ella para canalizar este poder. Al hacerlo, el poder que se libera acaba con todos los marcados de un solo golpe. Aún así, la Tormenta de la Marca sigue estando aquí abajo y volviendo a prepararse para otro ataque. Aurene ante las palabras de Taimi se lanza contra la escaleras y lanza tal bramido que salen cristales de poder de ella misma creando una pared de cristal para proteger nuestra arma creadora de lanzas llevándose por delante todo lo que hay. Cada vez es más poderosa… un poder que puede acabar con todo. Canach, Gorrik y la propia Taimi comentan que cada vez es más lo que es: un dragón. Caithe por su parte la defiende, sabe de alguna forma que la joven dragona está disgustada con esos comentarios.

Estoy de acuerdo con Caithe, cierto que lo que acaba de hacer es un poder totalmente nuevo, pero no por eso es malo. Trata de ayudarnos, trata de protegernos a toda costa, lo sé. Cierto que ha marcado la zona como hace su abuelo, pero no con el mismo propósito. Cierto que quizás ha sido precipitado y podría habernos matado pero… no es esa su intención. Ante su nuevo gruñido de desaprovación, la defiendo ante mis compañeros. Ella es lo que es, no puede negarse, es una dragona, es nieta de un dragón anciano… pero sigue siendo nuestra Aurene.

La dragona vuelve a rugir y Caithe nos pide silencio. Quiere decirnos algo, pero es complicado al no entenderla. Caithe se acerca a ella, y la dragona emite sonidos… como si se comunicara. Caithe la dice que todo está bien, que hable a través de ella. La dragona se alza sobre sus patas traseras, mueve sus alas y alza a Caithe en el aire. Una extraña fuerza las rodea y cuando Caithe vuelve al suelo, ya no parece ella. Es como si Aurene la hubiera marcado. Ahora tiene el mismo tono que ella, azul brillante y unas extrañas floraciones de cristal han aparecido en su armadura.

Dragona y Sylvari se abrazan y las dos nos miran, Caithe habla ahora por medio de algún vínculo y dice sus primeras palabras a traves de Caithe: “Yo no soy él”.

Forjando Leyendas: Los Desafíos De Glint

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

El tiempo pasa pero los problemas de Tyria se mantienen. Kralkatorrik sigue siendo una amenaza demasiado importante, y Aurene sigue aprendiendo aunque tras lo ocurrido parece algo deprimida, que es lógico dada la muerte de su hermano Vlast y de saberse hija de la ya desaparecida Campeona Glint.

Mientras viajaba entre regiones, Taimi se puso en contacto conmigo, Caithe está en el Priorato de Durmand esperándome porque necesita verme. Ha viajado hasta allí para ver a Orgen Curadordepiedra y me espera.

Tras viajar hasta El Paso de Lornar, accedo al priorato y me encuentro con Caithe que me espera en el acceso de entrada a los pasillos inferiores. Es allí donde me confiesa que aunque ella crió a Aurene cuando sólo era un huevo, una vez nació y creció, la dragona tuvo un mayor vínculo conmigo. Aún así ella siente que la ahora joven Aurene está aterrorizada. Sabe lo que tiene que hacer pero no puede evitar sentir miedo, pena y en cierta forma rabia por todo lo ocurrido. Es evidente que nos necesita a ambas, y así será.

Con Caithe y Ogden en el Priorato de Durmand, Paso de Lornar, Montañas Picoescalofriantes

Juntas, entramos a ver a Ogden que está en la parte más oculta del Priorato hablando solo sobre tres señales. Nada más llegar casi no me deja ni saludarle. Y sin decir absolutamente nada más, comenta que debemos viajar a la Torre del Trueno. A un sitio llamado La Forja de la Sangre de Dragón. Recuerdo ese nombre, mis antepasados me hablaron de cómo se construyó allí la lanza que usara Filo del Destino la primera vez para acabar con él. La misma que destruímos en la guariada de Glint para evitar que Balthazar se hiciera con ella.

Pero según nos dice Ogden, primero hemos de pasar las pruebas de Glint y de esta forma poder acceder a este conocimiento. Ogden nos comenta que tiene la posibilidad de llevarnos a una extensión de la guarida de Glint en La Niebla, un lugar creado por ella para proteger a su Vástago, Aurene. Y allí ambas podremos someternos a sus pruebas. Este lugar ya existía, pero no se podía acceder sin primero abrirse y para ello tenían que ocurrir las tres señales que ya han ocurrido: La eclosión del huevo de Glint, la muerte de Palawa Joko y que las arenas del reloj de Glint comenzaran a brillar. Nos muestra justo este extraño objeto y cómo sus arenas parece ahora estar vivas. Aurene ha cruzado hasta allí en cuanto las tres pruebas se han cumplido, y allí sigue. Ahora sabemos por qué no la encontrábamos o desaparecía durante cierto tiempo. Ha estado en este lugar desde que se ha abierto para ella.

