Ruinas de Orr, el hogar de los Dioses

Viajando al Sur, los viajeros que se crean capaces de ellos, pueden alcanzar las ahora Ruinas de los antiguos tres grandes reinos humanos de Tyria.

Hoy día, Zhaitan, el Antiguo Dragón, es su señor, y tiene su guarida en las ruinas de Arah, siendo custodiada toda la zona por ejércitos de Muertos Vivientes.

Hace siglos, el Reino de Orr era considerado como tierra bendecida por todos los humanos, siendo Arah su capital y donde los Seis Dioses habitaban.

Cuando los Seis Dioses dejaron Orr para cruzar a La Niebla, los humanos quisieron salvaguardar aquellas tierras esperando recibir bendiciones por el esfuerzo por parte de los dioses que ahora ya no vivían allí. Pero al final, la Guerra de Clanes llegó a aquellas tierras y sólo se detuvieron cuando el ejército Charr comenzó a amenazar a los reinos humanos, siendo un peligro mucho mayor aún.

Con La Devastación, los Charr marcharon hacia Orr tardando un año en llegar. La entonces nación orriana, se preparó para la batalla pero los Charr los vencieron proponiéndose alcanzar su capital, Arah. Ante la desesperación por lograr detenerlos, el Visir Khilbron, consejero del Rey Reza, se aventuró en las Catacumbas de Arah donde fueron sellados un montón de pergaminos de antes del Éxodo de los Dioses. Entonces cayó a sus manos un pergamino muy antiguo, y con el pretexto de impedir la invasión, siendo seguidor oculto del Dios Abbadon, desencadenó un Cataclismo de Poder Mágico, que provocó una explosión masiva y una gigantesca nube que duró semanas.

Cuando el humo desapareció, el Reino de Orr ya no existía, quedando hundido bajo las aguas y quedando sólo algunas islas esparcidas. Todo lo que en ella había murió o se transformó en muerto viviente. Estos acabaron siendo el arma del propio Visir transformado ahora en Liche (algunas leyendas dicen que por los propios Dioses), para intentar conquistar Kryta.

Un siglo el Reino de Orr quedó sumergido bajo la Bahía de las Sirenas, que tras aquello pasó a llamarse Mar de los Pesares, y tras ser derrotado el Liche, su ejército vagó por sus tierras. Con el paso del tiempo, alcanzaron la zona los corsarios y comenzaron a habitar las islas.

En 1219 d.E, Zhaitan despertó bajo las Ruinas de Orr sumergidas en el agua. Aquello provocó que la península de Orr volveria a emerger. Su aparición fue tan devastadora, que las flotas de corsarios quedaron hundidas y un gigantesco maremoto alcanzó Kryta, la Costa de Bronce, las Islas Bélicas y el Anillo de Fuego. Desde entonces, Arco de León quedó bajo las aguas, teniendo que volver a ser reconstruido sobre sus ruinas.

Las gigantescas ruinas que hoy día permanecen sobre el agua en todo Orr, forman tres grandes zonas: Estrechos de la Devastación, Ribera Maldita y Salto de Malchor. También una pequeña porción de Pantanos de las Centellas y Cataratas Linarbóreas dejaron de estar sumergidas, dejando hoy día, ruinas de antaño, del que fue el paso a esta zona en tiempos de prosperidad, y que hoy pueden explorarse.

Tras la caída de Mordremoth, y la búsqueda de los Aspectos de Lázaro así como la persecución del Dios Balthazar se descubre una nueva zona en esta enorme península, denominada, Desembarco de la Sirena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s