El Desierto de Cristal

Al sur de las llamadas Montañas Crestinferno, que en tiempos antiguo servía de conexión entre los continentes de Tyria y Elona, se extiende el llamado Desierto de Cristal. Antes de estar repleto de arena, el lugar era una gran extensión de agua, y era conocido como el Mar de Cristal, siendo un lugar predilecto por los dioses.

Al llegar los humanos a Tyria, los Olvidados decidieron retirarse hasta allí buscando la soledad. El Mar era surcado por los Margonitas, que construyeron grandes torres en esta zona con la esperanza de alcanzar a los dioses, motivo por el cual, se produjeron desavenencias entre estos y los Olvidados que sólo deseaban vivir en este mar en paz. Los Margonitas, cansados de no poder realizar en aquella zona sus caprichos, alcanzaron el Templo de los Seis Dioses y allí, desfiguraron la cara de los entonces Cinco Dioses, motivo por el cual Los Olvidados comenzaron su lucha contra ellos, a la vez que los propios Dioses, viendo el conflicto creado, decidieron que era el momento de partir para siempre, lo que provocaría el Éxodo.

Antes de partir, el Dios Abaddon fue expulsado de la tierra, y acabó estrellándose en la costa sur, envenenando la tierra y creando desolación a su alrededor. Fue desterrado entonces al Reino del Tormento, tomó el templo y justo en ese momento las aguas del enorme Mar de Cristal se retiraron, dejando en su lugar el desierto.

Cuenta la leyenda, que cada grano de arena en el desierto era en realidad un pequeño cristal motivo por el cual el lugar fue bautizado con este nombre. Mucho tiempo después toda esta región se fue transformando en una sabana.

Desde ese momento, muchos héroes han tratado de atravesar la región siguiendo los pasos de los Margonitas. El héroe de mayor renombre en esta búsqueda fue Turai Ossa, que tras alcanzar esta zona, la unió a su propio imperio: Elona.

Se construyeron grandes monumentos, edificios y extraordinarias torres esperando atraer así de nuevo a los Dioses, pero ellos nunca regresaron y en la zona sólo había conflictos muchos de ellos producidos por los propios Olvidados.

Hasta aquí llegó la dragona Glint, Campeón del Dragón Anciano Kralkatorrik buscando guarida y huyendo de su señor. Y usando uno de estos cristales, gracias a su poder y magia, se escondió dentro de él y sólo permitía el acceso a su escondite si el héroe que lo intentaba había sido Ascendido.

La única forma de acceder al Desierto de Cristal era mediante un portal a la Niebla que se ubicaba en la Tumba de los Reyes Primigenios, justo al norte del ancho desierto.

Tras doscientos cincuenta años, el acceso al desierto quedó bloqueado, igual que el acceso a Elona. Sólo la Orden de Los Susurros tiene acceso al Desierto de Cristal pero no ha revelado cómo.

Tras los acontecimientos ocurridos con los Dragones Ancianos Zhaitan y Mordremoth, así como la actividad de Primordus y Jormag, gracias a la colaboración del Consorcio así como de El Pacto se han creado naves para alcanzar la zona, por lo que se podrá acceder a la región de esta manera.

Nota: Tanto el Desierto de Cristal como el norte de Elona queda accesible a partir de la Expansión Path Of Fire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s