Reloj de arena de Glint en el Priorato de Durmand, Paso de Lornar, Montañas Picoescalofriantes

Ogden me dice que correrá la voz y viajará con el Pacto a Torre del Trueno mientras yo me reuno con Aurene para hacer las pruebas acompañada de Caithe.

Tras tocar el reloj, Caithe y yo accedemos a una extraña dimensión. Una muy parecida a la que mis antepasados me contaron sobre las pruebas de Glint que también tuvieron que pasar hace muchos años.

En La Niebla, en una guarida de Glint creada para sus Vástagos.

Avanzamos por la zonas hasta localizar a Aurene. Está junto al cuerpo de su madre muerta, congelada en el tiempo en este lugar. La dragona se mantiene a su lado. Con tanta cosas ocurridas en este tiempo, no nos hemos parado siquiera a pensar en el dolor de ésta: la perdida de su hermano, la muerte de su madre, y el gran peso que ahora está sobre ella. No es de extrañar que busque refugio aquí todo el tiempo. Tratamos de consolarla, que sepa que no está sola en esta dura prueba y que su madre no la pondría en esta situación si no supiera con seguridad que hay una esperanza de victoria.

Restos de la dragona Glint

En ese momento un portal se abre cerca, Aurene y yo estamos listas. Caithe nos esperará allí a que regresemos tras superar las pruebas.

Nada más cruzar el portal, vemos a lo lejos en la sala un cristal que se activa. Es un recuerdo de Glint. Ha dejado esto para nosotras. Asegura que si Vastago y Campeona estamos aquí es porque la lucha final con Kralkatorrik está muy cerca.

Glint nos habla de que el dragón puede vencerse, pero hemos de superar primero tres pruebas para poder hacerlo y sobre todo aprender de ello. La primera, Aurene y yo debemos estar compenetradas. Ella debe canalizar su poder, aprender a usarlo para crear cristales. Esos cristales son importantes porque, si se cargar con la energía de las propias criaturas de Kralkatorrik, absorviéndola, podremos usarla contra él.

En la primera prueba Aurene aprende a canalizar su propia energía y, grupos de fantasmas de cefiritas, que están allí con el espíritu de Glint moldean tres cristales que la joven dragona crea en los tres ensayos que hace mientras yo la ayudo.

Canalizando energía para crear cristales

Tras superar esta prueba juntas, pasamos a la siguiente. En ella Glint nos indica cómo debemos hacer para cargar estos cristales con la energía del propio dragón. Para ello, lanza contra nosotras varias hordas de marcados. Entre las dos, llevamos a las criaturas hacia los cristales. Mientras luchamos en la zona que lo rodea los cristales se van cargando. Aurene usa su poder contra ellos, y yo uso esa canalización para ayudarla. Los cristales quedan cargados tras una ardua batalla.

Con los cristales cargados, los cefitiras crean allí el poder de la lanza de sangre de dragón. Esta será la que deba usar contra el dragón y contra sus criaturas. Con esta nueva habilidad estamos preparadas para enfrentarnos a nuestra última prueba. Tras acceder a ella, vemos en el centro de la sala a un a criatura marcada. Es la propia Aurene. La dragona mira su propia imagen, una terrible y amenazadora. Y sin más huye despavorida.

La busco en la zona, la encuentro en un rincón muy asustada. Tengo que decirle a la joven dragona que lo que ve no es ella. Ella no es mala, ella es buena, es una aliada y jamás permitiremos que se convierta en algo así.

De esta forma la convenzo. Nos enfretamos a la criatura como Glint nos ha enseñado. Las dos luchamos. Uso la lanza contra su doble, y en varias ocasiones el vínculo que ambas tenemos lo uso también para aumentar el poder de las dos contra ella. Una vez cae, Glint nos comenta que debemos entrar cada una por un portal porque debe decirnos cosas a ambas diferentes. Por ello, cada una accedemos a un portal distinto para deribir un don distinto de Glint.

Recibiendo el don de Glint

Glint me confiesa que su vástago tendrá que enfrentarse a algo que ve totalmente imposible. Y que es mi deber ayudarla a comprender que aun pareciéndolo, estoy con ella en esta lucha. Kralkatorrik en el pasado, vio su futuro y vio que podía existir sin su existencia en él, por ese motivo, le pidió a su entonces Campeona Glint, que la ayudara a impedir aquello. Pero de esta forma Glint vió en aquello, la forma de salvar a Tyria. La forma que ahora nos ha mostrado, ir a la Forja de la Sangre del Dragón a crear lanzas de sangre de dragón suficiente como para acabar con él. Glint nos abrirá un paso a esta zona para que podamos ir hasta allí a tener la última batalla, la definitiva.

Tras cruzar el nuevo portal, reaparecemos en el mismo lugar del que partimos. Allí Caithe espera. Asegura que sabía que tardaríamos pero que llevamos dos días en este lugar. Tras indicarle que hemos superado las pruebas. Nos dirigimos las tres hacia el nuevo portal creado, y al cruzarlo… ya no estamos en La Niebla. Estamos en algún tipo de construcción enana.

Zafirah está allí, estaba haciendo guardia del portal esperando. Al entrar ve por primera vez a Aurene y no puede creer casi lo que ve. Además, siente en ella la esencia de Balthazar. Es momento de que la joven dragona conozca a los que van a luchar a su lado, entre ellos la propia Zafirah. Debo mientras buscar a Ogden.

La Forja, Picos del Trueno, Montañas Picoescalofriantes.

Forjando Leyendas: Legados y Destinos

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Al llegar al Refugio del Sol da la sensación de que el lugar va tomando forma gracias a todos los que allí ponen un poco de su parte.

Allí nos esperan Zafirah, Koss y el propio Rytlock que lleva consiguo su inseparable Sohothin. El plan de Blish es usar la espada Sohothin para dar vida de nuevo a la espada de Balthazar. Esperamos que dado que son dos armas poderosas, una de vida a la otra. Por ello, tras colocarnos uno enfrente del otro alzamos ambas armas. Al hacerlo, y al cabo de unos segundos el antiguo arma de Ascalon lanza un rayo contra la que fue el arma del dios, y la carga de magia.

Ahora que ya tenemos el señuelo perfecto. es momento de ir hasta una de las anomalías que aparecen en los Acantilados de Jahai con la espada.

Nos desplazamos a la zona en nuestras monturas. Accedemos al lugar exacto donde se ha producido la grieta a La Niebla.

Buscando en La Niebla a Kralkatorrik

El lugar es extraño, los marcados de Kralkatorrik tienen una lucha continua con todo el que se acerca. Glint mantiene esa lucha constante, la antigua campeona de Kralkatorrik, madre de Aurene nos está dando tiempo ayudada por ella. Mantiene a las tropas ocupadas esperando nuestro movimiento. Localizar el sitio mejor para poner el señuelo. Avanzamos hasta unas ruinas donde Blish me pide que coloque la espada en la zona. Él se encargará de mantenerlo allí haciendo una fuerte señal. Tras defenderlo durante un rato mientras este perfecciona la señal de la espada, logra su objetivo. Blish asegura que el plan ha funcionado, la espada es una autentica baliza de magia y Kralkatorrik vendrá hasta aqu para conseguir ese poder.

La espada se revela, su magia, la de Balthazar se revela contra la de Kralkatorrik que se acerca a conseguirla.  Los ataques de cristales de la marca se intensifican, el lugar no es seguro. Él no podrá moverse de allí de momento, me pide correr tan rápido como pueda alejándonos de la zona mientras Blish espera que muerda el anzuelo de la espada. El plan no me parece nada bien. No quiero dejarlo aquí atrás, pero Blish insiste. Estará bien, tiene un escudo que lo protege y mantendrá la espada en este lugar mientras nos alejamos lo suficiente. Una vez estemos lejos y la tormenta haya pasado podremos volver a por él.

Sara_Savia y yo subimos pues a nuestros raptors y avanzamos tan rápido como podemos. El lugar de la tormenta no parece tener fin pero Blish asegura que está funcionando. Que Kralkatorrik ha caído en la trampa. Entonces es cuando me confiesa que le perdone porque ha mentido. La espada como baliza ha dejado de funcionar por sí sola, pero él puede alimentarla indefinidamente como golem que es. Sólo tiene que desconectarse y mantener la energía sobre la espada.

Eso acabará con él, Gorrik dijo que era la peor de las formas de morir para él, porque queda encerrado sufriendo eternamente mientras nadie vuelva a encenderlo, pero Blish insite en que es la única forma. No puedo permitirle que haga esto. Dispuesta a retroceder, el golem insiste en que es la única manera, que es sacrificarse por salvar a todos porque de no ser así Kralkatorrik acabará con Tyria. Me pide que cuide de Gorrik, y de Taimi, sobre todo de ella. y que dejemos de ocultarnos cosas entre nosotros. Eso nos debilita.

No comprendo a qué se refiere, pero vemos más adelante… tras saltar sobre extrañas plataformas y un cielo extraño que me recuerda a la vez que Braham y yo acabamos en un lugar indefinido de algun sitio tras acabar con Lonai, cruzamos la avertura de nuevo que nos lleva al mismo lugar de donde partimos en los Acantilados de Jahai. Intento contactar con Blish, pero sólo escucho estática al otro lado.

Regresamos pues al Refugio del Sol. Al llegar, Gorrik y Taimi parecen emocionados. El plan ha funcionado. Reciben señal del rastreador, es fuerte y constante. Están tan emocionado que no me permite ni tratar de explicarle que no volverá a ver a su hermano. Es la propia Taimi la que se percata de ello. Y ante aquello, mira a Braham y después a mi para contarnos justo lo que Blish comentó antes de perder de la comunicación con él: tiene un secreto.

Su estado no mejora ya. Al contrario, lleva tiempo empeorando. A veces siente tanto dolor que no puede ni concentrarse, por lo que no puede ya ni siquiera calcular cuanto tiempo le queda de vida. Le había confesado aquello sólo a Blish esperando que éste le ayudara. Pero ahora… Blish ya no está.

Taimi aegura que ella no es la prioridad aquí. Blish se ha sacrificado para darnos más tiempo con Kralkatorrik y este es nuestro objetivo. El primero localizar a Aurene, como sea, dado que tras cruzar par ayudar con Glint y Kralkatorrik así como con el Asolador, su campeón, no ha vuelto a dar señales. Ahora que el sacrificio de Blish nos ha dado una baliza para localizar siempre donde está, ese debe ser nuestro objetivo.

Justo en ese momento, Caithe hace aparición como buena ladrona asegurando que ella sí puede ayudar a localizar a Aurene.

Forjando Leyendas: El Refugio del Sol

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Seguimos a Koss hacia la ubicación donde debería encontrarse el antiguo Santuario de la Luz. El lugar es también conocido por su descendiente Kossan Dejarin que asegura que la Orden de las Sombras supo de este lugar hace mucho, dado que la Orden de los Susurros la utilizaba. Taimi se pone en contacto con nosotros, han localizado de nuevo a Aurene. Ha aparecido en Gandara y aunque cansada, está  bien.

Nada más entrar al lugar, vemos que mucho uso hoy día no tiene. Está repleto de telas de araña y parece que los pebeteros que deberían servir para dar luz al lugar llevan mucho tiempo apagados.

Entrada al Refugio del Sol, Acantilados de Jahai, Elona

Nada más llegar, lo primero que tenemos que hacer es vérnosla con la dueña del lugar. Una enorme y gigantesca araña que según Taimi estaba extinguida en Tyria. Es evidente que si no lo estaba, acabaremos con ella y lo estará definitivamente.

La lucha contra ella lleva un rato, pero una vez acabamos con ella, avisamos para que todos vengan hasta aquí, cosa que no tarda demasiado en ocurrir. Incluida Aurene. Tras despejar la zona, todo se ve diferente cuando encendemos las enormes braseros de pie con el fuego de Kormir. Una vez el lugar es seguro, es momento de dar acceso a él a todos. Será nuestro punto de encuentro ahora que todos podemos estar aquí.

Pebeteros encendidos con el Fuego de Kormir, Refugio del Sol, Acantilados de jahai, Elona

Mientras tratamos de decidir y organizarnos, se produce una nueva anomalia. Se abre una enorme fisura. Kralkatorrik de nuevo, hemos de tratar de cerrarlo como sea, porque es evidente que busca desesperadamente a Aurene. Y es mientras vemos la enorme y extraña criatura asomarse cuando vemos que no viene sola, Eir y Snaff salen de La Niebla con ella disparando. Nos ayudan con el problema, acabamos con la nueva criatura y ambos nos explican que están allí para ayudarnos. Braham no puede creer que tenga a su madre delante, aunque sea en forma de fantasma.

Con Eir y Snaff en el Refugio del Sol, Acantilados de Jahai, Elona

Una vez la criatura es eliminada, Eir se dirige directamente a Aurene para explicarla que su madre, Glint, es quién los ha enviado. Estan allí para contarnos que ella está haciendo todo lo que puede por evitar que Kralkatorrik consiga su propósito. Sólo hay una forma, Glint asegura que sólo podrá hacerse si Aurene sustituye al Dragón Anciano. Aurene debe ser su sustituta y debe serlo ya.

Esto es impensable. Aurene aun es joven. ¿Cómo puede sustituir a un Dragon Anciano que encima tiene el poder de muchos otros, más el poder que la propia Aurene ya tiene. Eir insiste en animar a la dragona, ella debe ser quien lo derrote, ella debe ser quien lo sustituya. Ha nacido para eso. Ese es un destino.

Justo en ese momento la dragona parece tener una sacudida como si estuviera en otro lugar. Me muestra lo que ve, nos lo muestra a todos. Blish está completamente seguro, Aurene acaba de tener una premonición, una visión del futuro… de múltiples futuros. Y en todos ellos, todos y cada uno de ellos, Aurene muere.

Todos los que allí estamos hemos visto la visión de la joven Aurene. Parece que el futuro no tiene una opción aceptable. Tras tratar de calmar a todos Blish nos plantea un plan. No es que sea le mejor plan, pero al menos es algo.

Hemos de detener a Kralkatorrik, ese es el efecto final. Pero localizarlo en La Niebla es un lugar demasiado grande y peligroso como para enfrentarnos allí, porque estariamos en su terreno. Hemos de conseguir atraer su atención, darle algo que sirva para saber donde está en todo momento: marcarle. El problema es que sólo hay dos opciones a esto, una de ella es usar a la propia Aurene, algo inviable. La otra: buscar algun objeto mágico que tenga suficiente poder como para que le guste consumirlo dado su magia. Blish sólo cree que en estos momento hay un objeto así y ya lo hemos visto: la espada del dios Balthazar.

Lo derrotamos, él trato de usar su espada para acabar con nosotros. Yo misma vi su poder. Blish asegura que el Priorato de Durmand ha tratado de localizar esa espada dado que es un objeto muy peligroso. Y hay miembros de la orden buscándola, y de momento saben una cosa: la espada está en Vabbi.

Con Blish en el Dominio de Vabbi comenzado la búsqueda de la espada de Balthazar, Elona

De momento dejare que todos se acomoden en este lugar seguro mientras Blish y yo buscamos esa espada. Sara_Savia se une a acompañarnos a investigar y preguntar a los miembros del priorato. Asi que nos dirigimos a varios lugar donde preguntar antes de acabar en el mismo sitio donde derrotamos al dios.

Al comenzar a buscar en la zona donde más probabilidad hay que esté la espada y donde nuestra investigación nos ha llevado alcanzamos la fortaleza de Vabbi donde localizamos a un grupo de investigadores que tratan de acceder a la zona, pero por desgracia ha tenido que salir del lugar, porque un francotirador con magia y muy buena punteria casi acaba con ellos. Debemos neutralizarlo si queremos alcanzar la reliquia.

La sacerdotisa de Balthazar atacando, Acantilados de Jahai, Elona

Aunque en un principio tratamos de convencer al tirador de nuestas intenciones pacíficas no hay forma. Es muy buena, su magia es bastante poderosa, y su puntería inmejorable. Nos lleva un buen rato lograr esquivar su magia y alcanzarla en varias zonas, hasta lograr reducirla. Cuando tengo la opción de poder matarla, me percato de que la he visto en la visión de Aurene y dado que veo que sus intenciones no son malas, opto por dejarla vivir. Un aliado así, la verdad, sería formidable. Zafirah sólo defendía al que fuera su dios, Balthazar, como sacerdotisa, merece otra oportunidad. Ante tal gesto, la joven nos confiere el lugar en donde está la espada.

Ante la espada de Balthazar, Acantilados de Jahai, Elona

Es momento de regresar al Refugio del Sol con la espada y ver cuál es el plan que tiene Blish para dar vida a esta reliquia sin carga alguna ahora.

Forjando Leyendas: La unión hace la fuerza

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Joko es de nuevo historia. Aurene se encargó de ello personalmente. Es momento de intentar unir fuerzas contra nuestra ahora única amenaza: Kralkatorrik.

El Mariscal Zaeim prepara una cumbre en la que deberían estar todas las partes implicadas. Y eso incluye a los Lanceros del Sol, a los Despertados de Joko que ahora ya no tiene líder pero que forman parte de Tyria tras su caída y quieren ser libres, los que sin su líder no tienen ninguna intención de negociar con el enemigo, los habitantes de Elona y por supuesto a la Orden de las Sombras que ha tratado en todo momento de mantener este continente en pie bajo la tiranía del Liche.

La pequeña cumbre va a llevarse a cabo en Acantilados de Jahai, lo que no esperaba es que Taimi me llamara antes de tiempo para indicar que han llegado a la zona y se han presentado todos, además de Aurene que no tiene intención de moverse de la reunión por mucho que ella ha intentado sacarla de la zona. Con lo ocurrido, la dragona no deja de causar cierto miedo y estupor entre los invitados a la pequeña cumbre. Por ello Taimi me indica que Braham me está esperando en el acceso a esta nueva zona desde el Viñedo de Vahtendi en Vabbi. Así que hacia allí voy acompañada de Sara_Savia.

Llegando a la Fortaleza de Jaha para asistir a la cumbre, Acantilados de Jahai en Elona

Tras viajar hasta allí usamos el paso los tres para alcanzar la siguiente región, Acantilados de Jahai. Alcanzamos juntos la Fortaleza de Jahai donde todos parecen esperar, incluida la tozuda dragona. Aunque intento convencerla de que ese no es su lugar, al principio no parece hacer mucho caso. Logro que por fin, atienda a razones y que Taimi puede acompañarla junto a Braham fuera de la sala.

El Visir Utimishi en la reunion de los Acantilados de Jahai, Elona

Con la Orden de las Sombras y Kossan Dejarin en la Fortaleza de Jahai, Elona

El Mariscal Zaeim se dispone a presentarnos a los que deberán ponerse de acuerdo por una lucha mayor, contra el Dragón Anciano. Entre los delegados presentes, está el Visir Utimishi de parte de Joko, que no parece muy dispuesto a colaborar para nada. También está el Arconte Iberu, que ha vuelto a la vida gracias a su poder de nigromancia. Al menos esta vez parece estar de parte de buscar la forma de llegar a un acuerdo para sobrevivir estos tiempos. También está la Embajadora Sianna, que habla por los Despertados de Joko y que desean tener una oportunidad de libertad. Por último, en nombre de la Orden de las Sombras, el Redentor Kossan que no parece demasiado optimista.

En un primer intento por llegar a un acuerdo, lo único que se consigue es discutir. Y mientras el ambiente se caldea, aparece Koss, lo cual la verdad agradezco. Parece ser que a él los despertados le seguirán y los que están en contra le respetan.

Es justo en ese momento, cuando Taimi se comunica desde fuera conmigo. Marjory y Kassmer han perdido a Kralkatorrik, al cual mantenían bajo vigilancia por lo que pudiera ocurrir. Al parecer, se ha desvanecido. Eso es imposible, es un Dragón gigante. Y es mientras hablamos cuando el lugar tiembla y sin duda algo ataca la fortaleza. Tras asomarme junto a Sara_Savia vemos como el Asolador, acaba de aparecer en la zona dispuesto a tratar de terminar con la reunión. Hay que sacar a toda esta gente del edificio y ponerlos a salvo.

Rescatando a los ciudadanos de la Fortaleza de jahai en Elona

Tras un largo recorrido tratando de salvar a todos los que podemos, tratamos de alcanzar el lugar donde Taimi ha arrastrado a Aurene para evitar que intervenga dado que aún parece estar sobrellevando haberse zampado a Joko. Es mientras llegamos cuando la escuchamos gritarle a Aurene que ha ignorado su orden y se ha lanzado contra el Asolador para ayudar a evitar que acabe con más gente.

Justo cuando llegamos vemos al Asolador crear un extraño portal y desaparecer tras él, y lo que es peor, Aurene se lanza a la abertura y desaparece por ella. ¿Como diablos puede hacer eso? ¿Abrir portales a La Niebla? ¿Desde cuando el Asolador, por muy comandante en jefe de Kralkatorrik que sea, puede hacer algo así gracias al poder de su señor? En medio de la confusión, la General Almorra de la Vigilia aparece para ayudar. Ella ha estado vigilando al Asolador, y ahora más que nunca la necesitamos. Según llega nos indica que acaba de hacer lo mismo que ella ha visto mientras le vigilaban.

Taimi nos asegura que sus dispositivos se han vuelto locos y están recibiendo lecturas extrañísimas en todos los Acantilados de Jahai debido a este incidente. Es momento de investigarlos para poder conseguir datos y entender qué capacidad tiene El Asolador y por tanto Kralkatorrik y al que debemos enfrentarnos.

Taimi me indica varios lugares donde poder acercarme en la zona para tratar de entender un poco más estos extrañas lecturas. Por ello nos ponemos en camino inmediatamente.

Tras avanzar hacia el lugar donde una de las lecturas es muy fuerte, descubrimos una extraña grieta. Al cruzarla… ya no estamos en Elona. Este lugar está repleto de Chaks es como estar en el Corazón de Maguuma algo imposible. Taimi me pide tomar algunas muestras primero para entender lo que está pasando. Blink y Gorrik están con ella para tratar de entender los detalles de los datos que vamos recogiendo.

Tras salir de esta zona, buscamos en la siguiente. Curiosamente encontramos una grieta del mismo tipo al alcanzarla. Este lugar es extraño, una especie de cavidad con unas extrañas setas blanquecinas. Nada me recuerda a este lugar como el anterior, pero lo que si vemos… es a Rytlock, o a Caithe… y a Logan… pero no son ellos. ¿Dónde diablos estamos? Tras luchar con estas formas conseguimos la información necesaria para que Taimi las estudie.

Nos encaminamos pues a la última zona. Lo que veo allí aun es mas desconcertante. Humanos luchan contras los Charr… en un lugar de edificios ovalados que recuerdan mucho a… Orr. Bajo los edificios hay una batalla… no puedo creer que este presente en la lucha ancestral que se produjo en Orr cuando los Charr lo alcanzaron y trataron de alcanzar la Ciudad de Arah. Taimi me confirma lo que veo, es como si el tiempo se hubiera detenido en este lugar. Me indique que me una a la batalla, que vea que ocurre al final de esta. Lo que ocurre es nada. Sencillamente se reinicia y vuelve todo a comenzar. Taimi, Gorrik y Blish lo tienen ahora muy claro. Todo esto lo ha producido Kralkatorrik, que ahora está en La Niebla junto a Aurene y el Asolador. Y al entrar allí y  comenzar a consumir la magia que hay en La Niebla estas son las consecuencias. Desgarros temporales y anomalías en los Acantilados de Jahai.

Ahora que ya tenemos una idea de lo que está pasando, debemos reagruparnos. De momento hay que tratar de poner a toda la gente que sea posible a salvo, teniendo en cuenta que Kralkatorrik parece tener el poder de absorber la magia de La Niebla y que está produciendo situaciones imposibles en Tyria. Además dado que usa La Marca a su paso, lo ideal es encontrar un lugar lo más bajo tierra y protegido que podamos. Es entonces cuando Koss propone un lugar, uno que él conoce de antaño y en el que podríamos estar a salvo. Un lugar que estuvo bajo la protección de la diosa Kormir en su día y que antaño era llamado El Santuario de la Luz.

Buscaremos el lugar donde mis antepasados, crearon un refugio desde donde lanzaron sus ataques contra Abaddon impidiendo su regreso.

 

Forjando Leyendas: Larga Vida Al Liche

Nota: Todo el contenido de esta entrada forma parte de la Historia Viviente de la Expansión Path Of Fire, si aún no sabes qué va a pasar, todo ello podría spoilearte.

Estamos aquí todos juntos… para vencer a Joko.

Ese es el plan y ahora que tenemos a este ejército de diferentes lugares de Tyria dispuesto a todo, es el momento de enfrentarnos a él e impedir que traiga de nuevo la Plaga de Los Escarabajos, algo que sería letal para todos los humanos de Tyria. Y todas las razas estamos de acuerdo en ello.

Tras establecer el campamento principal Rytlock se quedará junto a Lord Faren herido en combate, pero vivo todavía.

En el campamento aliado, Dominio de Kourna, Elona

Ante la entrada de Gandara, Dominio de Kourna, Elona

Nos lanzamos ordenadamente abriéndonos paso entre las tropas de Despertados de Joko que no van a permitir que nos acerquemos a la puerta principal. Tras varias escaramuzas, algún que otro retroceso para reagruparnos y mucho arrojo, logramos alcanzar la puerta. No tenemos demasiado tiempo, Joko enviará a más tropas en cualquier momento. Canach asegura que puede tirar la puerta colocando explosivos. Hasta ahora nos ha servido de bastante ayuda, es momento de protegerle mientras trabaja e impedir que los posibles atacantes le alcancen mientras prepara el explosivo que nos permitirá entrar.

Ante la enorme puerta de Gandara, la Fortaleza de la Luz de Dominio de Kourna, Elona

Canach se pone a trabajar mientras Joko manda a varios grupos. Tratamos de meterle prisa al Sylvari que parece concentrando en su trabajo silbando tranquilamente mientras prepara la carga que nos hará entrar por la enorme puerta.

Canach preparado para usar el explosivo, Domino de Kourna, Elona

Al tercer asalto, insistimos en impedir que nadie se acerque a la puerta, pero comenzamos a flaquear y los enemigos que Joko envía cada vez son más poderosos. Canach sigue silbando y trabajando sin mucha prisa. No es hasta el quinto asalto cuando mi paciencia se agota y me doy cuenta que le estoy gritando para que tire la condenada puerta de una maldita vez. Tras acabar con un enorme Despertado, el Sylvari se une a la lucha. Asegura que a acabado hace rato pero que es más divertido así. Podría matarle ahora mismo, su humor negro a veces roza mis ganas…. de entre matarle e imitarle. Por fin hace explotar nuestra única barrera contra Palawa Joko.

Cuando el portón cae todos gritamos de alegría, pero tras esperar unos segundos, lo que sale de esa puerta no es nada bueno.

La Plaga de los Escarabajos, Dominio de Kourna, Elona

La Plaga de los Escarabajos de último nivel aparece en cuerpos humanos infectados. No… hemos abierto la puerta que traerá la destrucción de mi raza de Tyria… Las Reinas Primigenias no lo dudan un segundo. Al ver aquello lanzan su ejército de fantasmas contra el portón y usan la magia contra él.

El acceso queda sellado, pero no puede ser así eternamente. Hemos de hacer algo. Hemos de encontrar otra entrada. Braham mira en uno de los lados al ver que abajo del todo hay una extraña formación. Llama mi atención y no duda un segundo como buen Norn, en pasar de mi orden directa de que se esté quieto, y baja precipitadamente hacia lo que ha visto mientras grita que hay un acceso en forma de alcantarillado bajo la ciudad de Gandara. Ordeno al resto que no se mueva de allí mientras le sigo.

Lo encuentro delante de un acceso. Parece que por ese lugar podremos arrastrarnos dentro. Parece un largo pasillo, que nos lleva un rato avanzar hasta que alcanzamos por fin una sala. Me veo en el suelo. Sin duda soy yo, y estoy muerta.

Ante mi propio cadáver, Dominio de Kourna. Elona

Esto es muy extraño. ¿Habrá hecho algo Joko tras mi muerte cuando lo encontré en aquel lugar al morir? Braham me avisa que dentro hay celdas, y dentro de la sala hay más como yo. Esto no puede ser. Deben ser réplicas mías. ¿Por qué me está replicando? Y lo más extraño… ¿cómo lo hace? Accedemos a lo que parece una sala de torturas donde me sigo viendo sobre las extrañas mesas.

Tras investigar la zona, localizo una mesa donde hay un extraño anillo. Al ponérmelo, el extraño hechizo ilusorio desaparece. Sólo veíamos una ilusión, nada más.

Localizando un anillo que provoca ilusiones, Dominio de Kourna, Elona

¿Cómo es posible que Joko tenga este poder? Vale que es nigromante pero… ¿con poderes de hipnotizador también? Uso el anillo para encontrar una salida en este lugar. Avanzamos por los pasillo de nuevo.

Esta vez un avatar de Joko nos saluda. Está claro que sabe que estamos aquí y está claro que nos impedirá localizarlo. Tras varios encontronazos contra sus Despertados, seguimos avanzando más hacia el interior de Gandara.

Ante el avatar de Joko, Gandara, Dominio de Kourna. Elona

Pasamos varias salas, en los que tengo que usar el anillo para evitar trampas, así como para abrir otras puertas para poder acceder.

Nos lleva un rato avanzar porque las trampas cada vez son más complicadas y el poder del anillo lleva unos segundos de recarga. Por fin alcanzamos una extraña sala que parece más grande que todas las demás.

No sé si será la sala principal, pero lo que sí sé es que no tiene salida. Lo que sí tiene es una extraña estructura con cristales en su centro.

Extraña inscripción con forma de puzzle, Gandara, Dominio de Kourna, Elona

Hemos de conseguir formar el dibujo del centro de la estructura, pero tendremos que hacerlo usando el anillo para que no haya ninguna ilusión en él. Tras mover las piezas a su lugar por fin se abre una puerta.

Otra sala enorme, con un tipo que no va a dejarnos pasar. Nos lleva un buen rato usando el anillo, y evitando sus ataques lograr acabar con él para poder pasar al otro lado de una vez. Este juego por parte de Joko no es justo, él no se muestra. he de conseguir convencerle de que de la cara o podremos estar así eternamente.

Evocando a su enorme y gigante ego, logro que de por fin la cara. Es demasiado ególatra para dejar que otros le hagan el trabajo a estas alturas. Por fin le tengo ante mi.

Avanzo a la sala, pero lanza algún tipo de hechizo que me paraliza. Esto no es muy justo. Braham también lo cree, así que tras darme un empujón acaba atrapado en mi lugar y me arenga para que luche contra Joko y acabe definitivamente con él. Es momento de ver de qué es capaz.

Ante Palawa Joko, Fortaleza de Gandara, Dominio de Kourna, Elona

Me lleva un rato mantenerlo controlado. Sus ataques son formidables. Además usa la propia plaga contra mi. Aún así, logro usar el anillo para desbaratar sus intentos de ocultarse y logro debilitarle lo suficiente como para que acabe en el suelo. La lucha a acabado. Su fuerza debilitada hace caer el campo de fuerza y Braham entra para ver al gran Palawa Joko en el suelo.

Pero Joko aún en ese estado se ríe de él. Al acercarnos lo suficiente lanza algún tipo de campo paralizador y nos mantiene a ambos sujetos sin poder movernos.

Mientras habla sobre nuestro inútil intento, comienza a levantarse lentamente. Asegura que él es inmortal, y que es absurdo tratar de acabar con alguien inmortal. Que él está allí para salvar Tyria. Y para hacerlo a lo grande. Salvarla de gente como yo.

Allí parada, solo puedo contemplar y escuchar sus palabras. Asegura que salvará a Tyria igual que salvó a Elona. Y tras estar en el suelo, derrotado: Palawa Joko acaba de nuevo ante mi en pie, con toda su fuerza, asegurando que podría hacer aquello durante toda la eternidad.

Pero que como no tiene tiempo, acabará con nosotros y luego cambiará la historia como ha hecho hasta ahora para que el mundo le vea como el héroe y a nosotros como a los enemigos que vinimos a acabar con su orden establecido. Y mientras nos cuenta sus planes, alzando su báculo para demostrarnos quién ha vencido, un cuerpo volador aparece tras de él y lanza sus enormes patas contra éste lanzándolo al suelo desprevenido.

Aurene acaba de entrar por la ventana de la sala y acaba de engullir medio cuerpo de Palawa Joko y ahora es a ella a quien nadie la detiene zampándose al inmortal como si fuera su primer desayuno.

Aurene contra Palawa Joko, Gandara, Domino de Kourna, Elona

Aurene es aqui la vencedora. Acaba de comerse al Azote de Vabbi. El control de Joko desaparece en cuanto ésta se zampa la mitad de su cuerpo. Braham y yo miramos la escena. El Norn sólo tiene una expresión que lo envuelve todo en ese momento: Alabado sea Joko. Mientras trato de acercarme a Arene ésta lo impide evitando que la estropee su merienda.

Aparece entonces Taimi asegurando que La Plaga de los Escarabajos ha desaparecido y que por eso ha entrado, sabiendo que habíamos tenido que vencer a Joko. Al ver a Aurene comiéndose lo que queda de Joko no puede evitar sentir náuseas. Creo que nunca podremos volver a ver en nuestras mentes a la pequeña y adorable Aurene después de esto.

Trás ella aparece Canach acompañado de Rox que entran en la sala. Canach parece bastante contrariado con el hecho de que la joven dragona pueda comerse a alguien así.  Gorrik entra también con ellos, no ve ni a la dragona, está demasiado entusiasmado con los objetos que hay en esa sala. Algo que sin duda no vamos a dejarle tocar.

Es momento de llevar la noticia a toda Tyria, Palawa Joko ya no será un problema. Ahora queda solo conseguir que Kralkatorrik deje de ser un problema también dado que Balthazar ya no puede controlarlo tampoco. Pero primero habrá que asegurarse que Aurene esté bien, dado que se ha zampado a un ser tremendamente poderoso y repleto de magia.